eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Señora Merkel, retire mi música de su campaña

Los democristianos alemanes usaron sin permiso un tema de Die Toten Hosen como banda sonora en su fiesta electoral. El grupo quedó menos satisfecho que Lluís Llach después de la asamblea de Podemos. No son los únicos.

- PUBLICIDAD -
Merkel da la nota

Lo ha contado el propio cantante en el semanario Der Spiegel: Angela Merkel ha pedido disculpas al grupo alemán  Die Toten Hosen por utilizar su música como himno en la fiesta electoral de hace un año cuando la CDU rozó la mayoría absoluta. La banda de punk recibió la llamada de la jefa del Gobierno alemán, que lamentaba haberse apropiado de la canción.

El tema Tage wie diese (días como estos) fue cantado a coro por la cúpula del partido durante la celebración de la victoria en la sede de la Unión Cristianodemócrata. El jefe del grupo parlamentario, Volker Kauder, aupado por el jolgorio trató de interpretarlo sobre el escenario, lo cual originó todo tipo de bromas en días posteriores de los propios seguidores y rivales políticos.

Merkel se disculpó y ahí quedó la cosa. En otras ocasiones, sin embargo, utilizar un tema musical sin permiso para amenizar una campaña política ha generado conflictos con los artistas, que han llegado a denunciar a esos partidos.

Las campañas republicanas de Estados Unidos

En Estados Unidos es un problema recurrente, más concretamente los líderes republicanos, que han provocado la irritación de artistas que no se han identificado con las políticas del partido conservador. El caso más sonado es el mosqueo que aireó Bruce Springsteen contra la campaña de Ronald Reagan en la que se utilizó su Born in the USA. Además de prohibir a la campaña utilizar sus acordes, el cantante de New Jersey señaló que no habían entendido nada de nada. Y no le faltaba razón porque, pese a lo jugoso del título, lejos de enfundarse la bandera de las barras y las estrellas, su canción es una crítica a Estados Unidos y fue una torpeza mayúscula el utilizarla para todo lo contrario.

En palabras de The Boss, “la letra trata de un hombre de clase trabajadora que se encuentra en medio de una crisis espiritual, está perdido... Nada lo ata a la sociedad ya. Está aislado del Gobierno, aislado de su familia, hasta el punto en el que nada tiene sentido para él”. Además, el Boss es demócrata hasta la rabadilla y no ha tenido ningún problema en cantar para Barack Obama.

 

Años más tarde, en agosto de 2008, el veterano John McCain utilizó Running On Empty de  Jackson Browne para los comicios contra Barack Obama. De nuevo lo hizo sin autorización y fue denunciado por el artista. El caso se resolvió fuera de los tribunales previo pago de una suma, nunca revelada, al año siguiente. El caso de Browne es sólo una parte del largo historial del excandidato. A este episodio se ha de añadir las denuncias de varios artistas a los que también se le debió olvidar pedir permiso: Van Halen, Foo Figthers e incluso ABBA. No estuvo solo. En el mismo año, Nancy Williams invitó a Sarah Palin a dejar de utilizar su Barracuda y Tom Petty forzó a Michele Bachmann a no volver a poner en el tocadiscos del partido el tema American Girl.

El siguiente candidato que se enfrentó a Obama fue Mitt Romney. Y de nuevo se utilizó sin permiso el mítico The Eye of the Tiger del grupo Survivor. A la banda le faltó tiempo para pedir, a través de una carta, por enésima vez en la historia del partido, que dejase de reproducir su música.

Los partidos españoles no se salvan

En España también se han producido algunos casos bastante curiosos, aunque rara vez han acabado en litigio. No se puede dejar de incluir el tema de Alianza Popular que utilizó la base del The Final Countdown del grupo Europe, para las elecciones europeas de 1987. El grupo llegó a España años después y cuando se les preguntó por el tema dijeron que básicamente era la primera noticia que tenía sobre la versión.

Sí que es famoso  el monumental cabreo que se cogió Manu Chao al enterarse de que el Partido Popular utilizó Caí en la trampa en 2008 para su campaña contra Zapatero. Ocurrió entonces que el artista animó a la gente a votar a cualquier otro partido que no fuese el del entonces candidato Mariano Rajoy y declaró: “Fue para mí una muy desagradable sorpresa descubrir hace un par de días que el Partido Popular utilizó de manera totalmente ilegal y sin ningún permiso previo la canción La trampa [...] con el agravante de utilizarlo para un vídeo partidista, electoralista y denigrante para terceros”.

En 2004 Esperanza Aguirre consideró que había una letra que le venía al pelo. Quizá demasiado obvio, el tema Color Esperanza, compuesto por el argentino Coti e interpretado por Diego Torres, fue empleado como banda sonora para las elecciones autonómicas madrileñas. No sorprenderá a nadie que Coti tampoco estuviera de acuerdo en que se utilizase su tema. De hecho, el cantautor argentino quizá ni sepa que el PP utilizó otra base suya de la canción Nada de esto fue un error a la que le añadió una peculiar letra “Zapatero fue un error”. A esta se le suma la del popular por Tarragona, Alejandro Fernández, que se metió en problemas por su versión de la canción de Lady Gaga, con unos versos rapeados incluidos que no tienen desperdicio.

El grupo socialista también se vio inmerso en un lío cuando Rubalcaba utilizó el lema "sin ti no soy nada", sacado de la canción homónima de Amaral, quienes de igual manera mostraron su enfado al no ser avisados previamente.

Muy distinto es el caso de Podemos, que cerraron su asamblea con L'Estaca de Lluís Llach. El himno de origen antifranquista fue elegido por Monedero para "hacer un gesto a la continuidad las luchas". Fue utilizada de forma no oficial y aseguran que están buscando un himno para el partido pero el artista está encantado. El autor catalán ha hecho un guiño a la nueva formación diciendo que entre Podemos y su independentismo hay una relación porque ambas son "respuestas a un estado caótico de la perversión de la democracia".

Sarkozy cazado

El expresidente francés se vio obligado a indemnizar al grupo MGMT por utilizar su famoso Kids en campaña. Tuvo que pagar nada menos que 30.000 euros después de que la banda considerase un insulto el único y simbólico euro que el partido le ofrecía en contraprestación.

François Hollande sí obtuvo permiso para utilizar para su campaña Niggas In Paris (negratas en París) de los raperos Kanye West y Jay-Z, con su vocabulario explícito y su tono de macarreo, que le generó una importante popularidad entre los suburbios de inmigrantes del país galo.

 

Otros caso famoso fue el de Nicolás Maduro, denunciado ante la justicia venezolana por el autor brasileño Roberto Carlos. Este exigió una indemnización por la utilización de su tema Detalles en la campaña del presidente venezolano. Ya se había utilizado antes la canción Amigo en un vídeo para recordar a Hugo Chávez. La oposición del país sudamericano tampoco se libró: Manuel Rosales fue obligado a retirar el Atrévete-te que abanderaba su candidatura por el grupo Calle 13, cuando el partido se encontraba en pleno auge, gracias precisamente al tema.

El caso más exótico se ha producido recientemente en Nueva Zelanda. Hasta ahí llegó la denuncia de Eminem, que obligó a retirar al anuncio en el que el conservador Partido Nacional había utilizado la base del tema de cabecera de la película 8 Millas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha