eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE busca renovarse con nuevas propuestas sobre la relación con el Vaticano, corrupción e impuestos

Quiere que todos los partidos elijan en primarias al candidato a La Moncloa y debatirá nombrar a su secretario general con voto militante

- PUBLICIDAD -
El PSOE busca renovarse con nuevas propuestas sobre la relación con el Vaticano, corrupción e impuestos

El PSOE buscará el próximo fin de semana en su Conferencia Política renovar su proyecto ideológico y lo hará culminado el debate de sus nuevas propuestas para el socialismo de la próxima década, entre las que se encuentran revisar la relación con la Santa Sede, una reforma profunda de la fiscalidad e introducir nuevas medidas en la lucha contra la corrupción y a favor del buen gobierno.

La cita del próximo fin de semana pondrá fin a meses de debates y diálogos que se concretaron en una ponencia marco a la que se han presentado más de 12.000 enmiendas que se discutirán estos días. El resultado será un nuevo proyecto con el que el PSOE quiere "volver a conectar" con los españoles y recuperar el apoyo que perdieron en las últimas elecciones generales.

Una parte muy importante del proyecto se basa en una reforma profunda de la Constitución, en la que cobra importancia la nueva estructura federal que quiere el PSOE, de la que no se ocuparán los socialistas en esta cita porque cerraron el debate con la Declaración de Granada que firmaron los 'barones' el pasado julio.

Al margen de esto, la "actualización" de la Carta Magna buscará blindar derechos sociales e incorporar mecanismos que garanticen el Estado del bienestar. El derecho a morir dignamente y la creación de una renta básica de ciudadanía son algunas de las propuestas de esta reforma.

LAICIDAD.

Uno de los asuntos a los que el PSOE quiere dar protagonismo este fin de semana --y de hecho ocupará uno de sus foros abiertos-- es el de la laicidad. La ponencia marco habla de las discrepancias con los acuerdos Estado-Santa Sede, pero el secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, fue más allá en un acto reciente con jóvenes y se comprometió a introducir la revisión del Concordato.

Además, entre otras cosas, el PSOE se pone como meta una nueva ley de libertad religiosa --que ya fue promesa del Congreso de 2008, pero que no pudo cumplir después, tal y como reconoce en la ponencia--; reafirmar la neutralidad del Estado en la Constitución y revisar la "confesionalidad" que persiste en actos, símbolos y espacios públicos, y avanzar en la autofinanciación de la actividad religiosa.

CORONA: REGULAR LA ABDICACIÓN Y DEFINIR EL PAPEL DEL PRÍNCIPE.

El PSOE cree también que hay que modificar la Constitución para eliminar la preferencia del varón sobre la mujer en la sucesión a la Corona y elaborar una Ley Orgánica que regule la abdicación y renuncia así como cualquier duda de hecho o derecho en relación con el orden de sucesión y otra que aborde la definición precisa del estatuto jurídico del Príncipe de Asturias.

Asimismo, plantea una amplia batería de medidas para luchar contra la corrupción, que comienza con una ley de financiación de partidos que prohíba las donaciones privadas de empresas que tengan contratos con la Administración. También quiere crear un tipo penal específico de financiación ilegal de partidos; revisar la institución del indulto para que se aplique a casos "muy excepcionales"; regular la actividad del lobby y crear una Agencia de Evaluación Urbanística y de Suelo, entre otras medidas.

Además, los socialistas plantean revisar las condiciones del ejercicio de la política para avanzar en la transparencia y el buen gobierno. En este capítulo, señala que "los ejercicios de austeridad personal", los salarios públicos ajustados, la limitación de mandatos y las incompatiblidades para desempeñar varios cargos institucionales es la línea a seguir.

Una medida concreta es prohibir que los sobresueldos para quienes compatibilicen un cargo público con una responsabilidad orgánica, aunque las normas lo permitan.

También quieren reformas del sistema parlamentario que, entre otras cosas, pasan por crear la oficina del ciudadano en las Cortes Generales, el denominado diputado 351, que entre otras cosas deberá gestionar las Iniciativas Legislativas Populares, a las que también quieren dar un impulso.

Y plantean establecer que todos los candidatos a presidente del Gobierno, y no sólo los del PSOE, deban ser elegidos en elecciones primarias. Por lo que se refiere a las listas electorales, sugiere "abrirlas" para que puedan señalarse "preferencias personales" e imponer las listas cremallera.

MODELO DE PARTIDO.

En la Conferencia Política también se discutirán cuestiones orgánicas, aunque cualquier decisión que se quiera tomar a este respecto deberá pasar, según corresponda, por un Comité Federal o incluso un Congreso.

Así, sobre las primarias la ponencia sólo incluirá su introducción en el funcionamiento del PSOE y algunas reglas generales, ya que el reglamento y la fecha son asunto del Comité Federal. Al margen de esto, se debatirá sobre la elección directa del secretario general del PSOE por parte de los militantes, un cambio al que se opuso en el 38 Congreso del partido, pero al que se quiere dar otra vuelta dado el "debate" que sigue suscitando.

Se estudiarán nuevas formas de militancia, mediante nuevas fórmulas de "compromiso" con el partido, por ejemplo, sectorial, y modos de elevar los niveles de transparencia y participación.

ECONOMÍA.

En cuanto a la economía, los socialistas creen que hay que cambiar el modelo productivo, hacer un "gran pacto social" por el empleo y cerrar la "brecha fiscal". A partir de aquí, proponen un plan de rescate para jóvenes; garantizar por ley una inversión en polítifcas de empleo de, al menos, el 1,5% del PIB; crear una agencia pública de financiación; y elaborar un estatuto del emprendedor rural, entre otras cosas.

Además, proponen una reforma estructural del sistema fiscal, que parte del principio de que "pague más quien más tiene". Es decir, que paguen más los grandes patrimonios y las grandes corporaciones y se reduzca el peso a las rentas medias y rentas del trabajo.

Para empezar, proponen integrar en el IRPF la tributación de la retabilidad de toda la riqueza patrimonial de las personas, incluyendo SICAVs y fondos de inversion y revisar las deducciones regresivas del IRPF, como la de los planes de pensiones.

También quieren acordar una base imponible consolidada común del Impuesto de Sociedades; fijar un suelo mínimo homogéneo para todas las comunidades autónomas del impuesto de sucesiones y donaciones; y aumentar la contribución del sector financiero a la sostenibilidad de las cuentas públicas con dos nuevos impuestos: uno que grave el pasivo de las entidades, neto de capital y depósitos, y otro que grave los bonus y retribuciones variables.

Asimismo, tratarán de hacer más independiente la Agencia Tributaria; elaborar una ley antifraude; endurecer las sanciones contra el fraude y el delito fiscal, ampliando el plazo de prescripción y reforzando las medidas que permitan el cobro efectivo de las deudas. y revocar las licencias bancarias a las entidades que favorezcan el fraude o se nieguen a colaborar con las autoridades tributarias.

OTRAS MEDIDAS.

Al margen de todas estas medidas, los socialistas tienen en su ponencia marco otras propuestas como la derogación de la Ley de Costas, la recuperación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía; y el desarrollo de la ley de 2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo para "garantizar el derecho a decidir".

Incluyen también su compromiso de no prorrogar la vida útil de las centrales nucelares más allá de los 40 años; recuperar la cobertura universal del derecho a la atención sanitaria y eliminar los copagos, y añadir a su denominación el nombre del Partido Socialista Euroepo, como "manifestación sin precedente del compromiso del PSOE con la construcción europea".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha