eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pedro Sánchez convoca a su comisión negociadora para decidir sus siguientes pasos con Podemos

El equipo más próximo al candidato socialista se reunió tras la primera sesión de la investidura y decidió no tener nuevos contactos antes del viernes

El PSOE se muestra indignado con Iglesias por su ataque a Felipe González por los GAL

Podemos y las confluencias no confían en poder acercar posturas con el PSOE antes de la segunda votación de investidura 

178 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Sánchez cierra el debate llamando a poner en marcha "el cambio"

Pedro Sánchez en su escaño durante el debate de investidura

Pedro Sánchez quiere analizar sus próximos movimientos para afrontar la segunda votación de su investidura después de haberse quedado solo con Ciudadanos en la primera sesión. El candidato socialista ha convocado a su comisión negociadora este jueves a mediodía en el Congreso para decidir qué hace de aquí al viernes con Podemos y las confluencias. Los siguientes pasos que debe dar el candidato socialista han sido objeto de debate en el PSOE, donde hay una profunda indignación con Pablo Iglesias por su ataque a Felipe González por los GAL: "Tiene el pasado manchado de cal viva", expresó el líder de Podemos.

Aunque en su respuesta a Iglesias el candidato socialista ha mantenido "la mano tendida" a las fuerzas de izquierdas para alcanzar un entendimiento pese a las palabras de Iglesias sobre el expresidente, la decisión que ha tomado con su equipo más cercano en caliente, tras salir del debate, ha sido la de no llamar a Iglesias para intentar recabar su apoyo. Sin embargo, fuentes socialistas han explicado que después han optado por dejar pasar unas horas y reunirse con los negociadores socialistas para analizar con detenimiento sus próximos movimientos. 

En el seno del partido hay una indignación compartida por el ataque de Iglesias al expresidente socialista, pero hay división de opiniones sobre cómo manejar los tiempos y gestionar la estrategia ante las fuerzas de izquierdas con la vista puesta en una repetición electoral, que el PSOE da casi por segura. Los socialistas coinciden en que Podemos no quiere llegar a un entendimiento: "No hay voluntad de acuerdo", repiten con insistencia las fuentes consultadas. 

Por un lado, hay dirigentes que consideran que el tono "bronco" de Iglesias ha cerrado la puerta a cualquier tipo de diálogo. "No conduce a nada", decía un miembro de la comisión negociadora del PSOE al terminar el pleno de este miércoles. Sobre la posibilidad de llamar a Iglesias para intentar un acercamiento antes de la segunda votación una de sus compañeras de equipo se pronunciaba de la misma manera: "¿Para qué? Ya ha quedado todo dicho hoy".

Algunos miembros de la Ejecutiva compartían ese pensamiento al entender que la intervención de Iglesias ha complicado las pocas posibilidades de acuerdo que veían. "Después de esto, ¿cómo les vamos a llamar? Es imposible. Esto lo ha complicado", expresaba un dirigente profundamente molesto con las "hirientes" palabras de Iglesias sobre González. 

Sin embargo, en la dirección del PSOE no todos coinciden y hay miembros de la Ejecutiva que piensan que Sánchez debe dar pasos al frente con los de Iglesias, aunque reconocen que por estrategia ante la opinión pública: "Pierde quien no lo intenta", dice una dirigente próxima al secretario general. "No hay nada roto por nuestra parte", agregaba otra dirigente.

En el PSOE ven pocas posibilidades de llegar a un acuerdo y reconocen que lo que está sucediendo estos días se lee en "clave electoral". "Podemos  está en su relato del sorpasso y habrá que ver si lo consiguen", expresa un veterano diputado, que considera que la actuación de Iglesias en la sesión de investidura les aleja de parte de su electorado. Es una opinión compartida por muchos de los dirigentes consultados.

"Podemos no está tan unido como dicen. Han votado en contra y el viernes igual también, pero no van a aguantar hasta el 3 de mayo [cuando termina el plazo para que un candidato logre el respaldo de la Cámara] -expresan fuentes oficiales-. Dependerá de lo que les convenga electoralmente". Ferraz confía en que Sánchez se haya ganado a parte del electorado con su actitud ante las negociaciones y en que las acciones de Podemos desgasten a los de Iglesias hasta junio.

"La opción es que ellos vean que les va a ir peor en otras elecciones", dice una miembro de la Ejecutiva de Sánchez, que deja la puerta abierta a que puedan alcanzar un acuerdo también antes de que se disuelvan las Cortes.  "Jugarán a la CUP y lo harán en el último momento", reflexiona un diputado que considera que estratégicamente a Podemos le vendría mejor ser "la oposición del PSOE" y beneficiarse del desgaste que pueda producir a los socialistas estar en el Gobierno.

Podemos no ve margen de negociación "de aquí al viernes"

Mientras el PSOE decide si intenta ganarse a Podemos en las próximas 48 horas o lo da por perdido, los de Iglesias y las confluencias catalana y gallega no confían en poder acercar posturas con el PSOE antes de la segunda votación de investidura del próximo viernes. Y fían las opciones de alcanzar un acuerdo a lo que ocurra a partir del lunes que viene. "No hay margen de aquí al viernes", señalan fuentes de la dirección de Podemos a eldiario.es.

En público y en privado insisten en que tienen "la mano tendida" para retomar las negociaciones con el PSOE siempre y cuando Pedro Sánchez opte por intentar sumar una mayoría de izquierdas. "Mano tendida para retomar el carril del Gobierno del cambio", en palabras de Íñigo Errejón.

Varios diputados del grupo confederal consultados por eldiario.es creen que hay margen para la negociación en los dos meses que van desde que se abre la sesión de investidura hasta que se disuelven las Cortes y se convocan nuevas elecciones. Sostienen que es el PSOE quien veta cualquier opción de diálogo y entendimiento y creen que está al alcance de Pedro Sánchez lograr los apoyos necesarios para un segundo intento de investidura.

Más allá de la bronca del debate de este miércoles, miembros del equipo negociador de Podemos, En Comú y En Marea se han mostrado contrariados con el contenido de las diferentes intervenciones de Pedro Sánchez en materia de lucha antidesahucios, de política fiscal o laboral.

Sobre la referencia explícita a los GAL y a la posible implicación del expresidente del Gobierno, Felipe González, las sensaciones son menos unánimes. Los diputados no reprochan el fondo del mensaje y recuerdan las sentencias judiciales que constataron la existencia de terrorismo de Estado durante los gobiernos del PSOE. Pero algunos creen que la primera referencia que hizo Iglesias en el discurso inicial era suficiente. "Lo que se dice en la Cámara queda en la Cámara", señala un destacado dirigente del partido a eldiario.es.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha