eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El 40% de la rebaja fiscal pactada con Ciudadanos no está reservada a rentas bajas

Hasta 700.000 personas  con dependientes a cargo o familias numerosas cobrarán un cheque de 1.200 euros al año sin tener en cuenta su nivel de ingresos

La recaudación a la que tienen derecho las comunidades autónomas caerá en algo más de 600 millones de euros, cuando el Ejecutivo les ofrece una décima más de objetivo de déficit a cambio

Gano 16.500 euros, el sueldo más común en España. ¿Cómo me afecta la rebaja de IRPF de 2018?

106 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Cs y Hacienda acuerdan bajar el IRPF en 2018 para que haya "alivio fiscal"

Cs y Hacienda dicen que el acuerdo es un "alivio fiscal" para las rentas más bajas. EFE

Gobierno y Ciudadanos han pactado una rebaja fiscal de 2.000 millones de euros para 2018. Aunque la rebaja se supone que está centrada en las rentas más bajas, cuatro de cada diez euros irán a contribuyentes que no tendrán que demostrar unos ingresos de renta máximos para disfrutar de estas ventajas fiscales.

Se trata de las familias con dependientes a cargo o familias numerosas (3 o más hijos) a los que se les dará un cheque de 1.200 euros anuales. Este cheque es similar al que opera ahora para las mujeres con hijos de menos de tres años que regresan al trabajo. El incentivo fiscal se da de forma indiscriminada sin tener en cuenta la renta, por lo que las familias con más recursos también disfrutarán de este descuento. La teoría de los defensores de los cheques fiscales es que cien euros al mes no suponen lo mismo para una renta alta que una baja y ahí radica su progresividad.

Las cifras que manejan los negociadores es que alrededor de 700.000 personas se beneficiarán de esta medida, lo que da un coste aproximado de 840 millones de euros, algo más del 40% del coste total de la factura fiscal. El cheque se abona tanto si se pagan impuestos como sino, dando lugar a un cheque fiscal.

Luis Garicano ha asegurado que esta ayuda es mejor que las ayudas a la dependencia porque no obligan al cuidador a dejar de trabajar. Los críticos a los cheques fiscales aducen que son más baratos que ofrecer servicios asistenciales pero que no solucionan el problema de una familia con un dependiente que lo que necesita es un cuidador a tiempo completo.

El reparto supone que los otros 1.160 millones de euros son los que se destinaran a costear la exención del IRPF para rentas por debajo de los 14.000 euros y a una rebaja para los que están entre 14.000 y 17.500.

Los trabajadores que cobren 14.000 euros menguarán su factura fiscal en 700 euros anuales. La rebaja esperada para el resto de beneficiarios es mucho menor, de media 400 euros, hasta que prácticamente desaparezca el efecto en los que cobran 17.500 euros.

Desaparece la mitad para las CCAA

La fórmula buscada para hacer esta rebaja de impuestos mediante la ampliación de la reducción por rendimientos del trabajo, hará que las Comunidades Autónomas dejen de recibir alrededor de 600 millones de euros. Según recuerda Alain Cuenca, profesor de la Universidad de Zaragoza, al influir en la reducción por rendimientos del trabajo se erosiona la base imponible, lo que afecta la recaudación que el Estado reparte al 50% con las autonomías.

Precisamente este viernes, Cristóbal Montoro ha convocado de urgencia al Consejo de Política Fiscal y Financiera para ofrecerles otra décima de colchón para el déficit de 2018. Pero también les deberá explicar que esa parte de la recaudación que va a dedicar a su acuerdo de Ciudadanos ya no la van a recibir, así que la oferta de la décima extra se queda casi en lo comido por lo servido.

La parte dedicada a los cheques fiscales sale por completo a cuenta del Estado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha