eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Flamenco y kathakali juntos en la India para denunciar el maltrato a la mujer

- PUBLICIDAD -
Flamenco y kathakali juntos en la India para denunciar el maltrato a la mujer

Flamenco y kathakali juntos en la India para denunciar el maltrato a la mujer

Dos corrientes musicales tan lejanas como el flamenco y el kathakali del sur de la India se mezclaron hoy en Delhi para sensibilizar mediante el arte sobre el problema del maltrato a la mujer con la obra "La muerte de Dussasana", en una fusión de estilos dirigida por el español César Lorente.

Después de seis actuaciones previas en distintas zonas de la India desde su estreno en 2012 en el gigante asiático, la puesta en escena sobre el escenario de la sede del sureño estado de Kerala en la capital India ha supuesto para el director la culminación de un proyecto que nació en 2008.

"Cuando vi esta obra por primera vez pensé: "Saco a la mujer del kathakali y meto a una bailaora flamenca", explicó a Efe Lorente respecto de cómo nació la idea, que ha contado con el respaldo del Instituto Cervantes de Nueva Delhi.

La fusión de ambos estilos; el flamenco con la guitarra, el bajo y el arte y el sentimiento de quien lo baila; el centenario kathakali con una peculiar percusión y la pintoresca y extravagante puesta en escena de sus actores -amén del maquillaje que usan- generan una representación teatral india al compás de las palmas y el taconeo.

La fusión de ambos estilos, el flamenco con la guitarra, el bajo y el arte y el sentimiento de quien lo baila, y el centenario kathakali con una peculiar percusión y la pintoresca y extravagante puesta en escena de sus actores, amén del maquillaje que usan, genera una representación teatral india al compás de las palmas y el taconeo.

Todo un abanico de sensaciones desplegadas sobre las tablas para contar una de las historia de "El Mahabharata", libro sagrado hinduista representado desde hace más de 500 años en este tipo de funciones, donde se cuenta la historia de una mujer maltratada, Draupadi, y una lucha familiar entre hermanos por ella.

Lorente lo explica como "una pequeña opereta" que mezcla la historia con el cante, los actores y los músicos, con la premisa de que las formas artísticas "no se manchen".

Por eso sobre el escenario se pueden ver actores y músicos, flamencos e indios, mientras se sigue el desarrollo de la historia en el contexto crítico que expone su director para reivindicar "la dignidad de la mujer".

Esa mujer, Draupadi, encarnada por la bailaora de origen suizo Bettina Carrasco, es la que a golpe a tacón y palmas, al ritmo que a veces marcan las castañuelas y otras veces el bastón, lleva el ritmo del guión con aire flamenco.

"Draupadi es una mujer fuerte, entonces en ese sentido va 'súperbien' porque en el flamenco hay mucha fuerza y también mucha feminidad", explicó a Efe Carrasco.

La bailaora trabaja desde hace años con el director en la fusión de ambas disciplinas artísticas y reconoce que cuando se sube al escenario baila "para las mujeres" que representa en esta obra, que tendrá su culmen en unos días en los jardines del mundialmente conocido Taj Mahal.

Sobre el escenario, además de Carrasco y la compañía india de kathakali, con sus particulares percusionistas, el bajo y la guitarra también están acompañados, en esta ocasión, por la voz de cantante india Suneeta Rao, que se ha unido al grupo para estas dos actuaciones profundamente conmovida con la obra y con el sentido de la misma.

"Cuando vi a Bettina representando en Bombay (oeste) fue uno de los momentos más influyentes de mi vida", reconoció a Efe la artista.

La sede del estado de Kerala en la capital ha sido el aperitivo de lo que vendrá en unos días en Agra, con un escenario de ensueño y las aspiraciones del director en lo más alto, aunque "cansado" por los reveses sufridos, como los sufre el personaje femenino en el espectáculo, pero también como ella, con la fuerza para seguir intentándolo.

"Me siento realizado pero cansado", confesó Lorente visiblemente emocionado, al subrayar las dificultades para encontrar respaldo económico y reconocimiento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha