eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP rechaza prohibir indultos para casos de corrupción

EL PSOE defenderá este martes en el pleno del Congreso una proposición de ley en la que piden no conceder indultos a los condenados por corrupción y motivar las medidas de gracia que contará con el rechazo del PP

El departamento de Rafael Catalá asegura que “no existe ningún borrador” ni tampoco planes de acometer cambios en la ley del indulto a escasos meses de que acabe la legislatura

El senador popular Luis Rodríguez también rechazó en la Cámara alta el pasado 15 de abril una iniciativa de IU sobre la necesidad de cambiar la ley alegando que el Gobierno presentaría "en semanas" la reforma

44 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Catalá:"No hay impunidad para nadie" porque el "Estado de Derecho" funciona"

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, no prevé reformar la ley del indulto.

El Gobierno no tiene ningún plan para reformar la ley del indulto, cuya primera redacción data de 1870, pese a las promesas que el propio ministro de Justicia, Rafael Catalá, realizó nada más sustituir en el cargo a Alberto Ruiz-Gallardón. Así lo han asegurado portavoces de este departamento a eldiario.es que han sido tajantes al afirmar que no hay ningún borrador sobre la reforma ni tampoco lo habrá. En el ministerio aseguran que hay mucho trabajo acumulado y quedan pocos meses de legislatura para acometer cambios. El PP votará 'no' a la propuesta de reforma del PSOE que pide prohibir los indultos para casos de corrupción. 

El portavoz del PP, Rafael Hernando, ha confirmado que su grupo rechazará la toma en consideración de la proposición de ley que se debatirá esta tarde en la que los socialistas piden prohibir la concesión del indulto total o parcial por casos de corrupción "cuando se trate de delitos cometidos por una autoridad en el ejercicio de su función o cargo público, o prevaliéndose del mismo, con la finalidad de obtener un beneficio económico para sí o para un tercero".

En la propuesta piden también que los indultos sean "motivados" y que en los reales decretos que se publiquen en el Boletín Oficial del Estado se expliquen "las razones de justicia, equidad, utilidad pública o debida reinserción social del penado que concurren en la concesión del indulto a juicio del Gobierno".

"El mejor modo de evitar una conducta arbitraria en este ámbito es exigir que todo indulto, sea total o parcial, se acompañe de la expresión concreta de las razones que conducen al Gobierno a concederlo; esto es, a exigir que los reales decretos de indulto sean motivados", explica en su propuesta el PSOE.

La iniciativa será defendida por el diputado Gabriel Echávarri y contará con el apoyo del resto de los grupos de la Cámara baja, salvo el del PP, que "previsiblemente" la rechazará, según Arturo García-Tizón, que será el encargado de fijar la postura de su grupo.

En declaraciones al eldiario.es, García-Tizón argumentó que la posición de su grupo ha sido hasta ahora “rechazar todas las propuestas” e iniciativas presentadas sobre este asunto por los grupos de la oposición, por lo que “seguramente” la de este martes del PSOE seguirá la misma senda. El propio portavoz de su grupo, Rafael Hernando, confirmaba horas antes del debate el rechazo del PP.

El entorno del ministro, sin embargo, recuerda que Catalá, ante el escándalo que desataron algunos de los indultos concedidos por su antecesor, Alberto Ruiz-Gallardón, se comprometió a no aplicar la medida de gracia a condenados por delitos de corrupción, por malos tratos o por pederastia y lo ha cumplido, aunque no haya planes de cambiar la legislación.

Durante la etapa de Gallardón, entre 2012 y 2013, Justicia concedió 691 indultos entre los cuales hubo diez casos catalogados como “delitos contra la Administración Pública” y siete de ellos estaban relacionados con malversación o prevaricación.

A Gallardón le llovieron las críticas por el doble indulto decretado a cuatro mossos d'esquadra condenados por delitos de torturas, vejaciones morales, lesiones.

Otro de los que mayor alarma social causó fue el que el ministro otorgó en diciembre de 2012 a Ramón Jorge Ríos Salgado, el conductor kamikaze que en 2003 mató a un joven de 25 años en una autovía valenciana. Posteriormente se descubrió que en el despacho que llevó el caso trabajaba uno de los hijos del ministro Gallardón. Además, el abogado que lo defendió fue Esteban Astarloa, hermano de Ignacio Astarloa, diputado del PP. El Supremo anuló finalmente la medida de gracia en una decisión insólita.

Otro de los indultos más polémicos fue el concedido al guardia civil asturiano Manuel Arbesú González, condenado por la Audiencia Provincial a una inhabilitación de seis meses por grabar en su móvil una agresión sexual en el vagón de un tren mientras se mofaba de la víctima. El padre del guardia civil era concejal del PP en el Ayuntamiento de Lena.

Otro indulto que causó también perplejidad fue el que firmó, cuando estaba a punto de culminar la legislatura, el anterior Gobierno presidido por Rodríguez Zapatero, al exbanquero Alfredo Sáenz, aunque solo fuera parcialmente. El actual líder del PSOE, Pedro Sánchez, dijo en una entrevista a eldiario.es que el PSOE se empezó a hundir cuando se tomó aquella decisión

También se especuló con la posibilidad de que el Gobierno de Rajoy concediera un indulto al exministro y expresidente de Baleares Jaume Matas, condenado a prisión por tráfico de influencias. Finalmente no se le otorgó aunque Instituciones Penitenciarias le concedió el tercer grado, que luego revocó.

Un senador del PP aseguró que el Gobierno ultimaba un borrador

La inminente reforma de la ley fue anunciada el pasado día 15 de abril por el senador del PP Luis Rodríguez durante el debate en la Cámara alta de una proposición de ley del Grupo Mixto en la que se pedía reformar la ley en términos muy parecidos a los que este martes presenta el PSOE. La iniciativa fue defendida por el representante de IU Jesús Iglesias y fue rechazada por la Cámara alta con el único voto en contra del PP. Los demás grupos de la oposición la apoyaron.

Todos los portavoces que intervinieron en aquel debate calificaron la actual normativa de "anacrónica, arbitraria y discrecional". Incluso Rodríguez, representante del PP, reconoció que es una ley “anticuada”. Sin embargo, justificó la negativa de su grupo a respaldar la propuesta de IU alegando que el Gobierno estaba elaborando un borrador para acometer “una reforma integral de la ley del indulto acorde a la situación que vivimos". El popular pidió a los demás grupos que esperaran a ese nuevo texto y les invitó a respaldarlo.

Rodríguez sugirió incluso algunos de los aspectos que traerían como novedad el borrador. Como acotar el número de delitos a los cuales no se puede aplicar el indulto; o aumentar la motivación para su concesión. Pero el senador popular fue muy claro y aseguró que no podían aceptar la propuesta de IU como "percha" porque “la percha va a venir de la mano del Gobierno y del PP".

Pero en el Ministerio de Justicia no saben nada de esos planes anunciados por Luis Rodríguez, que en aquel debate hasta recordó las palabras de Catalá pronunciadas poco después de llegar al ministerio en sustitución de Alberto Ruiz-Gallardón.

“Decía el ministro: Señorías, el Gobierno está trabajando en la reforma del derecho de gracia, asociado con una idea que es común a la política y que venimos desarrollando en las distintas áreas del Gobierno, que es el mayor control y la mayor transparencia en el ejercicio de esta función. Tenemos que tener en cuenta los orígenes históricos de la figura del derecho de gracia; pero también en democracia, en un sistema democrático como el actual, en un ejercicio de transparencia por parte del Gobierno, estamos estudiando la posibilidad de llevar a cabo algún tipo de reforma que mejore el ejercicio del derecho de gracia. Estamos en un proceso de regeneración democrática, ofreciendo colaboración, ofreciendo acuerdo, y no descartando que se pueda llevar a cabo”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha