eldiario.es

Menú

Urkullu dice que el desarme "certifica que ni una sola de las víctimas provocadas por ETA debió producirse nunca"

Agradece "la altura de miras y colaboración" de los Gobiernos español, francés y navarro, y de la mancomunidad de Iparralde

- PUBLICIDAD -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que el desarme de ETA "certifica que ni una sola de las víctimas provocadas por ETA debió producirse nunca". Además, ha agradecido "la altura de miras y colaboración" de los Gobiernos español, francés y navarro, y de la mancomunidad de Iparralde para haber llegado a este momento.

En una comparecencia ante los medios de comunicación celebrada en San Sebastián, en la que ha estado acompañado del líder de la Comisión Internacional de Verificación (CIV), Ram Mannikalingam, Urkullu ha señalado que, "de la épica a la ética", con el desarme se ha constatado que "las armas han pasado del territorio de la clandestinidad a la legalidad".

"El desarme de ETA está exento de cualquier épica, pero tiene un significado ético central. Certifica que ni una sola de las víctimas provocadas por ETA debió producirse nunca. Todas y cada una de las víctimas son hoy sujetos y artífices principales de este logro democrático de la sociedad, sus instituciones, la política y los derechos humanos", ha añadido.

Además, ha señalado que el Gobierno vasco en las últimas semanas "ha trabajado duro para que el desarme fuera viable, y tuviera un carácter legal, unilateral, completo y sin contrapartidas, y llegase bien a buen puerto".

También ha asegurado que "ha estado en relación y comunicación con el Gobierno español, con las autoridades francesas, con el Gobierno de Navarra y con la Mancomunidad de Iparralde", y en coordinación con los verificadores.

ALTURA DE MIRAS

"Quiero destacar y agradecer la altura de miras y colaboración que hemos encontrado en los gobiernos, instituciones y fuerzas políticas afectadas de una u otra manera en la gestión de este momento", ha indicado.

A su juicio, "la confirmación del desarme legal, definitivo y sin contrapartidas es un paso fundamental en el proceso de final ordenado de la violencia y de desaparición de ETA", aunque "el camino prosigue" porque se necesita trabajar "la convivencia normalizada".

"El Gobierno vasco dará continuidad al trabajo en favor de la paz de tantas personas, entidades e instituciones durante tantos años. El compromiso ético continúa", ha concluido.

(Habrá ampliación)

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha