eldiario.es

Menú

El duelo electoral entre el PNV y EH Bildu se bate entre hermanos en Elantxobe

El aspirante del PNV, Jesús María Olagibel, mide fuerzas de nuevo con su hermano, Koldo Olagibel, de EH Bildu, formación que se hizo con el Gobierno en los anteriores comicios por tan solo un voto de diferencia.

Las bajas en el censo con respecto al 2011- la mayoría registradas por fallecimientos- serán determinantes para posibilitar un posible vuelco electoral.

- PUBLICIDAD -

En Elantxobe, una bella localidad costera vizcaína de 390 habitantes, enclavada en la reserva de la Biosfera de Urdaibai, la carrera a la Alcaldía se disputa en familia. Las dos únicas formaciones aspirantes al Gobierno municipal son el PNV y EH Bildu y los cabezas de lista de sus candidaturas son hermanos. Koldo Miren Olagibel, de EH Bildu, aspira a retener el puesto de regidor que ocupa desde el 2011 gracias a una ajustadísima victoria. 154 votos le auparon a su cargo de máximo mandatario de la localidad, frente a los 153 votos que cosechó su hermano, Jesus María Olagibel, alcaldable del PNV. Según el relato de algunos vecinos, curiosamente fue un militante del PNV el que posibilitó la victoria de su rival, porque no acudió al colegio electoral y esa única papeleta de diferencia le convirtió en alcalde a Koldo.

El PSE entonces no obtuvo ningún apoyo en las urnas y el PP obtuvo un único voto. Se entiende que fue el de su candidato. Los catastróficos resultados de estas formaciones les han hecho desistir del intento y populares y socialistas se han retirado de la pugna del próximo 24 de mayo. Así que, Elantxobe, pueblo singular, donde los autobuses no giran en las rotondas y son las rotondas las que giran por ellos- la estrechez de sus empinadas calles obligó a instalar una plataforma giratoria para estos vehículos- y donde la cita con las urnas, en un momento de fragmentación y múltiples candidaturas, se limita a un duelo entre formaciones, suma otra particularidad a su idiosincrasia: la contienda por el bastón de mando se reduce a un pulso entre hermanos.

El actual alcalde, Koldo Miren Olagibel lleva con deportividad la rivalidad política con su hermano Jesus María, jefe de servicio en el Consorcio de Aguas de Bilbao y asegura que a nivel familiar, la competencia, no se aprecia. "Separamos los asuntos familiares de los políticos. Además esto no es tan infrecuente en Euskadi. Me consta que se ha dado en tres o cuatros ocasiones, en otras elecciones anteriores", recuerda entre risas para acto seguido aprovechar la conversación para hacer campaña. "La mejor forma de ganarse al electorado es mostrar todo el trabajo que ha hecho equipo para el pueblo durante los últimos cuatro años. Desde el PNV no han hecho nada más que tratar de obstaculizar todas y cada una de nuestras acciones sin presentar propuesta alguna. Ya nos lo advirtieron al principio de legislatura desde el Bizkaia Buru Batzar. Nos dijeron que iban a hacer oposición pura y dura y lo han cumplido a raja tabla".

El regidor es consciente de la división del pueblo en dos frentes muy igualados, la mitad es del PNV y la otra de EH Bildu. Las bajas en el censo con respecto al 2011- la mayoría registradas por fallecimientos- serán determinantes para posibilitar un posible vuelco electoral. "Me parece que cada uno seguirá votando a los suyos. Tengo esperanzas en que algún peneuvista nos recompense por el trabajo realizado pero tampoco confío demasiado en ello. Al final la diferencia la van a marcar los movimientos del censo", explica Koldo Olagibel. 

EA o Bermeo, casos similares

Su hermano Jesus María Olagibel quiere trabajar por una Elantxobe "más próspera, con mayor calidad de vida y más tolerante". Para ello, cree necesario terminar con "la dinámica de confrontación entre diferentes" y animar a los elantxobetarras a "crear un municipio basado en la participación", según recoge en su blog el Bizkaia Buru Batzar, la ejecutiva del PNV en Bizkaia. El candidato no ha ofrecido su testimonio a eldiarionorte.es porque “su apretada agenda en plena campaña se lo impide”, según explicaciones de su ejecutiva.

Las 62 abstenciones registradas en los comicios del 2011 también dejan margen de maniobra a los aspirantes para conquistar nuevos apoyos. "La fidelidad respecto al voto se mantiene casi inalterable desde hace muchos años y el PNV ha sido casi siempre imbatible. Excepto esta última legislatura y otra anterior en que gobernó Euskal Herritarrok, los ‘jeltzales’ siempre han estado en la Alcaldía", explica un vecino de Elantxobe que asegura que esa confrontación se deja notar también en las calles de Elantxobe. "Se palpa cierta tensión pero sin llegar a mayores. Es un pueblo pequeño y todos se conocen y saben porque formación política se decanta cada vecino".

Pero Elantxobe no es el único punto caliente de apretados resultados en Bizkaia. La Alcaldía municipios como Ea o Bermeo, actualmente gobernadas por la coalición abertzale, podrían cambiar de manos, ya que el PNV se encuentra a un solo concejal de distancia, aunque la diferencia en votos es mayor que en Elantxobe. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha