eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Propuestas de nuevas masculinidades o de cómo implicar a los hombres hacia una sociedad más igualitaria

Fundación CEPAIM celebra esta semana en Mérida unas jornadas sobre nuevas masculinidades

Entienden que para lograr una sociedad igualitaria es necesario ‘de-construir’ los esquemas y los roles atribuidos a ellos para comenzar de nuevo

En las jornadas investigadores y sociólogos abordan los cambios de modelos masculinos entre los propios extremeños

- PUBLICIDAD -
Imagen del curso "Género y masculinidades" impartido en la Organización Multidisciplinaria Latinoamericana de Estudios de Masculinidades.

Hablar de nuevas masculinidades supone una mirada crítica hacia los roles tradicionales atribuidos al hombre. A los  roles asignados a ellos por el simple hecho de ser hombres. 

Existen arquetipos que han fijado que lo masculino es sinónimo de fuerza y liderazgo, violencia y dureza. Un ser dominante, que deja a un lado expresiones sentimentales o débiles.

Son estereotipos de género, y derrumbarlos supone también una apuesta por una sociedad más igualitaria entre hombres y mujeres. Esta es la reflexión de la Fundación CEPAIM,que organiza los días 5 y 6 de junio en Mérida unas jornadas sobre nuevas masculinidades.

Entienden que para lograr una sociedad más igualitaria es necesario ‘de-construir’ los modelos y los roles atribuidos a ellos para comenzar de nuevo. Apuestan por que los hombres ejerzan su masculinidad de una manera más flexible y diversa, frente a los patrones que imponen qué es lo 'lo masculino', explica Bakea Alonso, de la Fundación CEPAIM.

La fundación trabaja la perspectiva de género desde el proyecto denominado ‘Adelante’. Entre sus objetivos también está el trabajo con hombres, por ser actores determinantes en la construcción de una sociedad más justa.

En las jornadas de Mérida investigadores y sociólogos abordan las nuevas masculinidades. Analizan los modelos de masculinidad entre los propios extremeños. También las políticas de igualdad o las diferentes experiencias en la creación de grupos de hombres .

Masculinidad hegemónica

El concepto procede del mundo académico, y a grandes rasgos se refiere a la manera más tradicional de ser 'hombre'. Aquellos hombres que se salen de los patrones son rechazados. O tachados de homosexuales.

Las nuevas masculinidades apuestan por que ellos se construyan a sí mismo. Pueden ser tiernos si quieren. Pueden ser cuidadores y dedicarse a la crianza también. De hecho en el proceso hay cambios. La representante de CEPAIM explica que al construir la igualdad de género desde la perspectiva masculina adquieren su corresponsabilidad en la reproducción y el cuidado de hijos e hijas, o de personas dependientes.

Supone ser corresponsable en la conciliación de la vida familiar y laboral. Además de vislumbrar de que el hombre tiene privilegios laborales, e incluso económicos, por ser hombres frente a ellas: privilegios laborales, sociales, personales, e incluso sexuales.

“Reconocer que tengo privilegios”

La primera fase sería que los hombres "reconozcan que tienen privilegios sobre las mujeres". El siguiente paso, estar dispuestos a renunciar a esos privilegios.

Bakea Alonso destaca que cambiar los roles también puede ser un acto liberador. Desde pequeños tienen que estar demostrando que tienen comportamientos de hombres. Y no de niñas.

De hecho en las edades más jóvenes "no hay mayor insulto que para un niño que le digan ‘nenaza’". "Ellos siempre van a tener que estar demostrando su masculinidad, en su entorno, en su grupo de iguales. Demostrar que no son homosexuales", y que son hombres en todo el sentido heteropatriarcal de la palabra.

Mantener los patrones hegemónicos masculinos también implica riesgos. Desde CEPAIM hacen alusión a las estadísticas, que muestran cómo ellos tienes más adicciones a las drogas, pueden llegar a tener más depresiones y suicidios, o tienen más accidentes de tráfico. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha