eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP rechaza la reforma que pretendía obligar a Rajoy a responder interpelaciones

Los 'populares' consideran que se trata de "una ocurrencia para atizar al presidente del Gobierno por tierra, mar y aire"

- PUBLICIDAD -
Rajoy pide no cargar contra los jueces por aplicar la sentencia de Estrasburgo

El presidente durante una comparecencia en el Congreso

El PP ha rechazado este martes la propuesta del PSOE que pide reformar el reglamento del Congreso para obligar al presidente del Gobierno a responder las interpelaciones de la oposición e incluir la figura de su reprobación, que ha contado con el apoyo de toda la oposición.

El diputado socialista Pablo Martín Peré ha defendido en el pleno la necesidad de adoptar medidas que hagan al Parlamento más transparente e impidan que, como ha pasado con el caso Bárcenas, el jefe del Ejecutivo pueda evitar las interpelaciones de la oposición y derivar la respuesta en otro miembro del Ejecutivo.

Para el diputado socialista es "incuestionable" que Rajoy mintió cuando compareció en agosto en el Congreso para dar cuenta del caso Bárcenas como ha demostrado el auto del juez la Audiencia Nacional Pablo Ruz que confirma la existencia de "indicios probatorio de una financiación irregular" en el PP.

"Una vez acreditado el déficit de sinceridad de Rajoy, el grupo socialista se ha visto obligado a hacer esta nueva propuesta", ha dicho tras recalcar que el presidente "tiene la obligación personalísima de dar explicaciones al Parlamento y a los españoles sobre sus mentiras".

Martín Peré ha lamentado que pese a que se ha constituido una ponencia para reformar el reglamento del Congreso no se haya reunido aún una sola vez, y ha abogado por poder plantear también la reprobación del presidente o sus ministros por faltar a la verdad.

Tras escucharle, el portavoz del PP en este debate, Ignacio Astarloa, ha criticado que a los socialistas "les trae sin cuidado" la reforma del reglamento y esta iniciativa es "una ocurrencia más para atizar al presidente del Gobierno por tierra, mar y aire" y para seguir hablando del "tema", pero no para mejorar el funcionamiento de la Cámara.

Además ha advertido al PSOE de que no puede proponer reformas reglamentarias si lo que busca es la "bronca" y no el consenso.

Astarloa ha asegurado que el PP está dispuesto a discutir una reforma parlamentaria e incluso convocaría "mañana mismo" la ponencia porque también quiere una institución parlamentaria moderna y respetada, pero ha pedido a la oposición que si se suma al diálogo no lo haga por "intereses particulares de menor altura".

Desde la Izquierda Plural, José Luis Centella ha considerado sin embargo que en el PP están "muy a gusto" con el actual reglamento, que les permite "blindar" al presidente para que pueda evitar dar explicaciones y ha avisado de que no permanecerán como "convidados de piedra" en una ponencia "que no existe" y no se convoca.

Con esta estrategia, según Centella, los populares sólo consiguen que "Rajoy pueda seguir faltando a la verdad" y que "no pase nada", pero no logran salvar su credibilidad ante los ciudadanos porque "el que no quiere comparecer es que algo teme o algo tiene que ocultar".

UPyD ha apoyado la iniciativa del PSOE aunque sea "parcial", porque es "estrictamente necesario" y "urgente" que los partidos empiecen a moverse para cambiar el reglamento, ha dicho su portavoz, Rosa Díez.

Diéz también quiere que sea posible la reprobación del presidente si falta a la verdad porque "la mentira es lo peor" y "lo más alejado de la política en mayúsculas".

Ha abogado así por la reprobación no vinculante -sin que conlleve moción de censura-, una "censura política" por parte de la Cámara al presidente, y ha ido más allá, al proponer que faltar a la verdad en sede parlamentaria sea constitutivo de delito.

Por su parte, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, se ha preguntado si la iniciativa del PSOE es oportunista porque forma parte de su estrategia de oposición ante el caso Bárcenas.

En cualquier caso, ha explicado el voto favorable del PNV, ya que están de acuerdo en el fondo, que es la necesidad de una reforma reglamentaria, y ha advertido a PP y PSOE de que si quieren acometerla no pueden hacerlo de forma "unilateral", sin contar con los grupos pequeños.

Igualmente, la diputada de CiU Montserrat Surroca comparte la conveniencia de mejorar la transparencia del Parlamento pero cree que el PSOE se equivoca de estrategia al mezclar esa petición con sus reproches a Rajoy por faltar a la verdad en el caso Bárcenas.

Por último, el diputado de ERC Joan Tardà ha confirmado su apoyo a la propuesta, aunque será un voto a favor "con amargura" porque no hubo reforma cuando gobernó el PSOE, y ha preguntado a los socialistas "dónde está su solidaridad cuando el grupo mixto es condenado al ostracismo", como ocurrió cuando fue vetado para participar en la comisión de secretos oficiales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha