eldiario.es

Menú

Minuto de silencio a las 12,19h por RTVV

Trabajadores y miembros de la sociedad civil recuerdan el ente autonómico cuando en el minuto exacto en el que se produjo el apagón

- PUBLICIDAD -
Imagen de la concentración que se ha hecho al lado del Palau de Generalitat

Imagen de la concentración que se ha hecho al lado del Palau de Generalitat

Extrabajadores de Radiotelevisión Valenciana ha reivindicado una "televisión pública veraz, vertebradora, en valenciano y sin corruptos" al cumplirse hoy un año del cierre del canal autonómico decretado por el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra.

Varios centenares de antiguos trabajadores y ciudadanos se han concentrado en la plaza de Manises, delante del Palau de la Generalitat, y han guardado un minuto de silencio a las 12.19 horas, cuando se produjo el fundido a negro en Canal 9, la televisión autonómica valenciana.

La protesta ha sido apoyada por unas 75 entidades ciudadanas, y ha contado con la presencia de sus principales dirigentes como Ximo Puig (PSPV), Ignacio Blanco (EU) y Enric Morera (Compromís), así como representaciones de UGT, CCOO, Intersindical Valenciana, La Unió, Escola Valenciana, Acció Cultural y la Federación de Sociedades Musicales, entre otras muchas.

En el manifiesto, leído por los actores Diego Braguinsky y Juanjo Prats, que también trabajaron en RTVV, se asegura que, al cerrar la televisión y la radio autonómica, el Gobierno valenciano del PP "renunció a ofrecer a los valencianos un servicio público esencial".
A las 12,19h del 19 de noviembre de 2013 Canal 9 se apagaba. El silencio informativo se ha recordado un año después con un silencio simbólico por los extrabajadores de RTVV y otras personalidades del mundo de la cultura, la política y el entramado cívico valenciano en un acto que se ha celebrado junto al Palau de la Generalitat, donde Alberto Fabra anunciaba el fin de 24 años de radio y televisión valencianas.

En el mismo acto se ha leído un manifiesto en el que se aseguraba que "cerrar la radio y la televisión pública ha sido renunciar a una herramienta destinada a ser la garante de los derechos de los ciudadanos a recibir una información objetiva, veraz e imparcial; a ser un elemento de vertebración del territorio, de participación democrática y dinamizadora del sector audiovisual valenciano". Además apuntaba que este cierre de los medios autonómicos "ha sido un ataque brutal contra el uso social del valenciano porque una lengua sin presencia en los medios de comunicación está condenada a una muerte lenta".

El manifiesto denuncia que "los mismos que cerraron RTVV son los que pervirtieron sus objetivos y la convirtieron en una herramienta de manipulación y propaganda; los mismas que la han llevado al descrédito social y a la ruina económica; los mismos que han buscado el beneficio propio en lugar del beneficio social, y los mismos que miraban a otro lado cuando, desde dentro de RTVV, algunos robaban el dinero de todos los valencianos".

Los extrabajadores aseguran también que un año después del cierre "se ha demostrado que todos los argumentos dados por el Consell para cerrar RTVV "eran falsos y las consecuencias han sido nefastas para la sociedad valenciana. Fue un gran fracaso del gobierno de Alberto Fabra".

"Un año después, exigimos una radiotelevisión que sea el espejo donde se puedan mirar los valencianos y nos comprometemos a trabajar para conseguir que sea una realidad lo más pronto posible", recalca el manifiesto.

Reivindican una nueva televisión que sea "el espejo donde se refleje una sociedad más justa y solidaria, donde no tengan cabida los corruptos ni los sectarios".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha