eldiario.es

Menú

El número de terrazas aumenta un 20% en Valencia en un año y ya hay 4.000

La Policía Local ha puesto 518 denuncias este ejercicio, la mayoría por no tener licencia o por excederse en el horario autorizado.

El Ayuntamiento no concederá nuevos permisos en las calles de l'Eixample y en San Vicente, donde acaban de ampliarse las aceras.

- PUBLICIDAD -
Varias terrazas ubicadas en la plaza Mariano Benlliure.

Varias terrazas ubicadas en la plaza Mariano Benlliure.

Terrazas inmensas que se extienden por aceras, calles peatonales y plazas dejando un mínimo espacio para los viandantes, que en algunos casos se agolpan y hacen colas para poder pasar entre las fachadas de los establecimientos y las murallas de mesas y sillas.

Esta situación se ha desbordado en Valencia hasta el punto de que se ha duplicado el número de autorizaciones en la ciudad en los últimos cuatro años.

Así, se ha pasado de las 1.794 instalaciones que había en 2011, año en que entró en vigor la prohibición de fumar en el interior de las localidades hosteleras, a las alrededor de 4.000 que reveló el propio alcalde Joan Ribó hace escasos días, una cifra que supone un incremento del 20% con respecto al año pasado.

Esta situación ha provocado numerosas quejas por parte de los vecinos por las dificultades de movilidad que suponen las terrazas para el paso de los peatones y de personas con movilidad reducida, algo que sucede especialmente en calles céntricas como Ribera y adyacentes, o en la plaza de Mariano Benlliure, por poner algunos ejemplos, además de en las principales zonas de ocio de la ciudad como El Carmen, Ruzafa, Cánovas o Xúquer.

En julio del año pasado entró vigor la nueva ordenanza de Ocupación del Dominio Público, que pese a endurecer las condiciones para lograr obtener licencias y para controlar las superficies de las terrazas, no ha logrado frenar su expansión por toda la ciudad.

Entre las novedades, la normativa obliga a dejar 1,5 metros de espacio para los peatones (30 centímetros más que anteriormente) y 1,30 metros en Ciutat Vella. Además, obliga a los propietarios de los negocios a delimitar con pintura verde el espacio auorizado para mesas.

Sin embargo, esta última medida está paralizada ante la falta de personal municipal, puesto que son los técnicos del Consistorio junto a la Policía Local los que deben comprobar que las medidas son correctas. Actualmente hay tan solo alrededor de 400 terrazas delimitadas.

Ante esta situación, el nuevo equipo de Gobierno municipal (PSPV, Compromís y València en Comú) ha habilitado una partida presupuestaria para contratar personal y dar un impulso a este servicio, que supone un mejor control  ya que evita que los hosteleros invadan más vía pública de la que les corresponde.

Además, el Ayuntamiento ha anunciado que no concederá nuevas licencias para instalar mesas y sillas en las calles de l'Eixample recientemente remodeladas con aceras más amplias. Tampoco en el tramo de la calle San Vicente que se está reurbanizando.

Al mismo tiempo, desde la Concejalía de Espacio Público están negociando con la Federación de Hostelería una nueva normativa para las terrazas aplicable en toda la ciudad.

Más multas que en todo 2014

Ante la multitud de quejas vecinales, la Policía Local ha incrementado este año el control sobre las terrazas. En este sentido, según han informado fuentes de este cuerpo, en lo que va de año han puesto un total de 518 denuncias, superando ya las 485 de todo el año pasado.

La mayoría se sanciones son por tener la terraza montada pese a no disponer de la licencia y por excederse en el horario autorizado. Las multas pueden llegar a los 1.500 euros y la retirada de las mesas y las sillas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha