eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

A Extremadura le sobra energía renovable, produce el 104% de la electricidad necesaria

La solar se basta para cubrir el 65,5% del consumo de la región

El Balance Eléctrico 2015 revela que el 77% de la energía producida en la región se exporta

- PUBLICIDAD -
Los fotovoltaicos de Anpier piden a Nadal igualdad de trato entre inversores extranjeros y españoles

Extremadura es una de las dos comunidades españolas que se autoabastecen en sus necesidades de electricidad con energía de origen renovable, principalmente de origen solar e hidroeléctrica, y la otra es Castilla y León.  

La producción renovable en la región cubre el 104% de las necesidades totales, mientras que en la vecina del norte la cobertura es aún superior, del 146%.

El consejero de Economía e Infraestructuras, José Luis Navarro, ha presentado este miércoles el Balance 2015 de Energía Eléctrica en Extremadura, que indica que en ese año la producción total (renovables más convencionales) fue de 21.101 gigavatios/hora (GWh) frente a un consumo regional de 4.409, lo que supone una cobertura del 439% de las necesidades.

José Luis Navarro, consejero de Economía e Infraestructuras Extremadura, en el pleno de este jueves

José Luis Navarro, consejero de Economía e Infraestructuras

El balance fue como siempre exportador, el 77% de la electricidad generada se consumió fuera de Extremadura.

Del total producido el 76,24% era no renovable, prácticamente toda de origen nuclear en la central de Almaraz, y el restante 23,76 energía limpia.

No se agotan

El análisis del consejero Navarro se ha centrado en esta última, renovable, 5.014 gigavatios/hora producidos que suponen como se ha dicho el 104% de las necesidades eléctricas totales de Extremadura.

El 63% prácticamente de esa producción limpia era gracias al sol, ya fuera con la técnica termoeléctrica o fotovoltaica, y eso ha valido para cubrir dos terceras partes del consumo eléctrico total de la región, la mayor tasa del mundo según la Junta de Extremadura.

Otro 32,15% de la producción renovable fue hidroeléctrica, que bajó 17 puntos respecto al año anterior debido a la falta de lluvias, y en tercer y último lugar la de biomasa (llamada térmica renovable) representó el 5% de la generación limpia gracias a las dos plantas existentes en la región y que experimentaron un avance de 1,6 puntos respecto al año anterior.

Debido a la escasez de lluvias y turbinado hidroeléctrico el balance de producción entre renovables y convencionales benefició a estas últimas el año pasado respecto al anterior.

En ese pasado ejercicio 2015 la demanda de electricidad subió en Extremadura un notable 3,69% frente al 1,9% de media nacional, es la tercera comunidad que más incrementó.

El sol, el futuro

Para el consejero José Luis Navarro la electricidad producida a partir del sol es la que tiene un mayor potencial de futuro en Extremadura, ya que, en términos absolutos, la región es la segunda mayor productora de ese tipo de energía procedente de tecnología termosolar, muy cerca de la primera que es Andalucía.

En electricidad procedente de tecnología fotovoltaica Extremadura es la tercera región productora, por detrás de Castilla-La Mancha y Andalucía.

Las cifras que ofrece Extremadura en cuanto a la producción de electricidad procedente de energías renovables son fruto de las políticas energéticas que su pusieron en marcha entre los años 2007 y 2011, que se caracterizaron por “un esfuerzo incentivador” desde la Administración y por otro inversor por parte de la iniciativa privada.

Esas políticas sufrieron un retroceso a partir del mes de enero de 2012 con la llegada del Gobierno de Mariano Rajoy, que a su juicio ha llevado una política energética “absolutamente equivocada” y “antirrenovables”, algo que contrasta con el desarrollo de estas energías que se ha producido en el resto del mundo.

Otros países y autoconsumo

Como dato destacado Navarro recuerda que en el período 2011-2015 la potencia instalada en España ha crecido solo en 400 megavatios, mientras que en otros países europeos con menos horas de sol como Alemania, Francia, Italia o el Reino Unido el aumento ha sido notable.

Especialmente llamativo es el caso de Alemania, con una potencia instalada de 24.000 megavatios en 2011 que ha llegado a ser de 39.350 en el año 2015.

Pese a ello el consejero considera que el futuro es “esperanzador” y que el avance hacia un nuevo modelo energético es “imparable”.

El consejero extremeño asegura que la Junta apoyará cualquier proyecto renovable “incluido el de autoconsumo que es el gran modelo de futuro y Rajoy impidió con su impuesto al sol”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha