eldiario.es

Menú

"El PP no se diluye porque unos se vayan"

Arantza Quiroga, presidenta del PP vasco, ha defendido el legado de los que se han jugado la vida en tiempos difíciles del terrorismo, pero remarcando que "no es verdad que el que se va se lleva todos los principios del partido", en alusión a los críticos.

Muy crítica con la falta de liderazgo del lehendakari Urkullu, Quiroga defiende los acuerdos con el PNV porque benefician a los ciudadanos.

La máxima dirigente del PP vasco demanda a PNV y PSE que también exijan la "disolución total" de ETA y "a cambio de nada".

- PUBLICIDAD -

Que el desayuno informativo que ha tenido lugar esta mañana en el Fórum Nueva Economía no era otro más lo demuestra la presencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. El PP, el vasco y el de Mariano Rajoy, saben que atraviesan un momento agrio.

Y hoy los populares debían mandar mensajes claros y precisos ante las desafecciones internas que han motivado la salida de dirigentes -algunos destacados- para crear el nuevo partido Vox -ha habido varias preguntas sobre este asunto en el desayuno por parte de los presentes- y las críticas de históricos que aun siguen en él como Jaime Mayor Oreja o la expresidenta del PP vasco a la política antiterrorista del Gobierno y a cómo el PP vasco ve el final ordenado de ETA.

"El PP no se diluye porque unos se vayan". Así de taxativa se ha mostrado Quiroga ante la primera pregunta sobre la crisis interna que vive el partido. La líder del PP vasco ha defendido con pasióm el legado de los que se han jugado la vida en tiempos difíciles del terrorismo: una fortaleza del partido "forjada a través de estos años por hombres y mujeres del PP vasco ejemplares, intachables y admirables por su coraje cívico". Y ha remarcado que "no es verdad que el que se va se lleva todos los principios del partido", en alusión a los críticos. Para ella, lo que está pasando al partido es simplemente "ley de vida", "unos van y otros siguen", ha señalado, minimizando la evidente crisis interna que arrastra el partido y que se ha puesto de manifiesto por la desafección de las víctimas ante la política antiterrorista del Gobierno de Rajoy. Y ha hecho un llamamiento a calmar las aguas y a "llevar esto con más naturalidad", porque "prefieronn la crítica por lograr un pacto que lograr el aplauso fácil de los charlatanes", que tampoco ha precisado quiénes son. Primer mensaje, de calma y sosiego interno.


Critica la "cercanía" de Urkullu a Bildu

Ha defendido las posiciones tradicionales del PP en relación al fin de ETA y a la importancia del relato y la memoria. Y frente a los que no quieren ver las cosas en términos de "vencedores y vencidos" y están más por el "empate infinito" les ha dicho que no se puede permitir que "el relato de sufrimiento y terror sea diseñado, escrito y relatado por los asesinos y sus cómplices". Y ha rubricado esa idea con un "aceptamos el cumplimiento de la ley, pero no olvidamos". Segundo mensaje.

Y aquí ha aprovechado para lanzar su mensaje más critico contra el lehendakari Urkullu -también le ha afeado su posición sobre los planes de Adegi para la negociación colectiva, que con cuenta con el aval de gabinete vasco y por contra está en desacuerdos todos los sindicatos y hasta la patronal vizcaína-. Al lehendakari le ha pedido "liderazgo para asumir la gestión de este final de ETA". Liderazgo político y altura de miras, ha resaltado, algo que parece no ver en Urkullu porque dijo: "No quiero un lehendakari que diga que tiene mucho más en común con Bildu que con e Partido Popular. No quiero un lehendakari que diga que tienevmás en común con los victimarios por su sen5ido de pertenencia, que con las víctimas". Y en ese momento de su intervención ha reclamado a PNV y PSE-EE que den "un paso al frente" para exigir a ETA que "se disuelva totalmente" y sin contrapartidas. "A cambio de nada", ha pedido.

Pese a ser muy crítica con la falta de liderazgo del lehendakari , Quiroga ha defiende los acuerdos con el PNV porque benefician a los ciudadanos. Y ha puesto el retrovisor para recordar que no es nuevo, que el PP ya pacto la investidura de José María Aznar con el PNV de Xabier Arzalluz en 1996.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha