eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

AI acusa a fuerzas kurdas de demoler casas de árabes y expulsarlos de Kirkuk

- PUBLICIDAD -
AI acusa a fuerzas kurdas de demoler casas de árabes y expulsarlos de Kirkuk

AI acusa a fuerzas kurdas de demoler casas de árabes y expulsarlos de Kirkuk

Amnistía Internacional acusó hoy a las autoridades kurdas de demoler las casas de vecinos árabes suníes y expulsarlos de la ciudad de Kirkuk (norte) en una "aparente venganza" por un ataque perpetrado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), de confesión suní, el pasado 21 de octubre.

El informe, titulado "¿Dónde se supone que tenemos que ir?: destrucción y desplazamiento forzoso en Kirkuk", subraya cómo cientos de residentes árabes suníes, entre ellos muchos que habían huido de los combates y la inseguridad en provincias cercanas, han sido expulsados de Kirkuk.

Según AI, muchos fueron obligados a volver a sus lugares de origen o enviados a campos de desplazados tras sospechar que habían colaborado con el EI en la coordinación del ataque.

"Las autoridades en Kirkuk se enfrentan a una innegable y grave situación de seguridad, pero eso no puede justificar que se destruyan las casas de la gente y se desplace forzosamente a cientos de residentes árabes", señaló en la nota la subdirectora de investigación de la oficina de AI en Beirut, Lynn Maaluf.

Asimismo, Maaluf subrayó que estas prácticas de "desalojo forzoso y desplazamiento de los árabes suníes de Kirkuk es ilegal y cruel".

Además, indicó que las autoridades kurdas "deben acabar inmediatamente con la destrucción ilegal de propiedades civiles y desplazamiento forzoso".

"La destrucción deliberada llevada a cabo sin necesidad militar es un crimen de guerra", así como "ordenar el desplazamiento de civiles, a menos que sea por su propia seguridad o por razones militares", añadió la responsable de AI.

El EI atacó Kirkuk el pasado 21 de octubre, cuando logró hacerse con el control temporal de algunas comisarías. Las fuerzas iraquíes lograron expulsar a los extremistas de la zona, pero en los choques perecieron más de 130 personas.

El pasado día 31, el presidente del Consejo de Nínive, Beshar al Kiki, explicó en declaraciones a Efe que él y otras autoridades de su zona visitaron Kirkuk para informarse de la situación que afrontan los desplazados.

Según Al Kiki, el gobernador de Kirkuk, Neshmedin Karim, desmintió que las familias árabes fueran a ser expulsadas, aunque insistió en que deben retornar a sus lugares de origen una vez sean liberados del yugo yihadista.

Pese a estas declaraciones, el dirigente del Partido Democrático del Kurdistán, Mohiedin al Mazuri, confirmó a Efe la existencia de estas órdenes de expulsión, y subrayó que estas fueron canceladas gracias a "los intensos esfuerzos" del presidente kurdo, Masud Barzani.

AI ya acusó a principios de este año a las fuerzas kurdas de intentar "desarraigar a las comunidades árabes como represalia por su supuesto apoyo al EI".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha