eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Puerto Rico deja de pagar 911 millones de dólares por falta de liquidez

- PUBLICIDAD -
Puerto Rico deja de pagar 911 millones de dólares por falta de liquidez

Puerto Rico deja de pagar 911 millones de dólares por falta de liquidez

Puerto Rico dejó hoy sin pagar deuda garantizada por valor de 911 millones de dólares, casi la mitad de los 2.008 millones que debía abonar este viernes a sus bonistas, argumentado que incluso aunque cesara las operaciones del Gobierno de forma inmediata no tendría dinero para atender toda la cuantía.

"Si yo cierro el Gobierno hoy, aún así no tengo para pagar la totalidad" de la deuda, dijo el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, en una conferencia de prensa que ofreció en La Fortaleza, sede del Ejecutivo puertorriqueño, rodeado de su equipo financiero y judicial.

Este equipo fue incapaz sin embargo de detallar qué bonos se han pagado y cuáles no, aunque la secretaria de la Gobernación, Grace Santana, confirmó que no se han abonado ni el principal ni los intereses de la deuda garantizada por el Estado Libre Asociado.

El gobernador añadió que parte de la deuda pendiente para hoy debía ser abonada por diferentes fideicomisos, que hacen sus propios cálculos de los recursos que tienen y de cómo va a distribuirlos, al tiempo que tienen todo el día para realizar los pagos, lo que explica que no se puedan desglosar al detalle las deudas atendidas.

Este histórico impago, el primero de deuda garantizada por la Constitución puertorriqueña en el que incurre la isla, coincide con el inicio de un nuevo ejercicio fiscal, en el que la deuda pública ya será inferior a la del año anterior.

"Hoy la deuda es 68.000 millones, lo que quiere decir que por primera vez en la historia estamos logrando reducir la deuda", dijo el gobernador, que insistió en que a medida que se vaya negociando con los acreedores esa cuantía se recortará por "decenas de miles de millones".

En ese sentido, defendió su decisión de no buscar la reelección en las elecciones de noviembre y centrarse en la solución del problema de la deuda, después de que las casas acreditadoras relegaran a la categoría de bonos basura la deuda de la isla y los mercados financieros cerraran sus puertas a las entidades puertorriqueñas.

"He bajado el desempleo, el crimen y la deuda, algo que no puede decir ningún otro gobernador", dijo García Padilla. Añadió que el gasto público anual se han reducido en esta legislatura en cerca de 3.000 millones de dólares "sin despedir empleados públicos", pese a que la Administración es el principal empleador de una isla que acumula más de una década en recesión.

Al respecto, dijo que "no hemos despedido un sólo empleado público, seguimos prestando los servicios públicos y en la empresa privada se ha creado empleo, al tiempo que se han aumentado los recursos para la policía".

"Hemos atendido la crisis con la sensibilidad que amerita" defendió. "Puerto Rico era colonia de Wall Street", mientras que hoy, con este histórico impago (aunque hasta ahora había incurrido en tres "defaults" menores) "empezamos a quitar de las manos el país a nuestros acreedores y devolvérselo a los puertorriqueños".

"Hoy queda claro que he escogido defender a los nuestros antes que pagar a Wall Street", insistió en tono triunfante, tras asegurar que "me llena de orgullo saber que dejaré a mis hijos un país menos hipotecado del que yo recibí".

También adelantó que tiene previsto firmar el presupuesto de 8.087 millones de dólares para el año fiscal que comienza, y que fue aprobado anoche por el Legislativo, tan pronto como llegue a su escritorio, previsiblemente hoy.

"Todo lo ocurrido hoy es la constatación de que ya no se va a vivir del cuento, del prestado, como hicieron otros gobernadores. No sólo recuperamos el país para los puertorriqueños, sino que iniciamos la recuperación económica del país, con una economía que se cansa de dar muestras de vitalidad cuando sube el empleo incluso durante la crisis", argumentó.

Reiteradamente defendió que desde su equipo "estamos haciendo lo que es correcto para Puerto Rico", porque "hoy el país empieza a ser nuestro, hoy los acreedores no nos pueden demandar para cerrar el Gobierno y embargar nuestras cuentas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha