eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Aprobada una rebaja fiscal para 2017 que supondrá un ahorro adicional de 3,4 millones a los vecinos

Contempla reducción del 0,6% en el agua, congelación del resto de tasas y descenso de valores catastrales del 10%

- PUBLICIDAD -

La Junta de Gobierno Local de Santander ha aprobado este lunes el proyecto de ordenanzas fiscales para 2017, que plantea una nueva rebaja fiscal que supondrá un ahorro adicional para los vecinos de alrededor de 3,4 millones de euros, que se suma al resto de bonificaciones, exenciones e incentivos fiscales puestos en marcha a lo largo de los últimos años, que también seguirán en vigor el próximo ejercicio.

La propuesta se elevará al pleno de la Corporación de este mes de septiembre para su aprobación, según ha explicado en un comunicado la concejala de Economía y Hacienda, Ana González Pescador.

La edil ha destacado que a través de estas medidas se incide en la "política social, de apoyo a las familias y de estímulo e incentivo a la actividad económica y productiva" en la que viene trabajando el equipo de gobierno municipal, todo ello con el objetivo de generar "mayor cohesión y más oportunidades".

En la propuesta de nuevas ordenanzas fiscales aprobada hoy se establece una reducción del 0,6 por ciento en la tasa de agua y alcantarillado, además de la congelación del resto de tasas y precios públicos, que también se habían congelado este año, tras la reducción aplicada en 2015.

Asimismo, se incluye una bonificación del 75% del impuesto de obras para actuaciones incluidas dentro del ámbito del Área de Regeneración y Renovación Urbana del Cabildo de Arriba, así como la exención de la tasa urbanística en la construcción de viviendas incluidas dentro del ámbito del Área.

Además, el Ayuntamiento ha vuelto a solicitar al Ministerio de Economía una nueva reducción de los valores catastrales en el municipio del 10% -que se sumará al descenso del 15% aplicado ya en 2016- con efectos directos en impuestos como el IBI y la Plusvalía.

Con la aplicación de todas estas nuevas medidas, en 2017 el Ayuntamiento dejará de ingresar más de 3,4 millones de euros, un ahorro para las familias y empresas que se suma a los beneficios fiscales que disfrutan ya a través del resto de bonificaciones e incentivos existentes en Santander.

En este sentido, la concejala de Economía y Hacienda ha recordado que en la actualidad hay casi 60.000 santanderinos que disfrutan de bonificaciones y exenciones en distintos tributos y tasas municipales, y ha subrayado que el impacto acumulado de las sucesivas rebajas fiscales y bonificaciones aprobadas desde 2009 supera los 33,1 millones de euros.

MAYOR SOLIDARIDAD Y GENERACIÓN DE RIQUEZA

González Pescador ha resaltado que para el equipo de gobierno municipal la reducción de impuestos y el aumento de las bonificaciones es una "máxima" de su política fiscal, porque constituye "una herramienta para generar mayor solidaridad, reforzar el apoyo a las familias y fomentar el empleo y la creación de riqueza".

Según ha dicho, esto se consigue "gracias a una gestión económica responsable que ha permitido, a la vez, reducir considerablemente la deuda, alcanzar el equilibrio presupuestario y multiplicar la inversión productiva", una línea en la que se va a seguir trabajando.

En este sentido, ha recordado que desde el año 2007 se ha reducido un 32% el endeudamiento y en 2017 se continuará por esta senda, hasta situar la deuda deuda municipal en torno a los 93,8 millones de euros, un 40,8 % menos que en 2007.

De esta forma, el endeudamiento se situará en diciembre del próximo año en una ratio del 57%, "un mínimo histórico, y muy por debajo de la ratio que nos exige la normativa, que sitúa el límite de endeudamiento en un 110% de los ingresos corrientes", ha resaltado la responsable de Economía y Hacienda.

Además, González Pescador ha subrayado que esto "no resta ni merma capacidad de inversión, sino al contrario", ya que la reducción de la deuda y el equilibrio económico permite al Consistorio tener "músculo financiero" para sacar adelante importantes inversiones que convierten hoy al Ayuntamiento de Santander en el "mayor motor de la inversión pública en Cantabria".

La concejala ha reiterado que la voluntad es continuar trabajando en esa misma línea, "gestionando los recursos públicos con responsabilidad para poder ofrecer mejores servicios a los ciudadanos y para poder seguir impulsando la inversión productiva".

"Nuestra meta va a seguir siendo utilizar con la máxima responsabilidad cada euro que administra el Ayuntamiento y seguir aplicando medidas de contención y rebaja fiscal, en beneficio de los ciudadanos", ha agregado la edil, que ha contrapuesto esta política con la que está desarrollando el Ejecutivo cántabro de PRC-PSOE, que "tras la subida aplicada en el IRPF nada más llegar al Gobierno, ha anunciado una nueva subida de impuestos para 2017".

BONIFICACIONES FISCALES

Frente a esto, González Pescador ha señalado que el Ayuntamiento de Santander propone nuevas rebajas y bonificaciones fiscales, además de mantener todas las ya existentes.

Entre ellas, ha recordado la exención del 25% en el IBI para las familias numerosas, la bonificación del 50% en este tributo para los vecinos que instalen en sus viviendas sistemas de aprovechamiento de energía solar para autoconsumo, o la bonificación del 50% del IBI de las VPO durante los seis primeros años.

También ha resaltado las medidas de apoyo a colectivos con especiales necesidades, como la bonificación del 75% en los recibos del agua y las basuras para las familias con todos sus miembros en paro o con rentas más bajas, las bonificaciones a familias numerosas del 25% en el IBI y del 50% en la tasa de agua, basura y alcantarillado, así como los descuentos en cursos y escuelas del IMD y en los cursos del Conservatorio Municipal de Música.

Igualmente, se ha referido a la exención en el pago del impuesto de vehículos para las personas con discapacidad, y la gratuidad en el TUS para los pensionistas de la ciudad mayores de 65 años con rentas bajas, familias numerosas, niños menores de 7 años y personas con una discapacidad igual o superior al 65%, a lo que se añaden carnés y descuentos para jóvenes y para personas con discapacidad de entre el 33 y el 64%.

La concejala ha explicado que el Ayuntamiento mantendrá también en 2017 la bonificación del 75% en el impuesto de circulación durante los cuatro años siguientes a la matriculación para vehículos eléctricos y los híbridos, y la exención del pago de la OLA en el caso de vehículos eléctricos.

Asimismo, seguirá aplicando medidas incentivadoras de la actividad económica, como la bonificación del 40% del IBI durante 2 años para empresas que creen empleo en Santander y cumplan unos baremos económicos y laborales.

Igualmente, seguirán congelados los impuestos de construcciones y las tasas por licencias urbanísticas y licencia de apertura; y las empresas podrán acogerse a la bonificación del 50% en la tasa por primera licencia de apertura de nuevas empresas en la ciudad y la exención en el pago de la segunda licencia de apertura.

Por último, ha aludido también a las bonificaciones de hasta el 75 % para rehabilitación de fachadas e instalación de ascensores, los incentivos para la construcción de viviendas sociales, que están exentas en un 95% del impuesto, y el programa tax free para empresas tecnológicas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha