eldiario.es

Menú

Ximo Puig al PP: "Las elecciones no son una amnistía para la corrupción"

El presidente de la Generalitat presume de la "solidez" del Consell frente a las críticas del PP

El lider del PSPV redoblará la exigencia de mejor financiación e inversiones al nuevo gobierno, sea del color que sea

Bonig insta al president a "soltar el lastre" de los radicales de Compromís y le sugiere varios nombres de su partido para formar un gobierno monocolor

- PUBLICIDAD -
Puig advierte al PP de que su resultado el 26J no es "una amnistía para la corrupción"

Ximo Puig en la tribuna de oradores de las Corts Valencianes.

El gobierno valenciano es "sólido", tiene un proyecto y, sea quién sea el próximo presidente de España, una hoja de ruta con reivindicaciones a presentar en Madrid: mejor financiación autonómica, más inversiones (con especial mención al corredor mediterráneo), potenciar el transporte metropolitano y rescatar la gestión de los trenes de cercanías.

Así se ha explicado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, durante un debate en las Corts Valencianes con la líder del PP. Isabel Bonig, tras el  relativo éxito de su partido en las elecciones generales ha preguntado a Puig su valoración de los comicios. 

El presidente ha felicitado a Bonig para, a continuación, lanzar varias advertencias: El 26 de junio se elegía el parlamento español, no al valenciano. Es decir,  sería un error extrapolar los números de unas generales a unas autonómicas.

Además, los resultados electorales no eximen de responsabilidades penales. Dicho de otra forma: los votos "no son una amnistía para la corrupción" y "no legitiman comportamientos tan puramente antidemocráticos como el del ministro del Interior" en funciones, Jorge Fernández Díaz, acusado de conspirar para desprestigiar a adversarios polílticos.

Bonig y Puig; Iglesias y Sánchez

La presidenta del PP valenciano volvió a cargar en el parlamento contra los "radicales" de Compromís y Podemos, culpables, en su opinión, de la deriva de un Consell "que impone el valenciano, no respeta la libertad educativa, va contra el libre mercado o ha generado el caos con los horarios comerciales".

Bonig, como ha hecho en otras ocasiones, ha invitado a soltar lastre a Puig destituyendo a consellers de Compromís -singularmente al de educación, Vicent Marzà, blanco preferente de la derecha- y nombrando para esos cargos a algunos notables del PSOE.

La portavoz del PP incluso sugirió nombres: Manuel Mata, portavoz parlamentario, que es "un hombre culto, moderado y centrado", los diputados Ignacio Subías o Ana Barceló o una exministra de Cultura, Carmen Alborch. El parlamento recibió con hilaridad la propuesta de Bonig.

Puig, en su réplica, tirando de ironía, acusó a Bonig de emular a Pablo Iglesias, refiriéndose en el momento en el que el líder de Podemos diseñó un potencial gobierno entre su formación y el PSOE repartiendo carteras ministeriales sin consultarlo con el que iba a ser el presidente de un gobierno que, por supuesta, nunca se formó.

Hoy por hoy la sintonía entre PSPV y Compromís, pese al intento de Bonig de crear una brecha entre los partidos que forman el Consell, parece total.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha