eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Gano 16.500 euros, el sueldo más común en España. ¿Cómo me afecta la rebaja de IRPF de 2018?

Lo que pagan en impuestos las rentas entre 14.000 y 17.500 euros bajará algo pero seguirá teniendo retención

Estas rentas no tienen obligación de presentar declaración de la renta pero deben hacerlo si tienen más de un pagador o pueden recibir ayudas por tener un dependiente o por familia numerosa

Los que ganen menos de 14.000 euros al año ya no tendrán que pagar IRPF

El 40% de la rebaja fiscal pactada con Ciudadanos no está reservada a rentas bajas

27 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Hacienda ha devuelto 1.122,6 millones a 1.958.783 contribuyentes en Andalucía tras el cierre de campaña del IRPF

Habrá menos gente que tenga que pagar el IRPF.

Ciudadanos ha anunciado un pacto con el Gobierno para bajar los impuestos en 2018. El Ejecutivo no ha querido dar detalles del pacto pero los de la formación naranjas ya han transmitido las principales claves de esta rebaja. Esto es lo que conocemos hasta ahora:

No pagarán impuestos por debajo de 14.000 euros

A día de hoy, los que ganan menos de 12.000 euros no pagan impuestos. Según Ciudadanos, este límite se subirá hasta 14.000 euros para que los que cobran este salario en 14 pagas sean realmente mileuristas. Quien cobra hoy 14.000 euros paga alrededor de 700 en IRPF, que ya no se le descontarán de la nómina. Hay que tener en cuenta que casi un 5% del salario por cuenta del trabajador va a cotizaciones de la Seguridad Social. Pero recuerde que paga otros impuestos, como el IVA, los de la bebidas alcohólicas, el IBI, etc... Así que impuestos pagará, pero menos.

¿Cómo me afecta si gano 16.500 euros?

Ahora mismo, un trabajador con el salario más común en España, 16.500 euros, y en 14 pagas también es mileurista, una vez descontado el IRPF que tiene que pagar. Para que pague menos en IRPF, Ciudadanos ha dicho que se elevará el descuento que se aplica por trabajar, esto es, la reducción por rendimientos del trabajo. Esta opera para todos los trabajadores como un gasto deducible de 2.000 euros, pero en el caso de los que tienen un rendimiento neto (el sueldo bruto menos las cotizaciones sociales) de entre 11.250 y 14.450 euros esta reducción sube en 3.700 euros.

A falta de ver el diseño de la reforma, este descuento extra se hará más alto en el tramo de 12.000 a 14.000 euros para que el efecto final sea que ya no se paguen impuestos, y más extenso entre los 14.000 y 17.500 euros para que haya una bajada en lo que se paga de IRPF. En este tramo, la reducción por trabajar irá bajando de forma gradual hasta que a partir de 17.501 euros vuelve a ser solo de 2.000 euros, la que es ya lineal para todos los contribuyentes.

El diseño actual del impuesto hace que haya un salto que ha denunciado Luis Garicano entre 12.000 y 14.450 euros a causa de la modulación de esta reducción. Así que de cómo se diseñe para 2018 este descuento dependerá el impacto en estas otras rentas bajas. Con todo, y teniendo en cuenta que las rebajas según se ha anunciado hoy desaparecen en 17.500 euros, los que cobren 16.500 euros notarán muy poco el descenso.

Si el que más lo va a notar es el que cobra 14.000 euros (que pagará alrededor de 700 euros menos) un sueldo de 16.500 tendrá una rebaja mucho más pequeña en términos anuales, que ahora mismo no se puede concretar. De media, Luis Garicano, el responsable económico de Ciudadanos, ha dicho que el recorte tributario será de 400 euros. Por lo tanto, los que ganen 16.500 euros tendrán un descuento anual muy por debajo de esa media de 400, lo que en una nómina de 14 pagas se puede traducir en un extra de algunos euros más al mes.

¿Pero lo notaré mes a mes?

Sí, porque la retención que le practican en la nómina si tiene un solo pagador se recalculará, así que ingresará algo más. El principal efecto será que si ahora su nómina se quedaba raspada por debajo de los 1.000 euros, verá crecer en un cero los dígitos en 2018. Un impacto más visual que real.

¿Y si soy familia numerosa?

Las rebajas fiscales para colectivos como familias numerosas o familias con dependientes operarán independientemente de los ingresos. Se hará con un cheque mensual de cien euros, similar al que se da ahora por maternidad. Esto serán 1.200 euros al año que se descontarán de los impuestos en caso de una renta alta, y que en el caso de una baja que no tenga que pagar impuestos o muy poco, dará como resultado un impuesto negativo con lo que le saldrá la declaración a devolver.

Entonces, si gano 20.000 euros ¿voy a notar algo?

Pues en principio no, porque todo el alcance de la rebaja está acotado para que los que cobran más de 17.500 euros no lo perciban salvo en el caso de tener un dependiente o tres o más hijos. Con todo, anoche Ciudadanos aspiraba a conseguir una rebaja de impuestos hasta los 20.000 euros pero por ahora han preferido amarrar el tramo hasta 17.500 euros. De aquí a finales de septiembre que se desarrollará la reforma se podrá subir o cambiar este límite. Pero si gana 20.001 euros, lo más seguro es que en 2018 pague los mismos impuestos.

¿Soy una renta alta con 21.000 euros?

El coste fiscal de la medida solo hasta 17.500 euros será de 2.000 millones. Es lo que el Gobierno se puede permitir según los cálculos de Hacienda. A partir de esa cifra, aunque mes a mes los sueldos son muy ajustados, ya se resienten las arcas del Estado ante una posible reducción. Así que, aunque con un sueldo de 21.000 euros en 14 pagas su nómina ronde los 1.300 euros, en una estructura salarial tan precaria como la española está lejos de considerarse una renta baja.

¿Cambiarán en algo mis obligaciones?

Pues por el momento parece que no. Así que por debajo de 22.000 euros, Hacienda le perdona el engorro de presentar la declaración de la renta. Pero, ojo, no le perdone usted su devolución.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha