eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Sanchis Sinisterra 'viste' de arte experiencias humanas en su impulso del Nuevo Teatro Fronterizo

El dramaturgo y director teatral dice que "cada acontecimiento artístico genera y crea su propio público"

- PUBLICIDAD -
Sanchis Sinisterra 'viste' de arte experiencias humanas en su impulso del Nuevo Teatro Fronterizo

El dramaturgo y director teatral José Sanchis Sinisterra se centra en la actualidad en impulsar el Nuevo Teatro Fronterizo, proyecto que dirige desde hace seis años en Madrid y que incluye montajes que realiza a partir de experiencias humanas, detrás de las cuales intenta que haya una "elaboración artística".

Así, en colaboración con diversas asociaciones, desde La Corsetería, sede del NTF en Lavipiés, buscan personas de diferentes colectivos sociales, algunos en riesgo de exclusión, como inmigrantes, expresidarios, refugiados o personas con discapacidad, que una vez localizadas ponen en contacto con un autor, que a su vez elabora un texto sobre su vida para que sea representado por varios actores con "libertad poética", ha explicado el Premio Nacional de Teatro.

Esta lectura dramatizada se representa en diferentes escenarios, como La Casa Encendida, y constituyen "pequeñas experiencias" por las que "siempre hay alguien que nos felicita emocionado", ha reconocido Sanchis Sinisterra, que ha achacado este extremo a que cuando las cifras "frías, sin rostro" de un problema se "singularizan" en un persona o caso concreto, "la percepción del público varía".

De todas formas, este dramaturgo, reconocido con varios premios Max, considera que "el concepto de público es un poco metafísico", hasta el punto de que "el público es creado por cada acontecimiento artístico" y es este último el que "genera y crea su propio público", ha puntualizado. Al hilo, ha indicado que NTF es seguido por asiduos a determinados escenarios, no tanto por entre quienes acuden a teatros habituales.

Pero ese público -o "no público- "motivado" e "interesado" en el Nuevo Teatro Fronterizo -que es un "avatar" y bebe del que naciera en Barcelona a finales de la década de los 70 como lugar de encuentro de profesionales del teatro y quienes se plantean el arte desde una perspectiva crítica- no se corresponde con el apoyo financiero, como ha lamentado Sanchis Sinisterra, que ha apuntado al respecto que su proyecto cuenta tan solo con el apoyo de La Autónoma y Le Monde diplomatique.

Así lo ha dicho en una rueda de prensa que ha ofrecido este martes en Santander, donde dirige el taller 'Más allá del diálogo: taller de dramaturgia escrita', en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), y donde participará, además, en el ciclo Los Martes Literarios.

Acompañado por la vicerrectora de Extensión y de Enseñanzas del Español y otras Lenguas de la UIMP, Montaña Cámara, el dramaturgo ha recordado que hace unos años se "prohibió" -ha dicho- "llorar" o "quejarse" en público, y ha señalado al respecto que cuando puso en marcha Nuevo Teatro Fronterizo sabía que lo hacía en un contexto "adverso", por lo que llevan cinco años "sobreviviendo sin aliados", lo que a veces es "frustrante", aunque al tiempo sirve de "estimulante".

Desde 2010 se centra en esta iniciativa, y también en superar una crisis cardiaca. Además, en sus "ratos libres" Sanchis Sinisterra escribe libros, pero lo tiene más "difícil" para dirigir, porque La Corsetería no le "deja mucho margen".

MUJERES DE PAPEL

En su comparecencia, el dramaturgo se ha referido también a la representación, este miércoles, de 'Mujeres de papel: la maga y la buena terrorista', de Nuevo Teatro Fronterizo, que se pondrá sobre las tablas del Paraninfo de Las Llamas de Santander con motivo del estreno del ciclo Primera Fila.

El montaje elegido para la capital cántabra, que constituye el "segundo abordaje" de esta iniciativa con la que tratan de visibilizar mujeres a través de obras literarias del siglo pasado, parte de la selección de personajes femeninos "muy controvertidos": en este caso, la maga de 'Rayuela' de Julio Cortázar, y la buena terrorista que protagoniza la obra del mismo nombre de Doris Lessing.

La primera trata de acceder al mundo intelectual y participar en él, pero tiene un hijo, de modo que se aborda el "terrible dilema" universal al que se enfrentan madres y trabajadoras. En el capítulo que se lleva a escena, la protagonista escribe una carta al bebé, para justificar por qué no le tiene consigo, sino que le ha enviado al campo con otra mujer.

Por su parte, la buena terrorista es una mujer de clase media alta, progresista, que pertenece a una familia acomodada, pero que participa en un grupo terrorista que planea un atentado. Se aborda así la "escisión" entre ser de clase burguesa y decidir participar en política. La situación recreada pone de manifiesto la "analogía" entre ambos extremos, a través de ejemplos como el que la protagonista trate de que el piso de los terroristas esté "mono".

Finalmente, en el curso en la UIMP, en sus clases el dramaturgo irá más allá de las dinámicas convencionales -'A se dirige a B, B se dirige a A'- vigentes en el teatro occidental para mostrar maneras más adaptadas a la complejidad de la interacción humana. Así, el taller de José Sanchis Sinisterra, para quien "el teatro es literatura y espectáculo", combina la teoría, la técnica y la práctica mediante una serie de ejercicios de escritura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha