eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Agricultura acusa a la Mesa de la Caza de no ser solidaria con los ganaderos

Por el decreto de recogida de restos animales de caza mayor

- PUBLICIDAD -
Instalado un muladar en Lanzarote en un intento de recuperar la población de guirre.

Los muladares son una de las soluciones para estos despojos

La Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio dice estar decepcionada por la falta de sensibilidad manifestada por la Mesa de la Caza con los ganaderos extremeños tras la publicación del decreto de medidas de recogida de subproductos animales no destinados al consumo humano (SANDACH), los cadáveres y sus partes, de piezas de caza mayor.

La norma, publicada el lunes en Extremadura, tiene como finalidad hacer frente a la crisis ganadera provocada por la tuberculosis bovina, que tiene una alta tasa de prevalencia en la cabaña extremeña y está ligada a la presencia de dicha enfermedad en la fauna cinegética

Ese decreto ha sido negociado por la Consejería con todas las organizaciones profesionales agrarias, con el Ministerio de Agricultura, la UEX, los colegios de veterinarios, y "sometida a exposición pública", plantea la Junta.

“Es un claro ejemplo de unidad para combatir la crisis que afecta a miles de ganaderos", y que contrasta con "la escasa sensibilidad que están dejando patente los representantes de la Mesa de la Caza".

Ante las declaraciones de disconformidad de los representantes de los cazadores en relación al decreto, la Consejería defiende que es absolutamente falso que se haya eliminado de los borradores previos la posibilidad de enterrar los sandach en los cotos cinegéticos ya que esa posibilidad “nunca se ha contemplado en los distintos borradores”.

Añade Agricultura que la Mesa de la Caza manifestó durante la negociación su satisfacción con el texto propuesto por la incorporación de los muladares como nuevas formas de eliminar restos de las monterías, y que sólo posteriormente en el trámite de audiencia pública solicitó que se autorizara el enterramiento in situ en todos los casos, y no únicamente en los cotos sociales, medida que por los precedentes de su incumplimiento “fue el origen de los problemas que se pretendían resolver con el decreto”.

La Consejería está convencida de que la norma publicada es un avance significativo para el control de las enfermedades, y además supone una mejora y ahorro muy importante para el sector de la caza con respecto a la situación anterior.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha