eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Díaz defiende una reforma constitucional porque la organización territorial vigente es "letra muerta"

Anima a ser valientes y generosos y fija como "líneas rojas" la soberanía nacional y la igualdad de todos los españoles

- PUBLICIDAD -
Díaz defiende una reforma constitucional porque la organización territorial vigente es "letra muerta"

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha defendido este domingo que la única salida a la crisis con Cataluña es una reforma de la Constitución, que España necesita porque, según ha dicho, la organización territorial vigente en la Carta Magna es "letra muerta".

Así lo ha señalado Díaz al inaugurar el Consejo de Política Federal de los socialistas, órgano que preside y que congrega a los dirigentes territoriales del PSOE, reunido este domingo en el Palacio de la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón. Es la primera vez que se reúne desde que Pedro Sánchez está al frente del partido.

La también líder de los socialistas andaluces ha defendido que debería ser el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien asumiera el "liderazgo" en esta crisis y ofreciera una solución a todos los españoles, pero al mismo tiempo se ha mostrado convencida de que no lo va a hacer. Por eso, ha recalcado, el PSOE "tiene que hacerlo" y, según ha garantizado, va a "abrir una puerta a la esperanza".

VALENTÍA Y ALTURA DE MIRAS

Esta respuesta consiste, ha subrayado, en una reforma constitucional que avance hacia el modelo federal, para la que ha pedido valentía y altura de miras.

Díaz ha justificado la necesidad de estos cambios con contundencia e incluso, según ha reconocido, "con crudeza", cuando ha defendido que el Título VIII de la Constitución, referido a 'la organización territorial' del Estado, es "letra muerta".

La presidenta andaluza ha explicado que este capítulo se elaboró "para un momento distinto" al que vive ahora España, que necesita "otra letra" para darle salida a las necesidades de las comunidades autónomas".

En concreto, ha defendido que es necesario "fijar" las competencias del Estado y las comunidades autonómas, articular un modelo de financiación y convertir el Senado en un "verdadero órgano" de representación territorial.

Eso sí, inmediatamente después, ha recalcado que esta reforma se tiene que abordar "sin prisa" y ha avisado contra "la tentación de querer atajar por el camino más rápido para encajar el problema urgente de Cataluña", porque eso al final puede hacer abortar la salida federal que, según ha dicho, España necesita.

Díaz ha animado a ser "generosos" en este proceso y, dirigiéndose expresamente al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha subrayado cuáles deben ser, a su juicio, las dos líneas rojas que no se pueden traspasar: la soberanía nacional de todos los españoles y la igualdad de todos los territorios.

En declaraciones previas a los medios de comunicación, la presidenta andaluza ha defendido que es el momento de trabajar por dos consensos. El primero, de salida, que consiste en que "la inmensa mayoría de los partidos" tengan la convicción de que hace falta esta reforma de la Carta Magna y el segundo, el de la llegada, que hay que afrontarlo "con altura de miras" para elaborar "ese proyecto de país, atractivo" que "dé cabida a todos".

"Si salimos con altura de miras, con generosidad, estoy convencida de que esos dos consensos serían posibles", ha afirmado la presidenta de Andalucía, que ha defendido que los socialistas no deben ofrecer ya una redacción concreta de la reforma constitucional en aras del consenso. "Si ya de salida, le ofrece al otro el menú, si el menú no le gusta es muy difícil que lleguen a un entendimiento", ha defendido.

El papel de los socialistas, ha dicho, es hacer "lo que no está haciendo el presidente del Gobierno", esto es "facilitar un primer gran acuerdo de que hay cosas que hay que cambiar".

Díaz ha defendido que el PSOE asumirá este papel, dada la "indolencia" del presidente del Gobierno. "Él se tiene que poner al frente, para eso él es el presidente, y decirle a Cataluña y a España que esto tiene arreglo y lo vamos a a arreglar entre todos", ha subrayado.

Sin embargo, ha lamentado, Rajoy "ha querido poner una trampa" a los socialistas situando en su "tejado" la responsabilidad de "ofrecer una salida a los ciudadanos del país", una actitud que, ha dicho, es "síntoma de la flojera y la indolencia" del "peor presidente que podía tener España en un momento tan díficil".

LA DECLARACIÓN DE GRANADA, LA HOJA DE RUTA

Díaz ha explicado que este domingo los socialistas van a "renovar el pacto territorial" que el partido selló en Granada en julio de 2013, un documento que es "la hoja de ruta" en la que están "cómodos todos los socialistas".

En su intervención ante sus compañeros, antes de que tomara la palabra Pedro Sánchez, la presidenta de los andaluces ha avisado que el camino alternativo al que proponen los socialistas es el de "seguir levantando muros de confrontación y ahondando las diferencias" entre españoles. A su juicio, la "falta de liderazgo" de Rajoy está "complicando" la resolución de esta "situación peligrosa".

Díaz ha subrayado que el PSOE tiene claros los términos por donde debe avanzar a España y ha defendido la igualdad y la diversidad de España. Así, ha animado a seguir con la lucha contra la desigualdad como una de las "banderas" del socialismo y a reconocer "de verdad" la pluralidad y la diversidad" del país, porque, ha avisado, una sociedad que no lo haga "en positivo" está "condenada al fracaso".

A su juicio, ésta es la manera de abordar esta cuestión y no como hacen "algunos nacionalismos" que plantean debates "propios del siglo XIX". Díaz ha insistido en que España no sería igual sin Cataluña, Andalucía o Madrid y ha insistido en que todos los españoles aportan y son "necesarios".

"Yo creo que Cataluña es grande, es rica y es plena", ha subrayado, para añadir a renglón seguido que si es así es porque "ha sabido integrar de manera ejemplar a gente que no era catalana".

Además, Díaz ha recalcado que el objetivo de este consenso es "dar salida a los sentimientos de la gente", pero no a los que quieren irse de España. "No quiero dar más alas a los que lo que están buscando es otro Estado", ha recalcado, para después insistir en que los socialistas lo que van a hacer es dar voz a los que ahora "no tienen voz" en Cataluña porque no se sienten "representados" por un Gobierno que sigue "ahondando en la brecha" y "enfrentando a la gente".

Y ha garantizado que los socialistas van a estar "a la altura del momento". "Como partido, hemos vertebrado España, sabemos lo que queremos hacer con España, la gente está deseando confiar en nosotros. Seamos valientes, generosos y tengamos la altura de miras que muchos no tienen", ha afirmado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha