eldiario.es

Menú

Un 49,4% de los catalanes es contrario a la independencia aunque el 1-O ganaría el 'sí', según el CEO

Un 48% de los encuestados por el CIS catalán está a favor de que la Generalitat convoque un referéndum ya sea con o sin acuerdo con el Estado

ERC y En Comú mantienen su disputa por el primer puesto en unas elecciones al Congreso

El CEO prevé que peligre la mayoría independentista en el Parlament aunque contempla que se repita la fórmula de JxSí, a diferencia de los partidos

104 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Diada 2016 a Barcelona. Arc de Trionf

Diada 2016 en Barcelona SANDRA LÁZARO

El Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) ha cargado de razones a los que piensan que el referéndum de autodeterminación que la Generalitat ha anunciado convocar para el 1 de octubre será una mera movilización independentista. El último barómetro del CIS catalán, publicado este viernes, prevé una victoria incontestable del 'sí' a la independencia si se pregunta a los encuestados sobre qué votarán el 1-O, pero a la cuestión de si quieren una Catalunya independiente los contrarios a la secesión se imponen a sus partidarios. En concreto, por un 49,4% frente a un 41,1%.

La encuesta de este viernes es la primera en que el CEO pregunta específicamente sobre la convocatoria del 1-O. Y como todo en la vida, el diablo está en los detalles. En esta encuesta, el diablo está en la pregunta sobre el 1-O y en la interpretación que el CEO hace de las respuestas.

Así, el CEO no pregunta específicamente a los encuestados si irán a votar el 1-O, sino un simple "qué harán". A partir de las respuestas, el CEO prevé que la participación en el referéndum será del 67,5%, y que el 'sí' se impondría por un 62,4% frente al 'no', que conseguiría el 37,6% de los votos.

Sin embargo, a la pregunta sobre si Catalunya debe ser un Estado independiente –que, al contrario que la cuestión sobre el 1-O, lleva más tiempo haciéndose, lo que permite ver una cierta evolución de los resultados–, los partidarios de la independencia pierden por casi 10 puntos respecto a los contrarios a la secesión.

Un 49,4% de los encuestados se declara contrario a que Catalunya sea un Estado independiente, nueve décimas más que en el anterior barómetro de marzo de este año. Por contra, los apoyos la independencia se reducen respecto a marzo, y pasan de un 44,3% a un 41,1%, siguiendo una tendencia a la baja.

Con todo, lo que sí que queda claro tras este CEO –por si había alguna duda– es que el referéndum es el instrumento que desean la mayoría de los catalanes para resolver la relación entre Catalunya y España. Un 48% de los encuestados (2,3 puntos menos que en el anterior barómetro) está a favor de que la Generalitat convoque un referéndum ya sea con o sin acuerdo con el Estado. Un 23,4% solo lo quiere acordado, y un 22,6% no lo quiere en ningún caso. Ambos porcentajes son los mismos que en marzo.

ERC pisa los talones a En Comú en el Congreso

La encuesta de la Generalitat también realiza estimaciones sobre el resultado de unas eventuales elecciones al Parlament y al Congreso en Catalunya. En la Cámara baja, el CEO, al igual que en su barómetro anterior, prevé que En Comú Podem logre 11-12 escaños frente a sus doce actuales, mientras que, según la encuesta, ERC ascendería hasta los 12-13 (los republicanos ahora tienen nueve).

El PDECat menguaría su representación de los ocho diputados actuales a los 6-7 y el PSC igualaría o mejoraría resultados (de sus siete logrados el 26-J a una horquilla de 7-9). El PP igualaría los seis diputados que logró en las últimas elecciones generales o perdería uno, mientras que C's podría perder hasta dos escaños o mantener sus cinco actuales.

Mayoría independentista en peligro en el Parlament

Respecto a la previsión del CEO de cara a unas eventuales elecciones al Parlament, conviene advertir de una salvedad: la encuesta incluye como opción electoral a Junts pel Sí, algo que los partidos de la coalición, en especial ERC, dan por descartado.

La encuesta prevé que JxSí lograría entre 60 y 63 diputados en el Parlament (en las elecciones del 27-S logró 62 diputados, pero ahora el grupo lo forman 61 diputados ya que Germà Gordó abandonó JxSí, que no su acta de diputado, tras su imputación por el 3%).

Estos resultados de JxSí, sumados a la bajada de la CUP –que pasaría de 10 a 6-8 diputados–, dejarían en peligro la mayoría independentista actual del Parlament. La suma de ambos grupos se situaría en una horquilla de entre 66 y 71 representantes. La mayoría absoluta de la Cámara catalana está en 68 diputados.

Respecto al resto de partidos, Ciutadans se mantendría como primer partido de la oposición con 20-22 diputados, es decir, hasta cinco menos que ahora. El PSC confirma su buena salud en las encuestas y lograría de uno a tres diputados más que los 16 que tiene a día de hoy.

Catalunya Sí Que es Pot, coalición en la que el CEO incluye a Barcelona en Comú (que no participó en las últimas elecciones al Parlament), mejoraría resultados y pasaría de 15 a 17 escaños frente a sus 11 actuales. El PP, por su lado, mantendría sus 11 representantes y podría lograr hasta dos más.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha