eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Unai Sordo: "Lo que ha desintegrado la empresa, intégrelo el sindicato, especialmente a los más precarios"

El nuevo secretario general de CCOO lanza en su primer discurso un mensaje para acercar el sindicato a las nuevas realidades laborales y señala que la derogación de las reformas laborales sigue siendo prioritaria

"La incorporación de las mujeres a los puestos de responsabilidad del sindicato es una necesidad que no se puede aplazar", ha dicho Sordo

El líder de Comisiones apuesta por un sistema de rentas garantizadas para luchar contra la exclusión social

- PUBLICIDAD -
Unai Sordo (CCOO) urge a acabar con un modelo laboral injusto y segregador

Unai Sordo en su primer discurso como secretario general de CCOO. EFE

El primer discurso de Unai Sordo como secretario general de Comisiones Obreras ha servido para dejar claro algunas de sus líneas de futuro: acercar el sindicato a las nuevas realidades laborales precarias, influir en las políticas públicas, subir salarios, hacer que la igualdad sea parte de la acción sindical y apostar por un sistema de rentas mínimas garantizadas. Sordo ha agradecido la confianza depositada en él y ha llamado a los equipos a ponerse a trabajar inmediatamente: "Tenemos que salir de aquí con las pilas puestas, a la ofensiva, con la cabeza alta, sabiendo que el lunes nos están esperando".

Su primera referencia fue a la igualdad: "La incorporación de las mujeres a los puestos de responsabilidad del sindicato es una necesidad que no se puede aplazar". La ejecutivo de Sordo es paritaria, pero solo tres de las 17 organizaciones territoriales de CCOO están lideradas por mujeres. Sordo aseguró que las brechas de género son una realidad a la que el sindicato tiene que atender desde la acción sindical y "a la ofensiva", con planes de igualdad que no sean "un corta y pega de gestoría".

La realidad a la que se enfrenta la organización, ha dicho, es radicalmente diferente a la que había al comenzar la crisis y el sindicato tienen responder "a esos retos cambiantes que nos exige la sociedad". "La clase trabajadora es diversa y distinta al perfil que forjó al sindicato. Hoy en día es mucho más variada pero es clase trabajadora y el sindicato tiene que integrarla. Lo que la empresa ha desintegrado, intégrelo el sindicato, especialmente a los colectivos más precarizados", ha subrayado.

El sindicato no renuncia a derogar las reformas laborales, pero hay que ir más allá, ha asegurado Sordo. "Nos exige una acción sindical muy pegada a la realidad del trabajo, a los problemas de la gente, una presencia continuada y desde ahí es desde el sindicato va a poder construir su poder", ha dicho el sindicalista, que ha advertido de los riesgos de que el sindicato se quede anclado "en los viejos esquemas de la negociación colectiva" y ha apostado por "propuestas más potentes en los centros de trabajo".

"Hemos sufrido un plan de devaluación interna y un empobrecimiento del país, no ha sido una idea improvisada. Hay que centrarnos en las cosas que debiéramos hacer mejor, y menos en las campañas externas", ha lanzado el nuevo secretario general de CCOO, que ha advertido de que ni el sindicato ni el país puede resignarse a un mercado laboral donde la temporalidad y la precariedad sean la forma que las empresas tienen para gestionar sus necesidades. "Por justicia social y por eficiencia económica. Hay alternativas pero requieren de poder sindical", ha dicho, y es que Sordo ha insistido en la necesidad de que la acción del sindicato sirva para que haya una "correlación de fuerzas" desde la que actuar.

El viernes por la noche, Unai Sordo fue elegido nuevo secretario genera de CCOO por una amplia mayoría. Sucede así a Ignacio Fernández Toxo después de ocho años en el cargo y de que renunciara a un tercer mandato. El consejo confederal del sindicato dio entonces su respaldo a Sordo para ser el nuevo líder del sindicato.

Su elección, sin embargo, ha quedado enturbiada por la presencia en su ejecutiva del exsecretario general de CCOO en Andalucía, Francisco Carbonero, imputado hace unos días en una pieza relacionada con el caso de los ERE. Aunque Sordo no estaba por la labor de incluirle en su equipo, el equilibrio de poderes del sindicato pesó más. A pesar de que una parte importante del sindicato defiende la inocencia de Carbonero o bien asegura que su imputación es desproporcionada, muchos creen que su presencia enturbia la imagen que el CCOO debería dar.

Rentas garantizadas

La subida de salarios es ineludible, ha dicho Sordo, que ha lanzado a las patronales un claro mensaje para abordar ya el pacto salarial para 2017. También al Gobierno, al que ha emplazado a gestionar los retos que vienen, como la digitalización, con participación de los sindicatos. "Los cambios no son tsunamis que te pasan por encima, los cambios se gobiernan si se tiene una visión progresista", ha dicho. Para afrontar la digitalización ha abogado por la formación y por una reforma de la fiscalidad que no perjudique los avances tecnológicos pero que si grave los resultados de las empresas.

Pensiones y prestaciones también han estado presentes en el discurso del nuevo líder de Comisiones Obreras, que ha apostado por un sistema de rentas mínimas garantizadas que frene la exclusión social. "No desincentivan la búsqueda de empleo, lo que desincentivan son los salarios de miseria", ha defendido. 

Unai Sordo ha hecho también un llamamiento a responder a la nueva "repolitización" de la sociedad española que ha generado diferentes formas de agrupación y lucha. "Desde el orgullo de lo que somos no podemos permanecer ajenos a eso. El sindicato tiene que interactuar y dialogar con sus entornos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha