eldiario.es

Menú

Los independentistas se recolocan para el 21D: ERC busca un frente sin PDeCAT y Santi Vila se postula

Los republicanos buscan la complicidad de sectores de izquierdas, de la CUP a Podem, para formar una lista "republicana"

Sectores exconvergentes apoyan las pretensiones de Santi Vila como candidato "de orden" y con un discurso centrado contra el 155

La ANC pide una candidatura civil para el independentismo, con Sànchez y Cuixart como candidatos

44 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Puigdemont, Junqueras, Vila, Cuixart y Sànchez

Puigdemont, Junqueras, Vila, Cuixart y Sànchez

A falta de una semana para que acabe el plazo de presentación de coaliciones, los partidos independentistas ya están inmersos en la preparación de sus candidaturas a las elecciones autonómicas del 21 de diciembre. Tanto ERC como en PDeCAT confirmaron este lunes su participación en los comicios, aunque consideran "ilegítima" la convocatoria de Rajoy.

Ambos partidos están ya centrados en el diseño de sus listas, que ERC se imagina como un frente de izquierdas mientras que, en el espacio de los exconvergentes, el nombre de Santi Vila emerge con fuerza aupado por la cúpula del partido. Estrategias divergentes, por el momento, que  en las próximas semanas podrían constituir el fin efectivo de la unidad en el carril central independentista.   

Desde la ANC y algunos sectores del independentismo se propone una "lista civil" unitaria, en la que se incluyan como candidatos Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, presidentes de las entidades en prisión preventiva acusados de un delito de sedición. Esta fórmula, sin embargo, tiene pocas opciones de materializarse. Ninguno de los dos grandes partidos del independentismo está por la labor de repetir un candidatura similar a la de JxSí.

Aunque la candidatura que ha gobernado en Catalunya los últimos dos años no da muestras de agotamiento en las encuestas, en medio del hundimiento del relato del 'procés' tras la DUI, ambos consideran que deben afinar al máximo el mensaje para volver a movilizar a su electorado.

Para ERC, esto pasa por algún tipo de frente amplio con acento hacia la izquierda, en el que puedan concurrir sectores diversos, de simpatizantes de la CUP a Podem, pasando por desencantados con el PDeCAT. Esta es la fórmula en la que ERC piensa ya, según dejó ver este martes su portavoz, Sergi Sabrià, en declaraciones en Catalunya Ràdio. El partido al que las encuestas sitúan como vencedor más probable comienza a poner en marcha su maquinaria electoral con la pretensión de convertir las autonómicas en oportunidad para "consolidar la república".

Tampoco el PDeCAT parece optar con mucho convencimiento por la reedición de la lista que el 27S encabezó Raül Romeva. Aunque su coordinadora, Marta Pascal, no la descartó "del todo" este martes, en la cúpula del PDeCAT no se ve con malos ojos el discurso del exconseller Santi Vila. El de Figueres ha tenido en los últimos días una frenética presencia mediática, en la que se ha mostrado abiertamente crítico con la estrategia independentista, pese a haber formado parte del Govern hasta la semana pasada.

Vila no es el único contendiente en la carrera a la candidatura de la derecha independentista. Está por ver cómo reaccionan las bases y los jefes municipales, tradicionalmente más independentistas que la cúpula, a la pretensión de dar al partido un giro sobre la búsqueda de un Estado para Catalunya. En el PDeCAT son conscientes de que una división interna en estos términos puede acabar siendo un caladero para sus principales competidores, ERC, que es visto por los votantes como más afianzado en el independentismo.

Y la CUP, ¿participará en el 21D?

Mientras tanto, en la CUP también gana fuerza la idea de concurrir a los comicios del 21D, aunque cualquier decisión sobre esto deberá ser tomada en asamblea. A buena parte de los anticapitalistas les seduce la idea de la lista civil, que en su opinión debería servir para impugnar la propia convocatoria electoral y, por tanto, bloquear la investidura de tener capacidad para ello.

Pero para que esta opción impugnatoria acabe teniendo lugar haría falta que más partidos aceptasen la propuesta, cosa que, por el momento, parece poco probable. Acabe como acabe, si algo tiene claro la CUP es que no quiere concurrir al 21D con una candidatura al uso, pues consideran que daría a la convocatoria un barniz de legitimidad que rechazan.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha