eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Audiencia Nacional ordena ampliar el caso Bankia a la venta fraudulenta de preferentes

El informe secreto de la CNMV remitido al Caso Bankia desvelaba irregularidades continuadas en el mercado de preferentes y con pequeños ahorradores

El tribunal constata el deterioro del banco "a costa de los más débiles"

El 15MPaRato, contento con matices: "éticamente es una buena noticia, pero esto puede engordar y alargar muchísimo el juicio"

- PUBLICIDAD -
La Audiencia Nacional ordena ampliar el caso Bankia a la venta de preferentes

La Audiencia Nacional ordena ampliar el caso Bankia a la venta de preferentes

La Audiencia Nacional ha ordenado al instructor del caso Bankia, Fernando Andreu, a que amplíe este caso a la venta de preferentes, al considerar que "es inseparable del posterior súbito deterioro patrimonial" de la entidad "a costa de los más débiles: los clientes, los ahorradores, los pensionistas". Un informe interno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, publicado íntegramente en exclusiva por eldiario.es, desvelaba que Caja Madrid y Bancaja, luego fusionadas en Bankia, inflaron los precios deliberadamente y de forma continuada en el mercado de preferentes. Ese informe está en poder de todas las partes del caso Bankia gracias a una solicitud del colectivo 15MPaRato, personados como acusación, dentro de una estrategia procesal para que los posibles casos de estafa con preferentes entraran dentro del caso general que instruye Andreu.

Fuentes de 15MPaRato han delcarado a eldiario.es, sin embargo, que la satisfacción por esta decisión tiene un reverso amargo: "éticamente es una buena noticia, pero esto va a hacer que el caso engorde muchísimo y lo puede alargar demasiado, puede entorpecer mucho la instrucción", dice. "Ya estamos trabajando para que esto juege en favor de los intereses de los afectados y de la sociedad, y no en contra".

En un auto, la sección tercera de la sala de lo penal admite parcialmente el recurso interpuesto por Bochner España -que adquirió 100.000 euros en estos productos- contra la decisión de Andreu de rechazar su personación como acusación particular y actuar contra Bancaja y el director de oficina de la sucursal de Alberic (Valencia), Jose Luis González Garrigues.

Según los magistrados, Andreu, que hasta ahora había rechazado incluir los casos de los preferentistas en el procedimiento en el que instruye la fusión y salida a bolsa del grupo con el visto bueno de la Fiscalía Anticorrupción, no puede estimar "el súbito deterioro patrimonial como un mundo totalmente aparte e independiente".

"Éste no fue un súbito deterioro, sino la consecuencia de una previa actuación conjunta para sobrevalorar artificialmente el valor de las cajas a fusionar, de modo que crearon un producto artificialmente saneado mediante la venta masiva a los pequeños ahorradores de productos de nulo valor financiero", recalcan.

Y prosiguen: "no puede separarse el deterioro patrimonial" de Bankia, que fue creciendo "progresivamente en breve periodo de tiempo", pasando su balance en pocos días de unos beneficios de 305 millones a unas pérdidas de 2.979 millones de euros, "de la previa y planeada recapitalización fraudulenta y meramente formal de las entidades, gravemente deficitarias ab initio".

Venta inflada y deliberada

El informe de la CNMV publicado en eldiario.es, fechado en febrero de 2013, pone luz a lo que pasó con las preferentes en España entre 2008 y 2011. No se trata de una denuncia de ninguna parte afectada ni de un borrador interno: es un documento oficial y confidencial de la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV), el organismo del Estado que entre otras cosas supervisa los mercados de valores españoles. 

La CNMV hace una inspección parcial de las operaciones entre junio de 2010 hasta noviembre de 2011. Solo tomando como ejemplo seis emisiones, se calcula que decenas de miles de clientes de Bankia perdieron entre 140 y 225 millones de euros por culpa de prácticas irregulares en la venta de participaciones preferentes de Caja Madrid, Bancaja y luego Bankia y en los que se había invertido al menos 685 millones de euros. Estas cifras son apenas la punta del iceberg, ya que los cálculos elevan hasta 5.000 millones la inversión de los minoristas en este producto financiero solo en Bankia. En el propio informe se habla de anteriores documentos de la CNMV que detectaron un "incumplimiento generalizado" de las normas ya en 2008 y 2009. El organismo regulador acusa directamente a las entidades de haber manipulado los precios de las participaciones preferentes en su beneficio, de hacerlo además de manera continuada y de mantener desinformados a los ahorradores afectados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha