eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Condenado a 25 años el acusado de matar a su exnovia de 14 en Tàrrega

- PUBLICIDAD -
Condenado a 25 años el acusado de matar a su exnovia de 14 en Tàrrega

Condenado a 25 años el acusado de matar a su exnovia de 14 en Tàrrega

La Audiencia Provincial de Lleida ha condenado a 25 años de prisión a José Michel de los Ángeles Rosado, el joven de 19 años de edad acusado de asesinar a cuchilladas a su exnovia, una chica de 14 años, en la población leridana de Tàrrega en octubre de 2013.

El joven, que fue juzgado a finales de abril en Lleida por un juzgado popular que lo declaró culpable, admitió durante el juicio haber matado a la chica, aunque explicó que no sabe cómo ni por qué lo hizo, ya que "no tenía el control" de su cuerpo.

Ahora la Audiencia Provincial ha confirmado el veredicto del jurado y ha condenado a José Michel a 25 años de prisión, tal como pedían la Fiscalía y la acusación particular, mientras que la defensa consideraba los hechos un homicidio con la eximente de alteración psíquica y las atenuantes de obcecación y colaboración con la justicia.

El tribunal considera probado que los dos jóvenes empezaron una relación en enero de 2013, durante la cual llegaron incluso a convivir juntos en el domicilio de los padres de ella, primero, y tras la separación de estos en casa de la madre.

Durante el tiempo que estuvieron juntos rompieron en varias ocasiones, aunque en septiembre de 2013 lo hicieron de forma definitiva a petición de ella.

Tras dejar la relación, el condenado estuvo intentado contactar durante varios días con la chica, hasta que el 7 de octubre la esperó en el rellano de su casa, la persiguió por las escaleras hasta el último piso del edificio y la apuñaló dos veces. Seguidamente, la bajó en brazos, aún viva, hasta la casa y en una de las habitaciones le asestó 32 puñaladas más.

Entonces se limpió y regresó a su casa, donde se duchó y se cambió de ropa; luego, se fue a ver a un amigo y posteriormente incluso jugó un partido de fútbol con otros compañeros hasta que sus padres, que lo estaban buscando al haber visto en casa ropa manchada de sangre y el cuchillo, lo encontraron y le hicieron acudir a los Mossos.

Esta versión contradice a la ofrecida por el acusado, que aseguró durante el juicio que la chica le abrió la puerta de su casa, que estaban hablando y que en un momento dado vio un cuchillo, lo cogió y la apuñaló, sin que mediara discusión alguna y sin recordar nada sobre cómo y por qué lo hizo.

El tribunal, conforme a los establecido por el jurado, califica los hechos como constitutivos de un asesinato con alevosía y ensañamiento, ya que "el acusado atacó a la niña por sorpresa, de manera que no tuvo posibilidad de defenderse, y en unas condiciones destinadas a aumentar el dolor de la víctima, que claramente sufrió debido a la brutalidad de las heridas recibidas".

"Está claro que tal multitud de heridas eran totalmente innecesarias para causar el fin último pretendido por el acusado, que no era otro que provocar la muerte de la joven, máxime cuando todas y cada una de ellas presentan caracteres de vitalidad", señala el tribunal.

Asimismo, el tribunal considera que concurre una agravante de parentesco, ya que el condenado y la víctima habían sido pareja durante unos 9 meses e incluso habían llegado a convivir en la misma casa.

Sin embargo, rechaza aceptar las atenuantes invocadas por la defensa, ya que considera que el condenado, conforme a los médicos forenses, no sufrió alteración psíquica alguna; tampoco sufrió obcecación o impulso irracional alguno, porque está demostrado que tras los hechos tuvo la calma suficiente para limpiarse la sangre, irse a su casa a ducharse e incluso jugar media hora a fútbol.

Considera asimismo que no cabe atenuante de confesión: no acudió a los Mossos tras apuñalar a su expareja y lo hizo posteriormente obligado por su padre, ni la de colaboración con la justicia, ya que realizó declaraciones contradictorias y no aportó ningún dato revelador.

Además, el joven no podrá acercarse a 200 metros de los familiares de la víctima durante los próximos 30 años y deberá indemnizar a los padres con 120.000 euros a cada uno y a los hermanos con 60.000 euros a cada uno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha