eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

La alarma suena para lamentar que a España solo ha llegado el 10% de refugiados que se comprometió

Este martes, convocatorias de protesta en Mérida y Plasencia, a las que piden llevar cosas para hacer ruido

Este martes vence el plazo de dos años dado por la Unión Europea para recibir a 17.300 y solo han llegado 1.724

En Extremadura hay 27, faltan otros que tras llegar se han marchado a Alemania

- PUBLICIDAD -
Refugiados Extremadura

Hace dos años, dentro de un programa europeo, a España se le asignó recibir un cupo de 17.300 refugiados que en aquel entonces empezaron a llegar en masa huyendo de conflictos como Siria. Dos años después el Ejecutivo de Rajoy solo ha admitido a 1.724, apenas el diez por ciento, y las plataformas pro refugiados organizan esta semana acciones de protesta, la mayoría en sábado pero en Extremadura será este martes.

A las siete de la tarde junto a la estatua de la Loba Capitolina y el puente Romano en Mérida, y a las ocho en la plaza Mayor de Plasencia, son las convocatorias, en la primera de las cuales la Plataforma pro Refugiados piden se lleven cosas para hacer ruido, a fin de recordar que el plazo se ha terminado, llevar por ejemplo despertadores para que suene la alarma que despierte a las autoridades españolas, aunque otras de la Unión Europea tampoco han cumplido.

Alemania es con diferencia el país que mejor ha cumplido el acuerdo y dado asilo a más de un millón de personas. Es cierto que tiene una industria y una situación económicas boyantes, capaces de absorber y con demanda de trabajadores, “pero no deja de suponer también un esfuerzo porque el proceso de integración es largo y cuesta su dinero”, alaba Juan Zúñiga, de la Plataforma Refugiados en Extremadura.

Las protestas por este incumplimiento de España, en una cadena de actos organizados por todo el país, se celebrarán en la mayoría de las ciudades el sábado 30 próximo, aquí en la región serán este martes justamente cuando se agota el plazo de dos años para ejercer la solidaridad con los huidos.

En Extremadura según datos de la Plataforma hay actualmente 27 acogidos: 17 en Mérida, 6 de una familia en Navalmoral y 4 de otra en Cáceres. “Han venido más, pero algunos se han marchado”, revela Zúñiga.

Y es que Alemania es la gran Meca de este proceso migratorio, un país con mejores oportunidades económicas y donde algunos llegados a Extremadura han marchado porque poseen una red familiar o de amistad que les apoye.

En la escasa respuesta general de España dada al proyecto influye que “hay pocas peticiones de venir aquí”, porque es conocida la situación mediocre económica y de oportunidades que atravesamos, pero sobre todo el Gobierno “aduce muchos problemas burocráticos y de seguridad”, que en opinión de Zúñiga son en buena parte una excusa.

“Todos debemos compartir lo que tenemos, los que tienen más como Alemania compartirán más, y los que tenemos menos pues menos”.

Plasencia

Desde la plataforma en Plasencia se señala que pese a que esta responsabilidad recae de forma directa en el Gobierno, no es la única institución que ha abandonado a su suerte a las personas refugiadas. “La propia Unión Europea invierte miles de millones de euros en reforzar las fronteras y expulsar a quienes buscan refugio, en lugar de utilizar esos medios para rescatarles y acogerles”. Asimismo el Gobierno de la Comunidad Autónoma de Extremadura “ha dejado en el olvido a las personas refugiadas, callando y mirando para otro lado en lugar de exigir soluciones y hacer presión política para que se cumplan los acuerdos”. 

El Ayuntamiento de Plasencia “tampoco ha cumplido su parte”. El 4 de abril del año 2016 este ayuntamiento aprobó por unanimidad una moción en la que se comprometía con la situación de los refugiados, ofrecía sus recursos, rechazaba el acuerdo UE – Turquía y denominaba a Plasencia “Ciudad Acogedora”. Desde ese momento, el gobierno local “no ha hecho absolutamente nada por sensibilizar, denunciar o aportar soluciones a la situación de las personas refugiadas”. 

También las ciudadanos y ciudadanos “tenemos una responsabilidad en esta situación: la responsabilidad de no olvidar”. La responsabilidad de seguir exigiendo a políticos e instituciones “que cumplan sus acuerdos y que garanticen la seguridad de las personas que huyen de la barbarie”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha