eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno francés prohíbe una manifestación pro-inmigrantes en Calais

- PUBLICIDAD -
El Gobierno francés prohíbe una manifestación pro-inmigrantes en Calais

El Gobierno francés prohíbe una manifestación pro-inmigrantes en Calais

El Gobierno francés anunció hoy la prohibición de una manifestación de un colectivo pro-inmigrantes en Calais, prevista para el 1 de octubre, por el riesgo de que "haya problemas de orden público" como sucedió en protestas anteriores.

En un comunicado emitido por la Prefectura del departamento de Pas-de-Calais (equivalente a una delegación del Gobierno), se dan tres motivos para impedir la manifestación de la "Coalición Internacional de los Sin Papeles y Migrantes (CISPM)", una agrupación que defiende la libre circulación de todas las personas.

En Calais, ciudad del norte de Francia donde se agrupan miles de inmigrantes hacinados en un campamento, hubo una protesta en enero de este año apoyada por el CISPM y que desembocó en "numerosos desórdenes y graves problemas de orden público", recordó el prefecto.

A este motivo, añade el comunicado, se une "el riesgo de enfrentamientos entre extremistas de ultraizquierda (pro-inmigrantes) y de ultraderecha (contra)" y la "imposibilidad" de destacar policías suplementarios para mantener "la seguridad de la manifestación" debido a que no hay medios suficientes para ello.

"En estas circunstancias, la Prefectura de Pas-de-Calais decidió que la prohibición de cualquier tipo de manifestación es la única manera de prevenir eficazmente problemas de orden público de calado", concluye el comunicado, que avisa de las sanciones penales en caso de que se incumpla la prohibición.

Entre 7.000 y 12.000 inmigrantes -muchos de ellos demandantes de asilo originarios de países pobres e inestables como Sudán, Afganistán o Eritrea- están instalados en un precario e insalubre campamento a las afueras de Calais.

Muchos aguardan su oportunidad para cruzar al Reino Unido, mediante peligrosos abordajes a camiones que diariamente cruzan el Canal de la Mancha, mientras otros esperan que se regularice su situación para quedarse en Francia.

En los últimos meses son comunes las cargas policiales en el campo de inmigrantes, que, muchas veces, suceden en respuesta a los grupos de chavales que intentan bloquear la autopista anexa para detener a los camiones con destino al Reino Unido y aprovechar para meterse en sus bajos.

El presidente francés, el socialista François Hollande, anunció el cierre del campamento antes de final de año y el reparto de los inmigrantes desalojados en diferentes partes de Francia, idea que ha recibido la oposición de numerosos alcaldes y dirigentes regionales del centro-derecha y de la extrema derecha francesa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha