eldiario.es

Menú

El programa electoral de Cospedal: eliminar tasas de festejos taurinos y potenciar la caza

No se especifica presupuesto para políticas de empleo, educación o servicios sociales, ni se menciona la Ley regional de Dependencia, cuya aplicación ha sido anulada por los tribunales.

Incluye la aprobación de dos leyes para "compatibilizar" medio ambiente y actividad económica.

El PP continuará con la política de control “para asegurar que se prioriza en el gasto público y se eliminan los gastos superfluos”.

- PUBLICIDAD -
Portada del programa electoral del PP de Castilla-La Mancha

Portada del programa electoral del PP de Castilla-La Mancha

Ciudadanos y medios de comunicación hemos tenido que esperar hasta el último día de campaña electoral para poder consultar con detenimiento el programa electoral del PP de Castilla-La Mancha. Y en este documento, aparte de las propuestas que la presidenta, María Dolores de Cospedal, ha ido desgranando en sus mítines, hay también otras de gran calado que reflejan sobre todo la continuidad con la gestión de esta última legislatura en temas relacionados con el medio ambiente, los servicios sociales o la agricultura.

La apuesta por la actividad cinegética es, por ejemplo, un tema irrenunciable para el PP. Tras la polémica Ley de Caza aprobada hace apenas dos meses, dentro de las 360 medidas que componen su programa electoral, aparece incluida, en el último punto de la sección de Agricultura, la potenciación de la caza como “fuente de riqueza, turismo y empleo para Castilla-La Mancha”. No especifica más, pero recoge con ello las peticiones que ha venido exigiendo el ‘lobby’ de cazadores de la región, y que se materializaron en su reciente manifestación en Toledo.

También queda patente el concepto que tiene el PP, ya avanzado por Cospedal, de los espacios naturales. El programa incluye la aprobación de una nueva Ley del Patrimonio Natural de Castilla-La Mancha: sustituiría a la “restrictiva” Ley de Conservación de la Naturaleza de 1999 y buscaría “compatibilizar la actividad económica sostenible con la conservación de la naturaleza”. En esta misma línea se anuncia la aprobación de una nueva Ley de Impacto Ambiental de Castilla-La Mancha, donde también confluyan “medio ambiente y actividad económica”.

En otro orden de cosas, resulta igualmente destacable que en la misma introducción del programa, el PP resalte en negrita su defensa de la educación de calidad. No se refiere a los recortes que han denunciado todos los sindicatos de enseñanza, sino a la “libertad de los padres a elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos”, para añadir después que con ello se garantiza “una educación pública, universal y gratuita”. Tampoco establece más adelante ningún presupuesto específico para medidas relacionadas con la educación pública.

Ningún presupuesto concretado para las políticas activas de empleo

También en la introducción, en el documento se deja claro el “gran papel” que representa la familia y que el partido seguirá “por el camino de las reformas y racionalización de la Administración”. Asegura así que la prioridad será la creación de empleo, e incluye el anuncio de 100.000 empleos de Cospedal, mediante el apoyo a la iniciativa privada, empresarios, autónomos y emprendedores. Sin embargo, no se concreta en ningún punto el presupuesto que se dedicará a fomentar todas las políticas de empleo incluidas.

En la parte cultural, el programa del PP incluye algunas cuestiones como un Plan para el fomento de la actividad cultural de base, y resume los “grandes eventos culturales de la región” en la Semana de Música Religiosa de Cuenca y el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, así como efemérides y eventos culturales como la celebración del Quijote. Promete la continuación, con nuevas ediciones, del Congreso Internacional de Tauromaquia, consolidando Albacete como “capital mundial del toro”. Precisamente sobre este tema, más adelante, en la sección de Administraciones Públicas, se incorpora la eliminación de tasas en los Festejos Populares Taurinos.

Resulta significativo que el bloque de asuntos sociales comience con la Ley de Discapacidad cuando el resto de partidos políticos y entidades sociales hablan de una situación de “emergencia social” en la región e incluso de un “rescate ciudadano” necesario en Castilla-La Mancha. Concretamente, determina el 1% de la riqueza regional, en el tiempo pactado, para las políticas en favor de las personas con discapacidad, sus familias y las asociaciones que las atienden.

Con una tasa de riesgo de pobreza en la región de  36,7%, según las ONG, el programa del PP promete una Estrategia Regional de Lucha contra la Pobreza y por la Inclusión Social, que incluye la creación de equipos técnicos para la detección de necesidades y una respuesta inmediata, con especial atención a los jóvenes y a los casos crónicos. Anuncia algunos planes para la inclusión social o la calidad de los servicios, pero no hay más menciones a la pobreza ni a las tasas de exclusión social, como tampoco hay compromiso alguno concreto de presupuesto destinado a la cooperación al desarrollo, al 0,7 o a las ayudas de solidaridad internacional.

Dependencia, política hídrica y gasto público

En cuanto a políticas de dependencia, establece una serie de medidas como el “Cheque de Ayuda a Domicilio” para personas que no tengan reconocida la dependencia y el aumento del número de plazas residenciales, entre otras. Ninguna referencia, sin embargo, a la Ley regional de Dependencia, cuya aplicación fue anulada por los tribunales en el último tramo de la legislatura.

La política hídrica, una de las cuestiones que durante años ha suscitado numerosos debates y enfrentamientos políticos en la región, se incluye en el apartado destinado a Agricultura. El PP promete nuevos proyectos de regadío y mejora de los existentes, así como la regularización de pozos. Anuncia nuevos proyectos que permitirán la transformación en regadío de 2.000 hectáreas de olivar en Mora y de 6.170 hectáreas de olivar en el Campo de Montiel; y la segunda fase de sustitución de bombeos en la Mancha Oriental y en las de elevación del agua desde el Arroyo de Las Parras para garantizar el agua y mejora y ampliación de los regadíos del Alberche. La otra única referencia al agua se encuentra bajo el epígrafe de Fomento: el impulso al segundo ciclo de planificación hidrológica.

Finalmente, el PP asegura en su programa que continuará con la política de control de gastos y con el compromiso de estabilidad presupuestaria “para asegurar que se prioriza en el gasto público y se eliminan los gastos superfluos”, incorporando las medidas ya anuncias por Cospedal como la rebaja del 25% del céntimo sanitario, o cambios en las desgravaciones fiscales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha