eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

La oposición no descarta unir fuerzas para propiciar un cambio de Gobierno en Santander

El acuerdo entre las cinco fuerzas se antoja complicado aunque sus candidatos están dispuestos a negociar para desalojar al PP, que gobierna la ciudad desde hace 36 años. 

El alcalde en funciones, Íñigo de la Serna, toma la iniciativa y solicita una reunión para tantear al resto de candidatos.  

- PUBLICIDAD -
De la Serna inicia los contactos y se reúne mañana con IU y Ciudadanos

De la Serna inicia los contactos y se reúne mañana con IU y Ciudadanos

El resultado de las elecciones municipales en Santander ha sido sin duda una de las mayores sorpresas.  T odas las quinielas apuntaban a una nueva mayoría absoluta del Partido Popular (PP), que gobierna la ciudad de forma ininterrumpida desde el inicio de la democracia -Santander es la única capital de provincia en la que nunca ha habido un cambio de gobierno-. Sin embargo, los comicios han situado a los 'populares' como la fuerza más votada pero a un concejal de la mayoría de la que habían gozado en las dos últimas décadas. Esto abre la posibilidad a un cambio de gobierno que sería histórico pero que se antoja complicado, ya que la nueva Corporación es también la más fragmentada de la historia.

En la próxima legislatura seis partidos tendrán representación en el Pleno municipal. A los tres habituales -PP, PSOE y PRC- se han sumado IU, que no entraba en el Consistorio desde las elecciones de 1995 y que tendrá un concejal, y Ciudadanos y Ganemos Santander Sí Puede, que se presentaban por primera vez y que han logrado dos ediles. Ese cambio de gobierno pasa por la unión de cinco partidos políticos, todos menos el PP. Una combinación complicada pero que, por el momento, ninguna de las fuerzas descarta.   

La pelota está en el tejado del Partido Socialista, la segunda fuerza más votada -cinco concejales-. Su líder, Pedro Casares, se pondrá "en las próximas horas" en contacto con el resto de candidatos para conocer su predisposición a alcanzar un acuerdo. Por su parte, la disposición es "máxima" aunque cree que no será igual por todas las partes. En este sentido, alude a las declaraciones del líder del PRC, Miguel Ángel Revilla, quien opina que sería "ilógico" desalojar al Partido Popular del Ayuntamiento cuando éste ha obtenido el respaldo del 40% del electorado. Todo lo contrario que los socialistas, que destacan que "los santanderinos han votado por el cambio".    

El candidato regionalista en la ciudad, José María Fuentes Pila, no descarta nada y afirma que "si hay disposición por el resto de partidos, el PRC se sentará a negociar". No obstante, y aunque anuncia que no votará a favor de la investidura de De la Serna, ve difícil que fructifique una alianza alternativa.  

Desde Ganemos Santander Sí Puede apuntan que dentro de sus prioridades está "echar a la mafia de todas las formas posibles" y "levantar las alfombras para ver qué hay debajo después de tantos años de Gobierno popular". "Nosotros vamos a poner todo de nuestra parte para que haya un cambio de signo político", señala el cabeza de lista de la formación, Antonio Mantecón, que apunta a Ciudadanos como "la clave". 

Para Ganemos Santander, el nuevo escenario está "completamente abierto" y, por lo tanto, "todo se puede hablar". De hecho, y a han tenido conversaciones con otros candidatos y en las próximas horas decidirán si aceptan la invitación del alcalde para mantener una reunión o descartan cualquier tipo de encuentro, según declara a este diario el cabeza de lista Antonio Mantecón.

En cualquier caso, Mantecón recuerda que  e stán pendientes de celebrar una asamblea para decidir qué pasos van a dar y subraya que el apoyo a una investidura alternativa al PP "no sería un cheque en blanco".

Miguel Saro (IU) destaca que la pérdida de la mayoría absoluta del PP "es una buena noticia para la higiene democrática de Santander" aunque ve " muy improbable" que todas las fuerzas de la oposición se pongan de acuerdo para votar una candidatura alternativa. Por el momento,  nadie a contacto con él, lo cual lamenta. En cuanto a Ciudadanos cree que no votará a favor de la investidura del actual alcalde porque con ello se convertiría "en la muleta del PP".

En declaraciones a este periódico, el candidato de Ciudadanos, David Martínez, ha reiterado que aquellos partidos que quieran llegan a cualquier tipo de acuerdo, lo primero que tendrán que hacer es suscribir el decálogo para la "regeneración" democrática. Este documento contempla medidas como la separación de los imputados, la celebración de primarias o que los partidos se declaren responsables subsidiarios en caso de que alguno de sus miembros robe dinero público. A partir de aquí, escucharán "a todos", ya que no tienen "estigmatizado" a nadie.   

De la Serna toma la iniciativa

Quien ha tomado ya la iniciativa es el líder de los 'populares'. De la Serna ha anunciado que este miércoles se verá las caras con los candidatos de Izquierda Unida y Ciudadanos. Será una primera toma de contacto, y dependiendo del "posicionamiento" de los partidos, esa primera reunión "se quedará ahí" o habrá más encuentros para seguir acercando posturas.

El dirigente del PP ha indicado que seguirá contactando con el resto de candidatos con el objetivo de buscar la fórmula de gobierno que dé "estabilidad" al Ayuntamiento. De todas formas, en el caso de no llegar a ningún acuerdo con el resto de fuerzas políticas del Consistorio, cabe la posibilidad de que el PP gobierne en minoría la ciudad.

Preguntado por la posibilidad de que los otros cinco partidos se pongan de acuerdo para desalojar al PP de la Alcaldía, De la Serna ha señalado que por lo que ha "escuchado" este extremo no se va a producir y ha destacado que el voto al PP ha sido "muy mayoritario" mientras que el recibido por el resto de formaciones ha sido "muy minoritario".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha