eldiario.es

Menú

La directora interina de Antifrau mantiene a una eventual que fue candidata de CiU a las europeas

Maite Masià, exmilitante de Convergència, ratifica a Susana Cano en su cargo eventual de "técnica base" tras purgar a cuatro directivos de Antifrau

Cano fue la 48 de la lista de Convergència i Unió a las elecciones europeas de 2014

- PUBLICIDAD -
Maite Masià, Directora interina de l'Oficina Antifrau de Catalunya

Maite Masià, directora interina de l'Oficina Antifrau de Catalunya SANDRA LÁZARO

La directora interina de la Oficina Antifrau de Catalunya (OAC) y exmilitante de Convergència, Maite Masià, ha mantenido en su puesto de trabajo a una empleada eventual de la Oficina, Susana Cano, que fue candidata de la extinta Convergència i Unió (CiU) a las elecciones europeas de 2014. En concreto, Cano estuvo en el puesto 48 de la lista que los convergentes compartieron con el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y Coalición Canaria (CC). Cano fue nombrada por Daniel de Alfonso en abril de 2015 como "técnica base" de la OAC, un empleo con la consideración de eventual, es decir, temporal. Precisamente su condición de eventual fue  uno de los motivos que esgrimió Masià ante el Parlament para explicar la purga sobre cuatro directivos que ha realizado desde que a finales de junio asumió el cargo de directora interina de Antifrau.

Según ha publicado  el Diario Oficial de la Generalitat (DOGC) este lunes, Masià ha ratificado en su cargo a Cano y a otros dos eventuales, la técnica intermedia Mirta Uribe-Echevarria y el técnico base Jordi Ribalta. El  mismo DOGC publica, no obstante, el cese de Teodoro Franch como director de investigaciones de la OAC dada su consideración de personal eventual.

Masià se ha escudado en un artículo del decreto de personal de la Generalitat para ratificar y cesar a los puestos eventuales nombrados por Daniel de Alfonso. El artículo cinco del citado decreto especifica que todo personal eventual será cesado "automáticamente, cuando cese en el cargo la autoridad que lo nombró, salvo que se le ratifique expresamente".

Masià ha utilizado esta última parte del artículo para mantener en el cargo a los tres técnicos, mientras que ha usado la primera para purgar a cuatro directivos, entre ellos a Assumpció Riba, la exjefa de gabinete de Daniel de Alfonso y la encargada de practicar una auditoría interna sobre las conversaciones conspiradoras entre Fernández Díaz y el exjefe de Antifrau, que ha quedado en suspenso por su cese.

Fuentes parlamentarias consultadas apuntan a que Masià, pese a que no ha vulnerado la ley, puede haberse extralimitado en sus atribuciones como directora interina. Asimismo, han indicado que estudian requerirle explicaciones sobre por qué ha cesado a algunos eventuales y a otros, por contra, les ha ratificado en su cargo.

La intervención de Masià ante el Parlament el pasado miércoles ya provocó el enfado de varios diputados. Consideraron que Masià mostró intenciones que distan de la mera gestión del día a día de la OAC que correspondería a una directora interina.

Y es que Masià presentó un plan de trabajo que incluía cambios de calado en el funcionamiento de la Oficina. Por ejemplo, explicó que el resultado de los casos en que trabaja Antifrau se interpondría directamente en un juzgado de instrucción en vez de a la Fiscalía, como venía sucediendo hasta ahora. Asimismo, anunció la creación de comisiones formadas por tres miembros de Antifrau (uno de los cuales siempre será la misma Masià) "para evaluar la verosimilitud de las denuncias" que maneja la Oficina.

En la misma comparecencia, Masià reconoció que fue militante de Convergència hasta el momento en que entró a trabajar en la OAC en 2009. "Siempre fui militante de base, nunca tuve ningún cargo", alegó. También rechazó que hubiera purgado la OAC pese a que haya echado a cuatro altos cargos desde que asumió la dirección de la Oficina a finales de junio. "He apartado a cuatro personas con cargos eventuales para que el nuevo director nombre a la gente de su confianza", defendió. En este sentido, sobre los tres directores del organismo –de Investigación, Análisis y Prevención–, dijo que les cesó porque se le dispararon "las alarmas" cuando comprobó que tenían una relación de "connivencia muy elevada e incondicional" con De Alfonso.

La cercanía de Masià a Convergència ejemplifica  la pérdida de credibilidad de Antifrau, que ya venía tocada antes de que se revelaran las conversaciones entre De Alfonso y Fernández Díaz. Masià ha asumido cargos de responabilidad en Antifrau en dos etapas: de 2009 a 2011 fue la encargada de fundaciones y a partir de 2014 ejerció de directora adjunta. Entre estos años fue directora del Instituto Catalán de Energía (ICAEN) en el Govern de Artur Mas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha