eldiario.es

Menú

Dignidad

"En una ciudad de provincias pequeña, como es Toledo, las luchas cotidianas a menudo tienen cara de conocidos, de amigos, de hermanos. Los problemas que duelen, duelen un poco más. Por eso tiene sentido marchar de nuevo, por eso cada día de esta semana tenemos un hueco para poder hacerlo".

- PUBLICIDAD -
Manifestación en defensa del vino / Foto: Javier Robla

Manifestación en julio de 2014 de agricultores / Foto: Javier Robla

La misma semana que hemos sabido que las ayudas públicas comprometidas para salvar a la banca han superado los 370.000 millones de euros, en muchas ciudades españolas se están llevando a cabo 'Jornadas de Lucha de la Dignidad' (sólo una referencia para entender mejor esta cifra: el presupuesto educativo del Gobierno central en 2014 es de 2.150 millones). Una semana para recordar que seguimos al pie del cañón, y que no vamos a desatender otros frentes igual de importantes que el electoral.

Con nombre de mujer, se define Dignidad como la "cualidad del que se hace valer como persona, se comporta con responsabilidad, seriedad y con respeto hacia sí mismo y hacia los demás y no deja que lo humillen ni degraden". Así, que con Dignidad, y con el lema "Pan, trabajo, techo y dignidad", asistimos a lo largo de estos días a varias citas imprescindibles.

La Asamblea Marchas de la Dignidad de Toledo, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, la Asociación de Mujeres María de Padilla, la Plataforma en Defensa del Tajo, Ecologistas en Acción, la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, la Asamblea en Defensa de Educación Pública y la Asamblea de Toledo en Defensa de la Sanidad Pública nos proponen un recorrido, nos invitan a acompañarlos. Asambleas en la calle, manifestaciones, grupos de trabajo, charlas informativas e incluso, 6 compañeros y compañeras que nos dan ejemplo poniéndose en huelga de hambre durante toda la semana, conforman el itinerario de lucha (otro más) con el que queremos alcanzar lo más básico, lo más elemental, lo más necesario: Pan, Techo, Trabajo y, sobretodo, la Dignidad de ser ciudadanos que nos están arrancando día a día, recorte a recorte, imputado tras imputado.

Las redes sociales tienen su espejo en la calle. Vernos las caras, caminar juntos, hablar, luchar. Para seguir. En una ciudad de provincias pequeña, como es Toledo, las luchas cotidianas a menudo tienen cara de conocidos, de amigos, de hermanos. Los problemas que duelen, duelen un poco más. Por eso tiene sentido marchar de nuevo, por eso cada día de esta semana tenemos un hueco para poder hacerlo.

Marchar es lo contrario que vivir encogidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha