eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Emilio Saracho, presidente de Banco Popular, reconoce que la entidad tiene que ampliar capital o ser vendida

"Parece que el diagnóstico general es unánime: estamos abocados a aumentar capital para seguir adelante", ha dicho en su discurso en su primera junta de accionistas tras suceder a Ángel Ron

- PUBLICIDAD -
Saracho: Merece la pena luchar por el Popular y no imagino su desaparición

Emilio Saracho, presidente de Banco Popular, en la junta de accionistas de la entidad. EFE

El presidente de Banco Popular, Emilio Saracho, ha señalado este lunes que la entidad está "abocada" a realizar una ampliación de capital para "seguir adelante", poder cumplir con los niveles de capital y tener los fondos propios suficientes para poder ejecutar su estrategia.

"Parece que el diagnóstico general es unánime: estamos abocados a aumentar capital para seguir adelante. Mi preferencia es que si acudimos al mercado, no solo sea para cumplir con los niveles de capital, sino para alcanzar un volumen de fondos propios que permita al banco la ejecución de su estrategia y competir en el mercado en igualdad de condiciones", ha dicho.

Durante su intervención en la junta ordinaria de accionistas que el banco celebra este lunes en Madrid, Saracho ha destacado que la nueva ampliación de capital "solo puede realizarse sobre un sustrato de alta confianza". "Debemos construirlo a través de la transparencia y consistencia en la gestión e información. Cada trimestre pondremos especial énfasis en esto", ha subrayado.

El directivo ha precisado que antes de llevar a cabo la ampliación, será "ineludible" que la entidad defina "previamente" las necesidades que ésta pretenda cubrir, así como las perspectivas de negocio que la van a sustentar. "Ambas cuestiones deberán ser explicadas en profundidad y deberán resistir la prueba del paso del tiempo", ha advertido.

Saracho ha insistido en que el objetivo de la entidad es "poner en valor" el negocio de la entidad, así como tener la necesaria disponibilidad de recursos tanto para el negocio bancario principal, centrado en pymes, como para la desinversión de activos inmobiliarios y dudosos.

Por otra parte, el presidente de la entidad ha indicado que una mayor flexibilidad en la interpretación de las exigencias regulatorias permitiría a Popular tener el margen necesario para poner en marcha "una batería de medidas adicionales" que le ayudarían a mejorar su situación. No obstante, la entidad no fía su futuro a ello.

Previamente, afirmó que merece la pena luchar por el banco, al tiempo que ha señalaba que su recuperación solo es posible si se hace frente "sin más dilación" a las dificultades que el banco atraviesa.

"Tenemos que atacar esas dificultades de una vez por todas, sin excusas y sin sentimentalismos", ha señalado Saracho ante los accionistas.

El presidente del banco ha destacado que para conseguir que Popular se recupere necesitará "tiempo, pero no mucho", y ha adelantado que tanto él como el resto de miembros de la dirección se comprometen a trabajar "sin descanso" por el banco, con profesionalidad y altura de miras, eficacia y con transparencia y rigor en la gestión, además de con comunicación al mercado.

En mayo de 2016 Popular llevó a cabo una ampliación de capital por importe de 2.500 millones de euros. Desde 2012, la entidad ha requerido 5.400 millones de euros a sus accionistas. Los títulos de la entidad profundizaban en su retroceso en Bolsa a media sesión, al caer un 3,3%, hasta los 0,785 euros, tras conocerse las intenciones de Saracho de acometer una nueva ampliación de capital.

Popular perdió 3.485 millones de euros en 2016, si bien la entidad ya ha avanzado que tendrá que reexpresar sus cuentas del pasado ejercicio para añadir cargos no recogidos inicialmente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha