eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Corán irrumpe en la campaña electoral para las legislativas en Turquía

- PUBLICIDAD -
El Corán irrumpe en la campaña electoral para las legislativas en Turquía

El Corán irrumpe en la campaña electoral para las legislativas en Turquía

El Corán ha irrumpido en la campaña electoral para los comicios generales de Turquía del próximo mes, enarbolado por el jefe del Estado, Recep Tayyip Erdogan, a pesar de que su cargo le exige absoluta imparcialidad.

La Constitución turca determina que el jefe del Estado debe estar por encima de los partidos políticos, sin ninguna vinculación a ellos.

No obstante, el presidente se ha lanzado activamente a la campaña pidiendo el voto para que el gobernante partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), al que lideró antes de ser elegido presidente, no solo gane, sino que obtenga al menos 400 de los 550 escaños del Parlamento turco.

Eso sí, se cuidó de no pronunciar el nombre del partido.

Su objetivo es que sus antiguos correligionarios cuenten con el apoyo necesario para modificar la Constitución con el fin de convertir el actual sistema parlamentario en uno presidencial.

Cuando a principios de esta semana Erdogan apareció en la ciudad de Siirt, en el sureste del país, con el Corán en su mano y vociferando "¡Yo crecí con el Corán!¡Yo vivo con el Corán!", no solo los turcos seculares, sino también muchos religiosos, quedaron consternados.

A ello siguieron insinuaciones de que su principal rival, Kemal Kilicdaroglu, líder del Partido Republicano del Pueblo (CHP), el mayor de la oposición, poco tenía que ver con el Corán.

"Eso fue feo y no ético", dijo a Efe por teléfono el sociólogo Sencer Ayata, vicepresidente del CHP, quien dio a entender que el AKP usa la religión para desviar de los verdaderos problemas del país.

"Nosotros hemos basado nuestra campaña en la pobreza y el desempleo, problemas concretos de la gente. Cuanto más destacamos la pobreza y el desempleo del país, tanto más enarbolan ellos el Corán contra nosotros. Pero esa táctica no funciona", subrayó.

"Con el Corán en la mano dan un espectáculo que abusa de los sentimientos religiosos del pueblo kurdo", dijo Huda Kaya, una candidata a diputada por el prokurdo partido HDP que pasó varios años prisión después de que hiciera a fines del siglo pasado campaña por la libertad de las mujeres para poder usar el velo islámico.

"No se puede hacer política con el Corán. La religión del Estado es la justicia", añadió.

"No recuerdo haber visto nunca antes a ningún otro líder que haya hecho campaña electoral mostrando el Corán", dijo Tarhan Erdem, analista y presidente de la empresa de investigación Konda, al diario Zeman.

Erdem estima que las frecuentes apariciones del presidente turco en plazas y mítines de la campaña electoral como si aún siguiera siendo miembro del AKP, son indicios de que esa formación está perdiendo apoyo popular.

El experto vaticina que el AKP seguirá siendo el partido más votado, pero no recuperará el 49 % de los votos alcanzado en los comicios anteriores.

"El apoyo se redujo hasta el 41-42 %, con tendencia a seguir bajando. Erdogan recurre al Corán y a la religión para detener esta tendencia", subrayó.

Una reciente investigación universitaria reveló que un 48 % de la población considera que la economía está empeorando, cuando hace un año ese porcentaje era del 30 %.

El desempleo y la crisis económica son asuntos que más preocupan a los turcos, según los resultados del estudio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha