Focos

El Gobierno pierde las prisas para llevar al Congreso su proyecto de presupuestos

Partido Popular y PSOE no han vuelto a hablar de cuestiones económicas tras acordar objetivo de déficit y la subida del salario mínimo 

Pese al deseo de Rajoy de redactar un nuevo plan presupuestario, Hacienda carece de calendario

El secretario de estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, asegura que los primeros meses "se puede gestionar" sin nuevos presupuestos

- PUBLICIDAD -
(Amp) Montoro garantiza que la regularización fiscal "no borra ni limpia delitos" aunque sea por una sociedad

Cristóbal Montoro

El Gobierno ha perdido la urgencia de llevar al Congreso un proyecto de presupuestos para cuya aprobación tendría que hacer números y en cuyo debate podría encontrarse con el intenso proceso de primarias que prepara el Partido Socialista para primavera. Mientras Rajoy asegura que su Gabinete presentará unos nuevos presupuestos, en Hacienda no parece haber movimiento alguno en ese sentido. 

"Parece que Hacienda no tiene mucha prisa y que están en una situación cómoda con los presupuestos prorrogados", aseguran fuentes del grupo parlamentario socialista. La gestora del PSOE sigue instalada en su posición: presentarán una enmienda a la totalidad y, si Rajoy consigue salvarla, iniciarán las negociaciones en el trámite de enmiendas.

Partido Popular y PSOE no han vuelto a hablar de cuestiones económicas, tras acordar en diciembre el objetivo de déficit y la subida del salario mínimo.

Uno de los principales dirigentes de la dirección socialista afea el inmovilismo del presidente: "No pueden presentarse ante Europa no habiéndolo intentado. Tendrán que tomar una decisión y buscar una mayoría". 

En el Gobierno no se barajan calendarios y nadie sabe cuándo llegará el proyecto de presupuestos al Congreso. "Yo eso no te lo puedo decir. Mi papel empieza cuando el texto del presupuesto se envía al Congreso", asegura el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón. 

Ayllón considera que "se puede gestionar la Economía en los primeros meses con los presupuestos prorrogados". Sin embargo, el enlace del Gobierno con el Parlamento considera que "es conveniente" elaborar unas nuevas cuentas y asegura que "hay voluntad" del Gobierno para hacerlo. 

El manejo de los tiempos para iniciar el debate de presupuestos sitúa a Rajoy a merced de las decisiones que tome el PSOE en otro calendario: el del congreso federal que resolverá su liderazgo. Negociar unos presupuestos con el segundo partido en medio de unas primarias podría no ser la mejor opción para Moncloa. 

Mientras tanto, el Gobierno seguirá trabajando en su acercamiento al PNV para buscar los apoyos suficientes que les permitan superar el primer escollo parlamentario: salvar las enmiendas a la totalidad.  

El apoyo de Ciudadanos se da por seguro si las cuentas se reflejan en el acuerdo que, en su día, cerraron Rajoy y Rivera. 

Frente a todo este panorama, el Gobierno parece sumido en la tentación de dejar correr las semanas y seguir gobernando con la prórroga de las cuentas de 2016, actualizada con la corrección del objetivo de déficit. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha