eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La soprano Julia Lezhneva rinde homenaje a Haendel en el Auditorio Nacional

- PUBLICIDAD -
La soprano Julia Lezhneva rinde homenaje a Haendel en el Auditorio Nacional

La soprano Julia Lezhneva rinde homenaje a Haendel en el Auditorio Nacional

La música barroca de Haendel, "fuente de inspiración" para la soprano rusa Julia Lezhneva, protagonizará el concierto que la artista ofrecerá el sábado en el Auditorio Nacional, dentro de un programa que se completa con piezas de los italianos Arcangelo Corelli, Nicola Porpora y Antonio Vivaldi.

Lezhneva, una de las cantantes de ópera más talentosas de su generación, ha declarado a Efe que el repertorio del concierto, enmarcado en el Ciclo Sinfónico de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), es un homenaje a Haendel, el compositor al que más admira por su "constante búsqueda de lo extraordinario" y al que dedicó su último trabajo discográfico, "Haendel" (2015).

En ese álbum hace un repaso por la etapa del compositor -una de las figuras cumbre de la historia de la música barroca- en su etapa italiana, un tiempo en el que "conoció a otros grandes músicos", según Lezhneva (Isla de Sajalín, Rusia, 1989).

"Creo que este viaje a Italia de Haendel afectó en gran medida a su música y, para mí, ese periodo de su vida tiene que ver con el misterio y la creación de algo fresco, puro, especial e, incluso, mágico que cautivó mi imaginación", dice la soprano.

El programa del concierto incluye piezas de ese disco y composiciones de Arcangelo Corelli y Nicola Porpora, que también tienen relación con el alemán.

Acompañada por el laúd de Luca Planda, la soprano regresa a España con entusiasmo porque es un país que "adora" y en el que, además, desarrolló dos de sus proyectos más importantes.

De ella se ha dicho que posee una "voz angelical", una "técnica impecable" y un "tono puro", pero Lezhneva habla con humildad sobre su talento y su exitosa carrera musical que la ha llevado a subirse a los escenarios más importantes del mundo con prestigiosos directores como Marc Minkowski o Giovanni Antonini.

"Siento constantemente la necesidad de seguir educándome, de seguir creciendo y no puedo imaginar parar de hacerlo. Por ejemplo, para mí dejar de viajar, dejar de aprender, dejar de trabajar con mis músicos favoritos o dejar de conocer nuevos músicos sería fatal y no quiero que ese proceso termine nunca", dice.

Su voz también es algo que considera que puede mejorar porque "continúa desarrollándose, se está estabilizando y es más resistente", aunque espera haberla mantenido "tan fresca" como cuando empezó.

Algo que tampoco quiere que acabe nunca es su "entusiasmo con la vida y con el proceso de creación de música" porque, en su profesión, asegura que hay que tener "mucha energía y verdadera pasión" por lo que se hace.

"Para mí, hay tres cosas esenciales que se pueden combinar de diferentes formas: el amor, la vida y la música", concluye la soprano.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha