eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Entrevista (falsa) a Mariano Rajoy

El autor del blog Mi Mesa Cojea publica cinco entrevistas ficticias con los principales líderes políticos ante las elecciones del 26 de junio

- PUBLICIDAD -

El director de campaña del Partido Popular me cita en la sede de Génova para entrevistar a Mariano Rajoy. Una vez allí, una mujer me guía hasta una sala donde hay un monitor de plasma apagado y un tipo de traje sentado a su lado.

Buenos días. ¿Es usted el periodista de eldiario.es?

Sí.

Soy el señor Cuéllar, abogado del señor Rajoy.

Ajá. Y el presidente está en…

El siete.

¿Cómo?

El canal siete. Tiene el mando a distancia ahí, póngalo usted mismo.

Ah. 

Cojo el mando y pulso el 7. En efecto, el presidente aparece en el monitor.

Presidente… ¿Me oye?

Perfectamente, joven. ¿Cómo se encuentra, se encuentra bien? Veo que tiene trabajo, así que tan mal no lo estaré haciendo, ¿eh? Y hambre no parece que pase usted. A lo mejor nos quejamos un poco de vicio, ¿no? ¿Tengo razón o no tengo razón, caballerete?

Eh…

Ya se lo digo yo: tengo razón. Cuéllar, ¿está ahí?

ABOGADO: Sí, señor presidente, justo al lado del monitor.

Bien. No se mueva de ahí.

ABOGADO: Como ordene, señor presidente.

A ver, muchachito, ¿qué quiere saber?

Sí, eh… Antes de nada quería preguntarle por el video de Sánchez limpiándose la mano tras estrechársela a un inmigrante.

Oh, sí, lo he visto.

Dicen que lo difundieron ustedes.

Pues mienten. Fíjese: mienten. Y le diré por qué. En el Partido Popular no vemos nada condenable en limpiarse la mano tras tocar a un inmigrante. Eso no quiere decir que seamos racistas, solo quiere decir que somos limpios. A día de hoy, como sabrá, la ciencia no ha demostrado si la gente marrón es así por genética o por la suciedad acumulada.

Eh… Con el debido respeto, presidente, la ciencia…

No me interrumpa.

Perdón.

Como le decía, no hay forma de saber si alguien es, pongamos por caso, africano o simplemente una persona de higiene descuidada. En ese sentido, el gesto de Sánchez me parece absolutamente normal, razón por la cual le he transmitido personalmente mis felicitaciones.

Le veo muy conciliador con el PSOE. ¿Estaría dispuesto a formar gobierno con él?

Mire, en los últimos años España ha encauzado la senda del crecimiento. Eso se ha logrado por dos vías: haciendo que los pobres sean más pobres y deteniendo a los que se quejan. Si ahora cambiamos de estrategia, los mercados nos castigarán, ¿y sabe qué pasará entonces?

¿Qué?

El caos. Habrá miseria por las calles. La gente tendrá que comerse a sus propios perros, ¿y sabe qué pasa cuando la gente se come a sus perros?

No.

Que hay una explosión demográfica de gatos. Y todo el mundo sabe cómo son los gatos. Empezarán a mirarnos con superioridad y no tardarán en aliarse en nuestra contra. Habrá violaciones gatunas, nuestros hijos no podrán salir solos a la calle y, como consecuencia, bajarán las acciones de Inditex. Lo que deben preguntarse los votantes es si quieren un país donde Amancio Ortega esté de bajona. Yo, se lo digo con claridad, no. Yo amo España y a los españoles y a España.

Ya lo ha dicho.

¿Eh?

Que ha dicho España dos veces.

¡Y mil veces lo diré porque soy un patriota! Nuestro partido está financiado con dinero negro, sí, ¡pero dinero negro español! Los de Podemos se creen que han inventado América montando su partido con los fondos de una dictadura. ¡El PP también se fundó con dinero de una dictadura, pero una dictadura española, con nuestros valores y nuestra cultura! ¡La dictadura de nuestros padres y nuestros abuelos!

Presidente, solo para despejar dudas, ¿está diciendo que apoya usted el franquismo? 

ABOGADO: Mi cliente no tiene por qué responder a eso, no está en un tribunal.

Pero estamos haciendo una entrevista.

ABOGADO: ¿Me estás buscando las cosquillas, hijo? Hice un MBA en la London School of Economics y me echaron por liberal. Intenta joderme, te lo ruego, solo inténtalo.

No hace falta ponerse agresivo.

ABOGADO: Haz una pregunta sobre la memoria histórica, solo una, y te meteré tal paquete que acabarás lamentando que tu abuelo no fuese fusilado en la batalla del Ebro antes de penetrar a tu abuela.

Dios.

Interviene de nuevo Rajoy:

No blasfemes, hijo, no hace ninguna falta.  

Vale, eh… Se me ha ido un poco el hilo, perdón. A ver. Presidente, es un hecho que su partido está rodeado de casos de corrupción.

Sí, la corrupción es, sin duda alguna, una de las lacras de nuestro partido, razón por la cual ya he pedido a todos que roben con más cuidado.

Bien, pe ro el hecho es que, a pesar de los numerosos casos de corrupción, los españoles siguen eligiéndoles como primera fuerza. ¿Qué conclusiones saca de ello?

Verás, el problema es que los rojos os pensáis que solo existís vosotros. Detenemos a un rapero y os ponéis como locos, como si en España gustase el rap. Como si hubiésemos detenido a Raphael o a Bertín Osborne. Pero España, la España de verdad está hecha de escayolistas y encofradores y… no sé, la gente esta que te pone los rodapiés, ¿sabes?

Sí.

Los de los rodapiés.

Que sí, que sí.

¿Y sabes una cosa? A toda esa gente le importa un rábano los raperos. Muchos ni siquiera sabían que hay raperos en España hasta que detuvimos al primero. Esa es la España en la que yo creo, la que se levanta a las tres de la mañana.

¿Eso no es muy pronto?

¿Lo ve?, es usted un vago.

Para acabar, presidente, ¿qué hará si PSOE y Unidos Podemos llegan a un acuerdo de gobierno?

Bueno, Montoro aboga por dar un golpe de Estado, pero a ese siempre se le escapa la fuerza por la boca. Es muy de hablar, no sé si sabe a qué me refiero. Un día me propuso contratar a unos colombianos para que dieran una paliza a Ferreras, ¿y sabe qué hice yo?

¿Qué?

Le dije: "Vale, llama a esos colombianos". Y hasta hoy. Es un bocas, pero, a la hora de la verdad, se acojona. Además, ¿de dónde va a sacar Montoro el teléfono de unos colombianos si, cuando se cruza un inmigrante por la calle, llama al CNI?

Eh… Presidente, no me ha respondido.

¿Cuál era la pregunta?

Es igual. Muchas gracias, presidente.

De nada, hijo. Y recuerde: España es España porque, si no lo fuera, sería Portugal o alguna mierda de esas. Cuéllar, acompáñele a la salida.

ABOGADO: Sí, señor presidente.

El abogado me acompaña hasta la calle Génova. Caminamos en silencio. En un punto del recorrido me parece ver a Santiago Calatrava contando billetes, pero lo achaco al calor. 

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha