eldiario.es

Menú

Entrevista - Rosabel Argote, responsable de la Comisión de Ayuda al Refugiado Euskadi en Álava

"Los jóvenes deben entender la diversidad cultural como un rasgo intrínseco de la sociedad"

Rosabel Argote, responsable de CEAR Euskadi en Álava, pide a las instituciones una mayor labor de concienciación hacia los ciudadanos porque "cuando llegan los refugiados tiene que haber garantías de que la sociedad de acogida está preparada"

- PUBLICIDAD -
Rosabel Argote, en la sede que CEAR Euskadi tiene en Vitoria.

Rosabel Argote, en la sede que CEAR Euskadi tiene en Vitoria.

La responsable en Álava de la Comisión de Ayuda al Refugiado Euskadi, Rosabel Argote,  cree que España en general y Euskadi en particular se encuentran en una posición ideal para cortar los brotes de xenofobia y así "dar una oportunidad a los jóvenes para que entiendan la diversidad cultural como un rasgo intrínseco de la sociedad". Por eso, pide a las instituciones que preparen a la sociedad para la llegada de inmigrantes. Sobre todo, en cuestiones de diversidad cultural. "Cuando llegan los refugiados tiene que haber garantías de que la sociedad de acogida está preparada"

A día de hoy sobran dedos en las manos para contar los refugiados que han llegado a Euskadi desde Siria.

Al final, los refugiados son de muchas procedencias. La población siria sufre una guerra y está el foco puesto en ella, pero los refugiados que todos los días recalan en Euskadi tienen otros orígenes. Desde Ucrania hasta Venezuela….Los refugiados siguen llegando y plaza que habilitamos en una de nuestras organizaciones para refugiados se completa. Lo que no podemos hacer es dividir entre refugiados de primera y de segunda. Si hablamos de refugiados, hablemos de todos. Si hablamos de conflictos, hablemos de Siria, pero también de los que están olvidados y siguen provocando el éxodo de ciudadanos. Las guerras son una de las causas que provocan los desplazamientos forzosos, pero también hay otras causas. La ciudadanía pide que en el caso concreto de Siria los mecanismos extraordinarios de reasentamiento se agilicen, que las trabas burocráticas desaparezcan.

¿La sociedad vasca es acogedora?

Sí. Cuando se hacen peticiones de apoyo la ciudadanía responde. Es cierto que cuando se lanzan discursos del odio o que incitan a la xenofobia acaban calando. Y nos topamos con que los refugiados que llegan hasta Euskadi tienen muchas dificultades para encontrar un piso. El 100% de los refugiados que salen de la primera fase, es decir de los pisos habilitados por CEAR u otras organizaciones, sufren discriminación en su búsqueda de vivienda. Bien por parte de inmobiliarias o de particulares. Eso de ‘se alquila piso. Absténganse inmigrantes’ es una indecencia y una ilegalidad. Existe discriminación directa e indirecta hacia los extranjeros. A veces van a las inmobiliarias y les rechazan porque así se lo han pedido los dueños de los pisos. Trabajamos con las inmobiliarias para que no incluyan entre sus requisitos alguno que vaya contra la ley.

Es lo que se conoce como discriminación invisible. Estamos en una posición ideal para cortar los brotes de xenofobia y dar una oportunidad a los jóvenes para que entiendan la diversidad cultural como un rasgo intrínseco de la sociedad.

¿Tienen miedo al efecto contagio de lo que está ocurriendo en otros países con los discursos xenófobos de la extrema derecha?

No me imagino que partidos de esas características puedan ser respaldados en España, Euskadi o Vitoria. Los amagos que ha habido de xenofobia en Vitoria han sido respondidos de manera ejemplar por la ciudad.

Entonces, ¿no hay caldo de cultivo para la extrema derecha?

Hay que estar vigilantes. Por eso pedimos a las instituciones que preparen a la sociedad para la llegada de inmigrantes. Sobre todo, en cuestiones de diversidad cultural. Cuando llegan los refugiados tiene que haber garantías de que la sociedad de acogida está preparada. No puede ser que venga una refugiada de Siria y se tope con que no puede escolarizar a su hija porque lleve velo en la cabeza. O llega un refugiado y no encuentra un piso de alquiler. Hay que trabajar para que los delitos de odio no tengan espacio y para que la ciudadanía se conciencie de la pluralidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha