eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Una nueva “llamada de atención” sobre la juventud navarra: el 80% no puede vivir solo con sus ingresos

El último estudio del Observatorio Joven revela, tras entrevistas con 500 jóvenes de entre 15 y 30 años, que casi la mitad depende de los ingresos de otras personas (como madres y padres)

Otro 34% necesita complementar sus retribuciones con ayuda

El presidente del Consejo Navarro de la Juventud, Eduardo Alonso, subraya que los datos son "una barbaridad, pero es la realidad"

- PUBLICIDAD -
Un 93,7 por ciento de los estudiantes madrileños aprobaron la Selectividad en junio

El Consejo de la Juventud subraya la dificultad de compaginar estudios y trabajo. EFE

“Es una barbaridad, pero es la realidad”. El presidente del Consejo Navarro de la Juventud, Eduardo Alonso, valora de esta forma los últimos resultados del Observatorio Joven del Gobierno de Navarra que, tras un estudio realizado entre 500 jóvenes de entre 15 y 30 años, ha concluido que el 48,5% depende en la actualidad de los ingresos de otras personas (lo que apunta a madres y padres), otro 34% dispone de retribuciones pero depende también de la ayuda de terceros y, finalmente, solo el 17,5% puede decir que (sobre)vive con sus propios ingresos.

El observatorio realiza cada año estudios sobre la juventud navarra y, esta vez, según ha precisado el Ejecutivo foral a través de un comunicado, se ha centrado en cuestiones como sus hábitos de consumo (como compras o gastos en ocio), su integración social y su situación económica. Por ejemplo,  en esta investigación se determina que la juventud administra al mes unos 375 euros de media, que van desde un mínimo de 101 euros entre estudiantes o unos 806 euros entre quienes ya se han incorporado al mundo laboral.

Los datos, en realidad, más que una novedad son una constatación de otros estudios que ya alertaban de esta situación. Por ejemplo, el sindicato CCOO advirtió  en agosto de que, pese al descenso del desempleo juvenil en el segundo trimestre del año (afectaba entonces a 14.600 personas de entre 16 y 34 años, 6.000 menos que en el trimestre anterior y 10.100 menos que un año antes), había que revisar las condiciones de los trabajos logrados, que la central describía como “precarios, parciales y remunerados con bajos salarios”. UGT también apuntó que el empleo a tiempo parcial había crecido  un 49,54% desde 2008 entre la población navarra menor de 34 años.

Alonso, por su parte, argumenta que el informe “no descubre nada” (el propio Consejo Navarro de la Juventud es una de las fuentes habituales del Observatorio), pero sí supone una nueva “llamada de atención”. Porque la pregunta que plantea ahora es ¿cómo van a responder las instituciones y el mundo empresarial? La subdirectora de Juventud del Gobierno Foral, Adela González, apunta que este tipo de informes serán claves para el diseño del segundo Plan de Juventud, que prevé estar listo para 2016. Preguntada sobre si datos así pueden generar frustración entre la juventud, González afirma que "estas investigaciones tienen que servir para que todos tomemos conciencia de cuál es la situación de la juventud y se le dé visibilidad".

En cualquier caso, desde el Consejo Navarro de la Juventud ya ponen sobre la mesa diferentes propuestas. Por ejemplo, pide que se flexibilice el sistema universitario para “matricularte en menos créditos” y que así la población estudiante pueda plantearse compaginar su formación con un trabajo. Para quienes prefieran centrarse en sus estudios, Alonso recuerda que se necesitan más becas o que se contemplen otros modelos para abonar esa formación, que por ejemplo permitan lograr créditos y, después, saldarlos tras el acceso a un trabajo.

Esta es otra de las grandes batallas del Consejo: ¿se puede acceder a un empleo, y en buenas condiciones? Alonso lamenta que mucha gente joven se queda fuera del mercado laboral por la necesidad de una experiencia que, por otro lado, nunca se logrará sin esa primera oportunidad; si se llega a entrar en una empresa, a menudo es mediante unas prácticas “en malas condiciones, sin remuneración o muy baja, metiendo muchas horas y con escasas posibilidades de lograr el trabajo después”; y, si por fin se consigue un empleo, el empleo parcial o temporal hace que “sea inviable plantearse la emancipación”.

Sobre la emancipación

Por ejemplo, uno de los informes realizados por el Consejo de la Juventud de España, bautizado como Juventud necesaria, calculó que en Navarra solo el 20% de los jóvenes menores de 25 años se independiza, cifra que aumenta hasta el 47,8% entre jóvenes de 25 a 29 años. Esta última media es superior a la estatal (46,2%), pero queda muy alejada de la europea (61%).

El acuerdo programático acordado por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, y que marca las actuaciones del gobierno, incluye por ejemplo medidas como crear  un área específica dentro del Observatorio de la Juventud sobre emancipación que analice, según se recoge en el documento, sus “necesidades reales”. Y, a la vista de estudios como el ahora presentado, parece difícil que prosperen medidas si no son integrales, como reivindica Alonso, que habla de un mercado laboral que parece “un círculo vicioso” y de un sistema de prácticas también “viciado”, en los que “la gente joven siempre sale perdiendo”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha