eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La economía sumergida se reduce en España hasta el 18,6 % del PIB

Un informe de Visa relaciona el desplome del consumo y la menor actividad en la construcción con este descenso de la economía en negro. Los autores también creen que algunas medidas contra el fraude, como limitar el pago en metálico por encima de 2.500 euros, están teniendo éxito

- PUBLICIDAD -

La economía sumergida en España se ha reducido en un un punto porcentual desde 2009 a 2013 hasta los 195.600 millones de euros (18,6 % del PIB), según un informe presentado hoy por Visa Europa, debido a factores como una menor capacidad de consumo y el hundimiento de la construcción.

Aunque la crisis económica puede haber elevado el porcentaje de trabajo y las ventas no declaradas en España, la caída del consumo y el menor peso en la economía del ladrillo han rebajado el tamaño de la economía sumergida. Los autores también señalan que las políticas implantadas recientemente como limitar los pagos en efectivo mayores de 2.500, están dando "frutos".

En economía "negra" España sigue estando por encima de la mayoría de los países de Europa occidental, aunque se mantiene a un nivel similar al de la media europea (18,5 %, un total de 2,15 billones de euros), y por debajo de los países de la Europa del este.

Así, en 2012 la economía sumergida en España alcanzó 201.300 millones de euros, un 19 % del PIB, lo que sitúa al país, junto a Portugal, en el tercer puesto de los países de Europa occidental con más economía en negro respecto al volumen total.

Según Visa Europa, hay una correlación entre el uso de efectivo y la economía sumergida, por lo que un incremento del 5 % de los pagos electrónicos podría ayudar a reducirla entre un 2 y un 3 %.

España, con cerca de 120 transacciones electrónicas per cápita, sigue estando algo por debajo de la media de la Unión Europea (en torno a 180 transacciones).

También fomentan la economía sumergida en España la reticencia a aceptar pagos con tarjeta por importes menores de 10 o 15 euros en muchos comercios, así como la tendencia de algunos sectores como el de la construcción o el inmobiliario a demandar determinados pagos en efectivo.

La existencia de comisiones por parte de los bancos por este tipo de pagos (del 0,88 %, en mínimos históricos) no deberían suponer una "barrera" para que comercios y taxis acepten pagos con tarjeta, algo que además "contraviene" los contratos con las entidades financieras, según Manuel García, director de prácticas de AT Kearney, empresa que ha elaborado el estudio.

Además, para Visa Europa entre los factores que favorecen la existencia de la economía sumergida en España están un nivel impositivo "relativamente alto y complejo" para particulares y empresas, así como una burocracia extendida y con bajos niveles de servicio.

Adicionalmente, el 16 % de los billetes de 500 euros que circulan en la UE lo hacen en España, donde se usan en ventas inmobiliarias no declaradas y otras actividades de la economía sumergida.

Aunque no son partidarios de la desaparición total del efectivo, los autores del informe creen que una eventual limitación de los billetes de mayor valor favorecería la reducción de la economía sumergida.

Además, alertan de que a las autoridades fiscales les faltan recursos y se han centrado en supervisar a los trabajadores asalariados y al 30 % de las compañías más grandes del país, cuando la economía sumergida se concentra en las pymes, que representan el 65 % del PIB y al 75 % de los trabajadores asalariados.

Según Visa Europa, los sectores de la economía española que mayor volumen de economía sumergida presentan son la construcción, industria, comercios, hoteles/restaurantes y transporte/comunicación.

El estudio se ha hecho en colaboración con el profesor Friedrich Schneider, de la Universidad de Linz, el experto en la materia más reconocido en Europa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha