eldiario.es

Menú

ENTREVISTA | Francesc Miralles

"Ciudadanos es el partido ideal para una sociedad que se vende al mejor postor"

Francesc Miralles, politólogo, es coautor de un libro que repasa la trayectoria y las razones tras el auge del partido liderado por Albert Rivera

- PUBLICIDAD -
Francesc Miralles, en Valencia.

Francesc Miralles, en Valencia.

Francesc Miralles (Xàbia, Alicante, 1988) es politólogo y abogado. Escribe en varios medios, incluido éste, y acaba de publicar en colaboración con Josep Campadabal un libro crítico, muy crítico, con el partido de moda: "De Ciutadans a Ciudadanos. La otra cara del neoliberalismo".

¿Quién es Albert Rivera?

El líder de un partido en venta para un país en venta. El yerno ideal, el comercial guapo de una inmobiliaria que te dice con su reluciente traje que la vivienda nunca baja y luego te la pega. Ideal para una sociedad que se vende al mejor postor, de gente que aspira a vivir bien, tener un chalé y si es posible pegar un pelotazo, como con el PSOE de Felipe González o el PP de José María Aznar. Rivera se arrastra durante años sin pena ni gloria por tertulias de ultraderecha y de la mano de Eduardo Zaplana o José Bono se introduce en sociedad. Luego, por aquello del Podemos de derecha, da un salto cualitativo y, ayudado por el establishment, aquí estamos.

Rivera es bien tratado por los medios. ¿Por qué?

Cubre muy bien un nicho de mercado. De momento, no tiene casos de corrupción y tiene un programa alineado con el principal problemas de la patronal: la caída de su tasa de beneficios. Con el PP y el PSOE muy tocados, los grandes patronos necesitan una nave nodriza, un nuevo actor que hable su lenguaje, que si tiene que vender preferentes, acciones de Terra o viviendas sobrevaloradas lo haga sin problemas. Nuestra hipótesis es que cuando que haya que votar Ciudadanos se quitará la careta con toques progresistas para mostrar su sumisión al neoliberalismo.

"Ciudadanos vende la moto regeneracionista", dice usted.

Venden regeneracionismo light pero no atacan la centralidad del problema, que está en las adjudicaciones del estado, las puertas giratorias y, sobre todo, la estructura económica. Todo el mundo sabe que unas cuantas empresas -constructoras, eléctricas....- tienen incentivos claros para sobornar, como han hecho, a CiU, PNV, PP o PSOE. Ciudadanos pasa de puntillas ahí.

¿Por qué crece tanto Ciudadanos tras años de travesía por el desierto?

Entre diciembre de 2014 y enero de 2015 algunas encuestas dan cerca de un 30% de apoyo a Podemos, aunque cerca de la mitad de esos potenciales votantes no está de acuerdo con su programa electoral. Entonces, se propaga el mensaje de que el partido de Iglesias te expropiará el chalé y te quitará la pensión. Y ese mensaje, en un país de propietarios y muy envejecido, cala. Ahí aparece alguien que es guapo y comparte cosas buenas con Podemos, como el toque regenerador, y todos los que creen que tienen algo que conservar y se creen modernos, que votaban al PP o al PSOE, la gente cuyo voto está en venta, en positivo y negativo, opta por Ciudadanos. Como dijo Iglesias, "Albert es de que lo haga falta". Y así es, un producto magistral. Un partido de lo que haga falta para un país de lo que haga falta.

Ciudadanos: ¿Todo cambia para que todo siga igual?

Totalmente. Limar elementos para que el modelo español pata negra -construcción, turismo y farlopa- siga funcionando a tope, cosa que PP y PSOE ya no pueden garantizar por su desgaste. Ciudadanos quiere optimizar el actual modelo, algo impecable desde la óptica de la patronal y como proyecto de clase.

¿Qué es Ciudadanos en la Comunitat Valenciana?

Por una parte está intentando romper con la nefasta etapa anterior del PP pero hay dos sectores, el de gente como Carolina Punset o Alexís Marí [diputados en las Corts Valencianes] y el dominado por gente que viene del sector zaplanista del PP. Creo que el sector regeneracionista será laminado por el proveniente del PP. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha