eldiario.es

Menú

La oposición rechaza la reorganización de los hospitales de Vitoria

PSE, PP y EH Bildu critican a Osakidetza por su “falta de cocina previa” del plan y su “olvido” de un modelo para atender a los enfermos crónicos.

- PUBLICIDAD -

El Departamento de Sanidad se topó ayer con un nuevo escollo en su camino para reorganizar los hospitales de Santiago y Txagorritxu, en Vitoria, que atienden entre ambos a una población de en torno a 300.000 personas en Álava. La presentación de su plan funcional y de reorganización de servicios ante la Comisión de Salud y Consumo del Parlamento se saldó con un sonoro portazo de la oposición, que ve muchos más inconvenientes que ventajas en el borrador elaborado desde el Gobierno vasco. PSE, EH Bildu y el PP criticaron la ausencia de “cocina previa” del plan, la nula participación de la plantilla y, especialmente, el “olvido” de un modelo de atención a los enfermos crónicos.

La propuesta elaborada por la Dirección del Servicio Vasco de Salud-Osakidetza y del Hospital Universitario de Álava (HUA) destaca el cambio de ubicación de al menos cinco especialidades, entre ellas la especialidad de mayor volumen, Traumatología, que se quedará exclusivamente en Santiago. Allí también se ubicarán Neumología, Neurología o Cirugía Vascular, mientras que Urología se trasladará a Txagorritxu.

Según explicó el viceconsejero de Sanidad, Guillermo, Viñegra, en la comisión, el plan bebe del anterior, el que diseñó en su momento el Gobierno de Patxi López. “Se trata de una integración servicios y agrupación por áreas funcionales, con un solo hospital (el Hospital Universitario de Álava-HUA) con dos sedes (Txagorritxu y Santiago). Es un modelo realista y con el que mejor servicios vamos a poder prestar a la ciudadanía”.

La idea es rentabilizar al máximo los recursos humanos, por ejemplo evitando duplicidades de guardias, y unificar la gestión económica, lo que hará más eficiente la gestión de los recursos, como compras, mantenimiento, equipamiento. Todo encaminado hacia un tránsito ordenado a un hospital único.

Cuando cerró el borrador, el Departamento de Salud era plenamente consciente de que su plan se iba a encontrar con dificultades para “alcanzar el suficiente consenso social y político en la actualidad”. El consenso social se lo está trabajando con los profesionales de ambos centros, con los que ha abierto un periodo de reflexión para que hagan sus aportaciones. Viñegra insistió en que el borrador es un documento de trabajo, flexible y abierto a las sugerencias.

Los médicos ya han trasladado varias aportaciones, muchas de ellas cuestionando las medidas previstas en el borrador. Entre las principales dificultades figuran evitar que la concentración de determinadas especialidades en una de las sedes vaya en perjuicio de los pacientes ingresados en la otra; la estructura obsoleta de algunas instalaciones, por ejemplo quirófanos de Txagorritxu, Urgencias de Santiago; el traslado del personal de enfermería….

Y en cuanto al consenso político, en estos momentos parece lejano. La parlamentaria del PSE, Blanca Roncal, recordó que el plan del Gobierno anterior designaba a Santiago como hospital de crónicos y a Txagorritxu para los agudos, salvando así la carencia actual de un centro exclusivo para crónicos en la ciudad. El único que existe se encuentra a 50 kilómetros de Vitoria, en la localidad de Leza. Además, cuestionó la separación de especialidades como neumología de cardiología o urología de litroticia. “No se entiende qué criterio se ha seguido para este reparto de servicios”, remató.

Por su parte, Laura Garrido, del PP, tachó el plan de “mera reorganización”, que no da respuesta a la atención a los enfermos crónicos. “Nos venden que van a hacer algo al respecto, pero a renglón seguido dicen que darán la solución a largo plazo”. “Al proyecto”, añadió, “le falta mucha cocina previa”.

Mientras,  EH Bildu Bildu criticó la falta de consultas con la plantilla y advirtió de que “no es un plan serio” para buscar una colaboración real.

El viceconsejero Guillermo Viñegra insistió en que el borrador había sido elaborado contando con la participación de profesionales de ambas sedes. “Se trata de lograr un proyecto que preserve las inversiones de los últimos años en las dos sedes que ahora configuran el HUA, que ilusione a los profesionales y saque su mayor partido”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha