eldiario.es

Menú

La elección del nuevo líder puede demorarse tres meses

La figura del presidente no tiene la importancia de una empresa al uso, porque las decisiones en el Grupo Mondragón deben pasar diferentes filtros.

- PUBLICIDAD -

La elección del nuevo presidente puede demorarse un plazo de tres meses, según fuentes del Grupo Mondragón. La figura del presidente en el Grupo es importante pero menos que en una empresa al uso. "Esto no es una gestión presidencialista", ha repetido en los últimos meses el ya dimitido Gisasola. Las decisiones en Mondragón pasan diferentes filtros, desde el Consejo General (una especie de Consejo de Administración) hasta la Comisión Permanente, que controla gestión del Consejo General y se encarga de supervisar las políticas acordadas en el Congreso anual que celebra el grupo. Está previsto que dicho congreso se celebre en mayo. Las decisiones van de arriba a abajo y viceversa, por los que los procesos son más largos que una sociedad anónima.

La gestora que sustituye a Gisasola estará formada por miembros del actual Consejo General, compuesta por 12 personas, los máximos responsables de las divisiones de negocio de Mondragón. Debe encargarse de liderar el funcionamiento diario del grupo. Al mismo tiempo, un equipo de  responsables de diferentes cooperativas y áreas de la Corporación trabajará en el nuevo modelo de gestión y funcionamiento del Grupo Mondragón para los próximos años, que deberá estar preparado para el congreso de mayo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha