eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Cepal presenta un estudio sobre desigualdad social en América Latina

- PUBLICIDAD -
La Cepal presenta un estudio sobre desigualdad social en América Latina

La Cepal presenta un estudio sobre desigualdad social en América Latina

La directora de la División de Desarrollo Social de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), Laís Abrano, presentó hoy el estudio "La matriz de la desigualdad social en América Latina" ante responsables de política social de 33 países de la región.

Los representantes participan desde ayer en el VIII Foro Ministerial para el Desarrollo en América Latina y el Caribe que se celebra en Santo Domingo, junto a la primera reunión de la Mesa Directiva de la Conferencia Regional sobre Desarrollo Social, organizadas por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Cepal.

La matriz de la desigualdad social de América Latina es una respuesta a la solicitud hecha a la Cepal para que profundice en el análisis de las múltiples dimensiones de la desigualdad social identificadas en el documento que fue presentado en la Conferencia de Lima en 2015.

Durante su intervención, Abrano destacó la pobreza, la vulnerabilidad y la desigualdad como los problemas estructurales de gran magnitud en las sociedades latinoamericanas y caribeñas, y señaló el riesgo de retroceso existente en la región debido al empeoramiento de los indicadores económicos y de mercado de trabajo.

Seguir avanzando en la superación de la pobreza implica enfrentar de forma mucho más decidida la desigualdad, cuyo primer eje es la clase social (o estrato socioeconómico), apunta el informe.

Una de las manifestaciones más evidentes de la clase social es la desigualdad de ingresos, que constituye, a la vez, la causa y el efecto de otras desigualdades en ámbitos como la educación, la salud y el mercado de trabajo.

El documento también hace alusión a desigualdades transversales (género, raza, etnia) como elementos que se potencian y encadenan a lo largo del ciclo de vida, generando profundas brechas sociales.

La pobreza e indigencia es más elevada entre los pueblos indígenas y la población afrodescendiente en todos los países considerados, siendo, en muchos casos, dos o más veces superior, y especialmente acentuada entre la población femenina perteneciente a esos grupos.

Además, la incidencia de la pobreza es más elevada en la infancia y la adolescencia. Las privaciones y la vulneración de derechos en esta etapa puede tener efectos profundos y perdurables para el bienestar y el desarrollo futuro de las personas.

Otro de los elementos que destaca el informe como eje de desigualdades es la maternidad adolescente, un fenómeno estratificado y mucho más acentuado en las zonas rurales, que afecta directamente al nivel de estudios.

En el ámbito laboral, el análisis califica como "preocupante" el porcentaje de jóvenes que no estudian ni trabajan, siendo la proporción de mujeres en esa situación muy superior a la de los varones.

La brecha relativa al género también se evidencia en el acceso a una pensión en la vejez. A nivel general, esta prestación sigue siendo un horizonte lejano en la región, a pesar de algunas mejorías en los últimos años.

El territorio constituye otro vector de desigualdades sociales, siendo las zonas con elevada proporción de población afrodescendiente o indígena los que presentan mayores niveles de pobreza.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha