eldiario.es

Menú

Un apocalipsis zombi en Fallas

'FallaZ' es un cómic protagonizado por una banda de rock que al salir del local en el que han estado una semana encerrados grabando una maqueta se encuentran con un apocalipsis zombi

Los autores del proyecto son el ilustrador y escultor fallero Nacho Martínez (ignatus) y el guionista y cantante de rock Monty Peiró

- PUBLICIDAD -
La imagen del cómic FallaZ,con las Fallas y los zombies como protagonistas

La imagen del cómic FallaZ,con las Fallas y los zombies como protagonistas

Los integrantes de una banda de rock abandonan su local el 16 de marzo después de pasar una semana aislados para grabar una maqueta y, tras el encierro, se encuentran con una Valencia en Fallas convertida en el escenario zombi de un cómic en el que deben intentar sobrevivir.

Calles cortadas, invasión de monumentos de cartón-piedra, quioscos repletos de petardos y material pirotécnico y peinetas no solo son el ADN de las Fallas sino que se convierten en el escenario del cómic 'FallasZ', en el que tiene lugar un apocalipsis zombi al que el grupo de rock se tiene que enfrentar.

Los autores de este proyecto son el ilustrador y escultor fallero Nacho Martínez (Ignatus) y la guionista y cantante de rock Monty Peiró, que han dado forma a una historia de 32 viñetas en la que una banda de rock ficticia pero formada por músicos valencianos reales luchan contra falleros, turistas y bandas de música zombis en una Valencia al borde del fin del mundo.

El origen de la idea

La idea surgió de Peiró, según relata a Efe, cuando hace cuatro años, durante unas Fallas, vio el paralelismo entre esta fiesta y una catástrofe planetaria.

Valencia se enmarca en Fallas en un "contexto perfecto para un apocalipsis zombi" debido a que la ciudad se encuentra paralizada, los monumentos dan un aspecto "tétrico" a las calles, hay afluencia de turistas, "los petardos pueden ser vistos como armas potenciales y hay gente que prefiere recluirse en su casa" y no vivir la fiesta.

En 'FallaZ', donde la mascletà se convierte en una explosión de sangre y vísceras y las peinetas afiladas en potenciales armas, no hay ninguna crítica al mundo fallero, según sus creadores, "si hay guiños y algunas bromas", explica la guionista, para quien "las Fallas solo son el lugar en el que ocurre la acción porque ofrece muchos atractivos".

Crítica social

Peiró apunta que la crítica social del cómic "es la que va implícita en el género Z" (el dedicado a los muertos vivientes) y que consiste en reprobar "cualquier acto masificado" que llevan a cabo las personas en el que hacen y siguen la opinión de la mayoría.

"En 'FallaZ' se mezcla la critica social con humor y mucho 'rock & roll', que es el mundo al que pertenecen los protagonistas de las viñetas", afirma la guionista cuyos referentes del género Z pasan por películas como '28 días después', 'Zombies party' o las de George A. Romero y el cómic (adaptado a serie televisiva) 'The walking dead'.

A la también cantante de la banda 'The Sheenas' no le preocupa que alguien se ofenda por el cómic, dado que "hay lo mínimo de crítica" porque no es lo que le "interesa. Reflexionamos al respecto y pensamos que no tenía sentido que los falleros se ofendieran porque usáramos sus armas y su escenario, que se basan en la parodia y la sátira, para hacer nosotros lo mismo".

Colaboración fallera

La caricaturización de esta fiesta valenciana ha llamado el interés de artistas falleros y de fallas como Les Barraques de Catarroja (Valencia), que han colaborado en la financiación del proyecto a través de la campaña de micromecenazgo que impulsaron los creadores de 'FallaZ'.

El cómic lo protagoniza la banda imaginaria "Stone Circuzz", compuesta por músicos reales de la escena del rock de Valencia como el cantante de "Uzzhuaia", Pau Monteagudo; y el guitarrista, el bajista y el batería de "The Stone Circus Band", Alex Moure, Jorge Alós y Rafa Fernández, respectivamente, además de la cantante valenciana que participó en "La Voz", Neus Ferri.

Las Fallas y el rock siempre han estado unidos, ya que hay casales que organizan conciertos y se celebran 'nits de rock' y según Peiró mantienen una relación de amor-odio pero "con puntos en común y son compatibles, aunque no todos los roqueros son falleros".

La editorial mésdemil está detrás de este proyecto, que nació como unas viñetas sueltas que después se subieron a un blog y que ahora cuenta con una tirada de 500 ejemplares en castellano y 200 en valenciano a un precio de diez euros.

Peiró no ha querido desvelar la incógnita sobre si el grupo de rock sobrevive o no al apocalipsis fallero: "La respuesta solo se encuentra en 'FallaZ'".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha