eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

El “lío” sobre la plaza Serapio Esparza sigue: I-E se desmarca de la consulta para cambiarle el nombre

La concejala Edurne Eguino, que forma parte de la Junta de Gobierno de Pamplona, cree que ha habido una “mala gestión” de este tema, tras el cambio de nombre decidido dentro del equipo de gobierno

La edil niega que haya una crisis de gobierno, pero reitera sus diferencias con las decisiones tomadas

Ahora hay tres cuestiones a tener en cuenta: la plaza Conde de Rodezno ya se llama Serapio Esparza, se ha aprobado una moción en el Pleno para que se denomine plaza de la Libertad, pero la competencia es de Alcaldía

- PUBLICIDAD -
El monumento a los Caídos, en Pamplona.

El monumento a los Caídos, en Pamplona.

“Soy consciente del lío en el que estamos desde el primer minuto”. La concejala pamplonesa de Bienestar Social e Igualdad, Edurne Eguino, se ha referido de esta forma a las diferencias dentro de la Junta de Gobierno local sobre cómo designar la ya antes polémica plaza Conde de Rodezno de la capital navarra, después rebautizada por el equipo de gobierno como Serapio Esparza. Eguino, la única edil de I-E dentro del Ayuntamiento y de la Junta, se desmarcó de esa propuesta y ahora ha vuelto a hacerlo, en este caso de la medida contemplada por EH Bildu y Geroa Bai para intentar reconducir la situación: que el nuevo nombre de esta céntrica plaza, situada en el Segundo Ensanche de Pamplona, se decida mediante una consulta popular. Eguino ha defendido que, si se organiza una medida de este tipo, debería ser “más amplia” para decidir qué ocurre, por ejemplo, con el Monumento a los Caídos, una de las grandes polémicas planteadas por las asociaciones vinculadas a la memoria histórica.

Las diferencias, por tanto, dentro de las cuatro fuerzas que apoyan al alcalde de Pamplona, Joseba Asiron (EH Bildu), y que han suspuesto la primera fisura pública dentro del equipo de gobierno de la ciudad, se mantienen. Eguino, no obstante, ha empezado su conferencia de prensa insistiendo en que no hay “en absoluto” una crisis de gobierno en Pamplona, pero sí ha mantenido sus discrepancias con la decisión que anunció en su día la Junta de Gobierno, cuando decidió rebautizar la plaza Conde de Rodezno, que hacía referencia al que fuera ministro de Justicia con Franco, como Serapio Esparza. Este fue un arquitecto municipal y uno de los principales referentes del Segundo Ensanche, pero también siguió trabajando después de 1936, cuestión que, por ejemplo, destacó la asociación de familiares de fusilados de Navarra, affna36, para proponer otro nombre alternativo: plaza de la Libertad.

Esa propuesta, finalmente recogida en una moción y presentada por el PSN, fue debatida la semana pasada en el pleno municipal y aprobada con los votos de UPN, PSN, la abstención de parte de la representación de Aranzadi y el voto, también a favor, de la propia Eguino. Así las cosas, ahora mismo la plaza se denomina Serapio Esparza tras la decisión adoptada en la Junta de Gobierno (según Eguino, por decisión únicamente de EH Bildu y Geroa Bai), pero una moción insta a que se llame plaza de la Libertad y la competencia, cabe recordar, es exclusivamente de Alcaldía.

¿Y qué pasa con el Monumento a los Caídos?

En este “fregado”, como lo ha denominado Eguino, la puerta de salida que se planteó por parte del gobierno fue que el nombre se decidiera en una consulta ciudadana. Y a Izquierda-Ezkerra, la coalición que conforman Izquierda Unida y Batzarre (y que también tiene integrantes dentro de la mencionada affna36) no le convence. En un comunicado, recuerdan que su apuesta electoral fue por el derribo del Monumento a los Caídos (del bando nacional), y en el que aún descansan los generales Mola y Sanjurjo, y por ello cree que, si se convoca un proceso de participación, este debería ser más extenso y abordar qué ocurre con todo este espacio.

Tras más de dos meses de dimes y diretes, la sensación por tanto es que el debate en torno a la plaza Conde de Rodezno se ha sustituido por el de la plaza Serapio Esparza. Y Eguino insiste en que ha habido una “mala gestión” de este tema por parte de la Alcaldía y que ello “ha desembocado en esta falta de apoyo”, incluida la de las asociaciones memorialistas, que han propuesto nombres alternativos (caso de Affna36 o Txinparta) o un proceso de consulta (la coordinadora de pueblos por la memoria Amapola del Camino).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha