eldiario.es

Menú

PP de Getxo (Bizkaia) presenta seis alegaciones en contra de las huertas de Zubilleta

El Partido Popular de Getxo ha presentado este jueves seis alegaciones en contra las huertas de Zubilleta, por considerar que el proyecto va "en contra del acuerdo plenario del pasado mes de octubre, en el que la mayoría absoluta del Pleno votó a favor de la propuesta popular de construir un parque fluvial en dicha zona".

- PUBLICIDAD -

La portavoz popular de Getxo, Marisa Arrúe, ha dicho que los vecinos "llevan tiempo denunciando el estado de abandono de esta zona, sin ser escuchados por el equipo de Gobierno". "Ahora critican y piden que no se instalen allí las mencionadas huertas, pero de nuevo sus quejas caen en saco roto, pero, desde el PP, defendemos la opinión de los vecinos de la zona y presentamos además una serie de fundamentos por los que no creemos que este proyecto deba de llevarse a cabo", ha dicho.

Arrue ha explicado que la primera alegación de los populares en contra de este proyecto se centra en el acuerdo al que se llegó en el pasado Pleno del día 28 de octubre, "en el que por mayoría absoluta se aprobó que el equipo de Gobierno iniciara los trámites necesarios para convertir los terrenos de Zubilleta en un gran parque fluvial inundable".

Por lo tanto, ha indicado, el Pleno del Ayuntamiento de Getxo "como representación suprema de la voluntad del pueblo de Getxo, aprobó que los citados terrenos deben convertirse en un parque fluvial y no en unos huertos lúdicos". En su opinión, "cualquier otra decisión que se adopte con relación a estos terrenos será arbitraria, unipersonal y contraria a los intereses del pueblo de Getxo".

La segunda alegación popular hace referencia a la falta de autorización del Departamento de Agricultura de la Diputación Foral de Bizkaia para llevar a cabo los mencionados huertos. "Se trata de una zona donde se encuentra el ya famoso pez espinoso. Una especia vulnerable y cuya protección exige medidas específicas por lo que la Diputación, a través de decreto, ordena a que cualquier actuación en las áreas de interés especial del Espinoso que implique la modificación de las características del habitat utilizado por la especie, necesita la autorización previa del Departamento de Agricultura", ha asegurado.

Según los populares, en el presente proyecto de las huertas, sometido a exposición pública, "no consta la autorización" del Departamento de agricultura de la Diputación Foral de Bizkaia, "ni tan sólo consta que se le haya hecho consulta alguna, por lo que faltando este requisito imprescindible, consideramos que no se puede conceder la presente licencia".

RETIRADA DE TIERRA

Los populares han asegurado que en el expediente referente a estos terrenos se prohíbe la aportación de nuevas tierras al lugar habilitado, salvo que se retiren previamente la misma cantidad de tierra ya existente en la zona.

Arrúe ha aclarado que, "sin embargo, en el proyecto defendido por el equipo de Gobierno, nada se manifiesta sobre la necesaria previa retirada de las tierras que fueron aportadas en la década de los 90 y que sobreelevaron las cotas de esta línea del río Gobelas". Por lo tanto, a su entender, es "esencial que con carácter previo a la construcción de los citados huertos, se proceda a la retirada de toda la tierra que se aportó en su momento".

Por "referencias históricas", ha dicho, al PP, "al igual que a los vecinos, le consta que los terrenos aportados en su momento a la zona contienen elementos tóxicos". Por ello, considera que "no se puede autorizar la creación de unos huertos en terrenos que pueden ser tóxicos o insalubres".

"Es necesario proceder a un análisis de los terrenos porque no podemos arriesgarnos a permitir el cultivo de unas huertas en tierra que puede estar contaminada y puede resultar tóxica tanto para el medioambiente como para los consumidores de lo que allí se plante", ha criticado Arrúe.

Del mismo modo que por la "toxicidad" del terreno, los populares temen por la "contaminación del agua que de allí se extraiga". Por ello, critican la propuesta de la construcción de un pozo con el objetivo de extraer agua del subsuelo de la zona, "un agua que seguramente no será potable porque estará influenciada por el propio río Gobelas".

Para concluir, Arrúe ha señalado que, si finalmente sale adelante el proyecto de las huertas en dicha zona, "deben establecerse estrictas medidas de control y supervisión en cuanto a los usos y horarios de las mismas, adecuándose al contenido de la licencia que se emita".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha