eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Lucas Heredia: 426 euros, con la luz cortada y una hija de 16 años discapacitada

Los Campamentos Dignidad han dedicado el lunes a la pobreza energética

- PUBLICIDAD -
Lucas Heredia, pobreza, energética, Extremadura

Lucas Heredia, a la derecha sentado, este lunes en la oficina de Endesa.

Esta vez no ha habido forcejeos a la puerta de la oficina comercial de Endesa en Mérida. Un grupo de miembros del Campamento Dignidad, ya dentro, habla con el gerente de la empresa que les recoge y sella un ejemplar de la ley catalana de servicios mínimos esenciales de luz y agua, y tras ser atendidos con amabilidad por otro empleado, presentan una petición para que se le restablezca la electricidad a la familia de Lucas Heredia.

Vive en los pisos sociales de Juan Canet, la familia aguanta con un subsidio de 426 euros pero desde julio pasado con la luz cortada por impago, a pesar de que mantienen a una hija de 16 años con un 72% de discapacidad. A su lado, en esta oficina en cuyo exterior la Policía guarda esta vez una tranquila vigilancia, otro vecino tercia en la conversación con eldiarioex: “¿Qué cómo se las apañan? Todos les ayudamos lo que podemos”.

Los Campamentos han dedicado este lunes a una jornada de lucha contra la pobreza energética. Son centenares de familias en cada gran ciudad extremeña, aseguran, las que sobreviven con la luz cortada, y quieren que se les restablezca de manera razonable, con aplazamientos o fraccionamiento de los pagos, y el compromiso de que en los meses más duros del invierno, como ocurre en algunos países, no haya interrupciones del suministro.

Han i nstado a los grupos políticos a crear una Ley de Mínimos Vitales en Extremadura, como ya se ha planteado en otras regiones, para hacer frente a la pobreza energética, una situación que afecta casi a uno de cada tres extremeños y causa 200 muertes anuales, según un estudio de la Asociación de Ciencias Ambientales.

Actuación política

El portavoz y miembro del Campamento Dignidad de Extremadura, Juan Viera, ha explicado que pretenden realizar una serie de propuestas a los partidos políticos y a la Asamblea de Extremadura para que actúen ante la precariedad y pobreza energéticas que sufren tantas familias" de la región.

Campamento Dignidad pide a los poderes públicos que garanticen al menos un mínimo de 60 a 100 litros de agua diario por persona y entre 150 y 200 kilowatios hora por familia.

Campamento Dignidad ha recordado que una ley de 2012 permite a las entidades bancarias aplicar una condonación anual de deuda de hasta 100.000 euros a los partidos y se preguntan por qué no se puede plantear una medida similar para las familias que tienen problemas para pagar la luz, el agua, el gas o la vivienda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha