eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Congreso de EE.UU. exige por ley que el acuerdo con Irán pase por sus manos

- PUBLICIDAD -
El Congreso de EE.UU. exige por ley que el acuerdo con Irán pase por sus manos

El Congreso de EE.UU. exige por ley que el acuerdo con Irán pase por sus manos

El Congreso de Estados Unidos aprobó hoy una ley mediante la que exige que cualquier acuerdo nuclear alcanzado por las potencias del G5+1 con Irán pase por sus manos para ser revisado, un texto que el presidente Barack Obama, al principio reticente, podría apoyar en última instancia.

La Cámara de Representantes estadounidense se mostró a favor del proyecto de ley por 400 votos a favor y 25 en contra, después de que el Senado aprobase la semana pasada la medida con 98 síes y solo una negativa.

Durante el debate en la Cámara sobre el proyecto de ley, la oposición republicana hizo hincapié en su escepticismo sobre la capacidad del Gobierno de Obama de llegar a un acuerdo sólido con Irán con las exigencias necesarias para garantizar que Teherán no puede construir un arma nuclear.

"Me temo que el acuerdo que se avecina se quedará corto, que el alivio de las sanciones será demasiado rápido, y que los inspectores estarán muy restringidos, y que el programa de misiles de Irán sea plenamente ignorado", aseguró el republicano Ed Royce, presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara.

El proyecto original, ideado por los republicanos y rechazado por la Casa Blanca, ha sufrido modificaciones con varias enmiendas demócratas.

Esas enmiendas podrían lograr que Obama finalmente apoyara la ley, y sobre ellas los conservadores han tenido que ceder si querían involucrar necesariamente al Legislativo en el proceso con el apoyo de los demócratas.

La legislación consensuada daría al Congreso 30 días para revisar el pacto nuclear con Irán una vez que este sea rubricado, tiempo durante el cual Obama podría levantar las sanciones impuestas por el Ejecutivo, pero tendría que respetar las que se hayan impuesto por mandato de los legisladores.

En un principio, el texto pretendía que el Congreso tuviera 60 días para la revisión, mientras que la ley aprobada hoy además permite al presidente presentar el acuerdo a los legisladores hasta el 9 de julio, fecha posterior al límite del 30 de junio marcada entre las partes para firmar su pacto.

Asimismo, la ley retira uno de los condicionantes más complejos de aceptar para el Gobierno estadounidense, ya que el proyecto original contenía una disposición que obligaba al Ejecutivo de Obama a certificar como parte del acuerdo que Irán ya no apoya a ninguna organización terrorista.

Después de un período de revisión inicial de 30 días, podrían añadirse 12 días más en caso de que el Congreso aprobara un proyecto de ley que rechace el acuerdo sobre el programa nuclear, el cual necesitaría el respaldo mínimo de 60 senadores, y podría ser vetado por Obama al menos que superen los dos tercios de la Cámara Alta.

Si el presidente veta el proyecto de ley, el Congreso contaría con diez días adicionales para conseguir sumar los votos necesarios que evitasen la oposición del mandatario.

El proyecto de ley también exige que el mandatario emita una serie de informes detallados al Congreso no solamente sobre su desarrollo nuclear, sino también sobre el trabajo que realiza para avanzar en sus misiles balísticos y su apoyo a organizaciones terroristas.

Obama advirtió de que vetaría la primera propuesta planteada por los republicanos del Senado, pero dado el apoyo bipartidista y la laxitud de los términos que se logró durante las negociaciones, el mandatario se ha mostrado más flexible.

El Gobierno estadounidense temía que las discusiones en el seno del Congreso pudieran hacer tambalear el acuerdo final con Irán después de arduas discusiones en Suiza.

El acuerdo preliminar entre el G5+1 (China, EE.UU., Francia, Reino Unido y Rusia, más Alemania) e Irán prevé que el programa de enriquecimiento de uranio de Teherán sea limitado y supervisado por un periodo de hasta 25 años, mientras el 95 por ciento del uranio ya producido deberá ser diluido o enviado al exterior.

Por otra parte, el tratado consensuado habla de "controles estrictos" durante hasta un cuarto de siglo de todas las actividades nucleares iraníes por parte del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y, en caso de cumplir con los requisitos mínimos, el levantamiento de las sanciones impuestas por EEUU y la Unión Europea (EU) contra el país a raíz de su carrera atómica.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha